Es un grupo de dirigentes que se referencian en Patricia y Pichetto, pero con vínculos con otros sectores del PRO. Proponen armas libres y luchan contra la “sanata” de género, dicen.

Martes 2 de marzo de 2021 (LPO). El episodio de las bolsas mortuorias frente a la Casa Rosada durante la protesta opositora del sábado pasado le dio visibilidad a Unión Republicana, la línea bolsonarista de Cambiemos cuya rama Jóvenes Republicanos encabezó la protesta que despertó repudio de casi todos los sectores de la política nacional.
Unión Republicana es un sector todavía marginal dentro del PRO, aunque con lazos con dirigentes importantes del ala dura como Patricia Bullrich, Miguel Pichetto, Guillermo Dietrich y Cristian Ritondo.
La base del bolsonarismo macrista es un grupo de legisladores de la Patagonia referenciados en Pichetto. La cara más visible es el diputado nacional neuquino Francisco Sánchez, conocido por proponer armas libres y por su campaña contra la “sanata” de género.
Se trata de una línea de pensamiento idéntica a la de Jair Bolsonaro y a los españoles de Vox. Semanas atrás, los referentes de Unión Republicana y otros dirigentes del PRO firmaron “la carta de Madrid” contra el comunismo impulsada por Eduardo Bolsonaro y Santiago Abascal.
También integra Unión Republicana el pastor evangelista David Schlereth, el otro diputado del PRO por Neuquén. El nexo más sólido del grupo con Pichetto es el legislador provincial rionegrino Juan Martín. Otro legislador provincial que integra UR es Bartolomé Abdala, de San Luis.
UR también tiene presencia en Rosario con el grupo político que encabeza el ex diputado nacional Lucas Incicco. Junto a él son parte del ala bolsonarista la concejala rosarina Renata Ghilotti y representante de futbolistas Ricardo Schlieper, amigo de Mauricio Macri.
Pero el líder del espacio es el abogado Martín Pugliese, que se presenta también como consultor en comunicación. Fuentes de la oposición dijeron a LPO que Pugliese trabajó en las sombras con el ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y ahora lo hace con Patricia Bullrich.
Pugliese está ligado a Dietrich porque integra la fundación Grupo 25, que el ex ministro de Transporte creó junto con Esteban Bullrich. El senador nacional le garantizó a Pugliese empleo durante casi diez años, primero contratándolo como asesor del Ministerio de Educación porteño desde 2010 hasta 2015 y luego también como asesor en el ministerio nacional donde permaneció hasta el final del mandato de Macri.
Otro hombre de Dietrich que integra el bolsonarismo macrista es el ex titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Ramón Lanús. El abogado de San Isidro se fue de la gestión nacional con varias denuncias en su contra lo que no le impidió recalar como síndico en el CEAMSE, como reveló LPO.
UR también está conectada con el jefe de los diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo, a través de su jefa de despacho, Jimena de la Torre. Se trata de la ex subdirectora general de AFIP y ex jefa de gabinete de la Unidad de Información Financiera (UIF) durante el macrismo.
En la rama juvenil de UR destacan Ulises Chaparro, un tuitero ultra macrista cercano a Patricia Bullrich, y la abogada Inés Liendo, nieta del fallecido ex ministro de la dictadura y presidente interino de facto durante veinte días, Horacio Liendo. Chaparro fue el que ideó la protesta con bolsas cadavéricas que llevó a quejas incluso de sectores de Cambiemos como Martín Lousteau.