Ginés González García renunció a pedido del Presidente y Carla Vizzotti es la nueva ministra de Salud. Este cambio en el Gabinete ocurrió luego de la polémica que generó el periodista Horacio Verbitsky al admitir que fue vacunado contra el coronavirus en dependencias de esa cartera.

Sábado 20 de febrero de 2021. El presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia al ministro de Salud, Ginés González García, y designó en su reemplazo a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, luego de una polémica generada cuando el periodista Horacio Verbitsky admitió públicamente que se le aplicó una vacuna contra el coronavirus en dependencias de esa cartera, dijeron fuentes oficiales.
Ginés renunció, no sin dejar de explicar que todo fue una gran confusión de su Secretaría Privada pero asumió “la responsabilidad por la equivocación”. El ahora exministro aseguró, a través de una carta que hizo pública, que las personas vacunadas “pertenecen a los grupos incluidos dentro de la población objetivo de la campaña vigente”.
En su despedida, a través de la red social Twitter, Ginés expresó su “gratitud a la inmensa mayoría del Pueblo argentino por su compromiso y apoyo a las políticas que implementamos para reconstruir un sistema de salud federal, con más equidad, acceso y calidad”.
Antes, el pedido de renuncia le llegó a través del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero después que Alberto Fernández le pidió explicaciones, que escuchó por teléfono, y aún así decidió el reemplazo en esa función. Por entonces, las redes sociales fueron lapidarias con el Gobierno y los medios de comunicación junto a la oposición hacían leña del árbol caído.
El nombre de Carla Vizzotti empezó a sonar como el reemplazo más adecuado, por la formación y trayectoria de la mujer, y fue confirmada como ministra de Salud ya entrada la noche. Es médica especialista en vacunas, egresada de la Universidad del Salvador y presidenta y fundadora de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología. Tiene 47 años. Asumirá hoy, sábado a las 17, en una ceremonia que tendrá lugar en la Residencia Oficial de Olivos.
El escándalo en torno a este caso, fogoneado por los medios de comunicación, tapó el lanzamiento del Consejo Económico y Social que el propio presidente Alberto Fernández presentó al mediodía, desde el Centro Cultural Kirchner.

Verbitsky
El periodista Horacio Verbitsky dijo en su columna radial, este mismo viernes por la mañana: “decidí vacunarme. Me puse a averiguar en dónde hacerlo. Llamé a mi viejo amigo, Ginés González García, a quien conozco desde mucho antes de que fuera ministro. Me dijo que tenía que ir al hospital Posadas. Cuando estaba por ir, recibí un mensaje del secretario de Ginés que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera allí a darme la vacuna” y así lo hizo.
A raíz de esas declaraciones, estalló el escándalo: Verbitsky fue despedido de la radio y el propio Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entidad que preside Verbitsky, rechazó la vacunación preferencial y se distanció de su propio jefe.
Y Alberto echó a Ginés.

La renuncia de Ginés
En la carta que hizo pública después de presentar su renuncia donde asume la responsabilidad del error involuntario, Ginés González García aseguró que las personas vacunadas “pertenecen a los grupos incluidos dentro de la población objetivo de la campaña vigente” y anheló que los sucesos sean el disparador para “cumplir cabalmente con los criterios establecidos en ese plan de vacunación acordado con todas la gobernadoras y gobernadores”.
“Lamentaría sinceramente que semejante malentendido pudiera deslucir una gestión que dio un fuerte impulso a la reconstrucción del sistema de salud, que recuperó programas desmantelados por la gestión anterior”, escribió, para detallar las principales acciones que llevó adelante el recuperado (el Gobierno anterior le bajó de rango) ministerio de Salud Pública.
El exministro mencionó entre esas iniciativas que fueron puestos en valor “el Programa Nacional de Inmunizaciones, que permitió interrumpir el peor brote de sarampión”; el restablecimiento del “funcionamiento del Consejo Federal de Salud como órgano rector del sistema”; y la revalorización de “institutos que resultaron fundamentales ante la pandemia, tales como el Anmat y la Anlis”.
González García, reconoció que “esta recuperación pudo lograrse gracias a la cancelación de las inmensa deuda que dejó impagas el gobierno anterior, que equivalía a más de tres meses del presupuesto anual del ministerio; a la duplicación en términos reales del presupuesto destinado a salud; y a un aumento en las transferencias a las provincias, que alcanzaron un valor seis veces mayor en comparación al año 2019”.
“También en esta breve pero intensa gestión se fortalecieron las áreas, programas y acciones vinculadas a géneros y diversidades, salud sexual y reproductiva, enfermedades transmitidas por vectores, enfermedades no transmisibles y salud mental” .
Además, “se jerarquizó y protegió a las trabajadoras y los trabajadores de la salud mediante incentivos económicos y la creación de programas como el Plan Nacional de cuidado de trabajadores y trabajadoras de la salud y el Plan Nacional de enfermería 2020-2024”, dijo.
Asimismo, relevó que “se lanzó el programa Impulsa para la aplicación de herramientas de salud digital que mejora la equidad mediante la articulación federal y la integración de los sistemas de salud”.
Respecto a la pandemia, destacó “la rápida respuesta del ministerio, gracias a una inédita colaboración con los Gobiernos provinciales y municipales, incluso de aquellos cuyas autoridades pertenecen a distintos partidos políticos”.
“Desde el primer momento el Estado nacional proveyó sin demoras a la sociedad toda la información que disponía sobre la pandemia”, ponderó.
También sostuvo que el ministerio de Salud “diseñó y llevó a cabo acciones de distinto tipo para dar respuesta a la pandemia, entre las que se destacan el plan estratégico nacional Covid-19; la elaboración y la aprobación de recomendaciones y protocolo; la puesta en marcha del programa detectar en el ámbar y luego el Detectar federal en el resto de las provincias; la compra y distribución a las jurisdicciones de equipamiento médico, medicamentos, equipos de protección personal e insumos críticos de diagnóstico”.
“El continuo apoyo técnico y la comunicación permanente con los Gobiernos provinciales y las obras sociales; el fortalecimiento al sector privado y de la seguridad social a través de subsidios, préstamos de respiradores y gestión coordinada de recursos; y la aprobación del plan estratégico para la vacunación contra el Covid-19 para inmunizar al 100 % de la población objetivo en forma escalonada, de acuerdo con la disponibilidad de las vacunas y la priorización de riesgo” completan esta nómina de acciones que destacó.
Por otra parte, reseñó que el ministerio de Salud adquirió un total de 4.136 respiradores, lo que permitió incorporar 4.026 camas de unidad de terapia intensiva para adultos, produciendo un aumento extraordinario del 47%, lo que generó además un fuerte aumento de la equidad porque además de haberse priorizado las provincias que disponían con menos recursos físicos la participación del sector público en el total de camas de UGT y adultos pasó del 28% al 40%”.
“Hoy podemos decir con orgullo que el acceso y la calidad a la atención de pacientes con Covid-19 fue igualitaria en todo el país: la condición económica no fue obstáculo para ningún argentino o argentina”, destacó.
Dirigiéndose al Presidente dijo: “Acuerdo con usted en las palabras que expresó hoy al presentar el Consejo Económico y Social: el odio entre sectores nos ha dejado una sociedad profundamente injusta, profundamente desigual”.
“Hice todo lo posible por restablecer los diálogos. Sepa que a partir de ahora seguirá encontrándome en el mismo camino, mirando hacia el futuro y procurando la unidad de las argentinas y los argentinos para construir un país más libre justo y soberano”, concluyó su carta al jefe de Estado, publicada en su cuenta en la red social Twitter.

RP – Misiones Plural