El presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios de Misiones, Waldemar Laumann, aseguró que algunos “empresarios no permiten que empleados bomberos dejen su trabajo para sofocar incendios” o les descuentan el presentismo, cuando no lo suspenden o despiden. Misiones registró más de 40 focos de incendios en estas semanas aunque la lluvia ayudó a combatir algunos de ellos.

Viernes 27 de noviembre de 2020. El presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios de Misiones, Waldemar Laumann, dijo que trabajan sin descanso ya que a cada momento les avisan de un nuevo foco de incendio. “Contamos con todos los elementos necesarios para combatir el fuego pero no damos abasto. Ya se quemaron más de 70 hectáreas de monte nativo en la reserva Yabotí, y eso no se recupera”.
Por otra parte criticó duramente a los ciudadanos que “no respetan y encienden fogatas” y a los empresarios que “no permiten que sus empleados -que también son bomberos voluntarios- dejen su actividad laboral cuando hay una alarma de incendio y salgan a apagarlos”.
Incuso, aseguró, hay empresarios que amenazan a sus empleados “con descontarles el presentismo si se ausentan, con suspenderlos o incluso con despedirlos”.
En ese sentido Laumann dijo que la Asociación de Bomberos Voluntarios de Montecarlo perdió a tres bomberos que debieron optar por el trabajo o la continuidad de la prestación del servicio; ya que sus empleadores le plantearon o el trabajo o ser bombero voluntario.
Tras cinco días intensos de fuego en la zona de la reserva Yabotí, en El Soberbio, las lluvias que comenzaron a caer en la madrugada del jueves alivianaron la situación.
Desde el municipio indicaron que el agua caída en la zona aplacó las grandes llamas, lo que facilitó el trabajo de los bomberos que desde la madrugada se lanzaron a sofocar el fuego de los troncos que quedaron ardiendo.
La situación en la reserva Yabotí era la más compleja de Misiones. Se calculaba que más de 200 hectáreas habían sido afectadas por el fuego, y que se ponía en riesgo, al menos, 25 especies propias de la biodiverisidad misionera.
Durante el miércoles, el día de los trabajos más intensos, con un cuerpo de 90 brigadistas se trató de poner un freno a las llamas que avanzaban por el monte. Los miembros del Plan Manejo del Fuego, guardaparques, Defensa Civil, bomberos voluntarios y policías de Misiones se abocaron a esa tarea.
El fuego fue contenido pero recién con la llegada de las lluvias, durante la madrugada y las primeras luces de este jueves, el fuego se pudo controlar.

El gobernador Oscar Herrera Ahuad con brigadistas.

AFS – Misiones Pural