Reapareció Ramón Puerta como posible candidato. La Renovación y el FdT aspiran a ocupar las tres bancas en juego en octubre ¿Enroque en el Pays? La Renovación y el FdT tienen la aspiración común de consagrar los tres diputados nacionales que se eligen en octubre. Sería una unión contra el neoliberalismo no meramente electoral. La irrupción de Ramón Puerta como posible candidato mueve el tablero de la oposición. el Pays analiza un enroque entre Cacho y Sereno. Junio espanta a JxC, la Renovación plebiscita el modelo y la gestión y el Pays tiene la oportunidad de crecer como oposición provincial.

Jueves 11 de marzo de 2021. El protagonismo público que retomó Ramón Puerta en la vereda de la oposición esta semana modifica inexorablemente el escenario político electoral. La foto del lunes con Pichetto en Rosario y su aparición anoche en TN (foto) carga con toda la densidad política de Puerta. El “armado estratégico” del peronismo republicano, más allá de que esa significación sólo actúe en la esfera simbólica, tiene el claro propósito de disputar espacios al interior de Juntos por el Cambio y a la vez constituir sentido para los sectores del peronismo en la diáspora del Partido Justicialista. En la jerga: una ambulancia para los heridos que deje la “kirchnerización” o “camporización” del PJ que, si bien, pasará a presidir Alberto Fernández, tendrá en cargos de conducción a Máximo y a Kicillof.
Esta irrupción de Puerta no es sólo una foto. Su prima Ana María, que fue intendenta de Apóstoles y después diputada, viene realizando reuniones con ex intendentes y punteros en su departamento aquí en Posadas, con el mandato expreso del armado para Ramón. La gente sabe que habla por él.
Así como Mauricio Macri consiguió una vaca de 14 millones de dólares para comprarse la señal LN+ en la que desembarcaron los gurkas del periodismo de guerra, Puerta invirtió en su señal de cable de Posadas para potenciar su voz en la doble oposición al gobierno provincial y nacional.
La postulación de Puerta en octubre es consecuentemente probable, lo que es mucho más que posible. Se desestructuraría de esa manera el acuerdo alcanzado en JxC Misiones y que se difundió también esta semana. Acuerdo, claro está, en la distribución de los lugares en las listas de diputados provinciales y nacionales. Fue así que en JxC primó la racionalidad sobre las operaciones y presiones de los directivos que consideran que quedan afuera injustamente.
Los plazos electorales por la convocatoria provincial para el 6 de junio, obligó a cerrar la distribución primaria en la lista de diputados provinciales. Será encabezada por la UCR y seguirá el PRO y Activar que es el sello misionero del peronismo republicano. La lógica patriarcal del ucerreísmo choca así con la realidad. Si un varón encabeza la lista, el próximo varón recién podría figurar en el séptimo lugar. Y nadie quiere arriesgar. Ecuación que además se agrava si la lista la encabeza una mujer. Nadie duda de los méritos de Anita Minder que es impulsada por otras dirigentas puede disputarle a Pepe Pianesi ese primer lugar.

Anita Minder.

El varón en este caso podría recién ocupar el cuarto lugar en la lista.
Pero esas son movidas de la distribución secundaria, es decir al interior de cada fuerza. La fundamental para avanzar quedó definida, como se dijo en el orden UCR, PRO, Activar. Como venimos sosteniendo desde Plural, sin resolver junio, los partidos y frentes no podían definir las candidaturas para octubre. JxC resolvió junio, pero no pudo resolver octubre y los tres partidos competirán en las primarias abiertas, se convoquen en agosto o se posterguen.

Unión contra el neoliberalismo

Alberto Fernández y Oscar Herrera Ahuad.

Es el escenario en el que irrumpe Puerta, con toda su trayectoria política y de relaciones, lo que también obliga al Frente de Todos y a la Renovación. Ayer, Hugo Passalacqua en declaraciones a Misiones Plural, a la vez que remarcó que la Renovación como partido provincial es “socio político” del presidente Alberto Fernández, pero no pertenece al FdT, adelantó que “por ende vamos a militar para que triunfe en los comicios nacionales de octubre”.
Se desliza así la estrategia de unirse para ocupar las tres bancas en la Cámara de Diputados de la Nación que Misiones renueva en octubre, lo que tiene bien entendido la dirigencia del PJ local, como los Irrazábal: Juanchi y Cristela. Unión contra el neoliberalismo que trascendería las meras alianzas electorales. Para afianzar políticas transformadoras, la Casa Rosada necesita imperiosamente tener la mitad más uno en Diputados, ya sea con representantes propios o con socios confiables que no se embarquen en delirios como hoy la bancada presidida por Graciela Camaño de Barrionuevo. Para sumar, no alcanza con Buenos Aires, debe sumar de a uno en las provincias como Misiones.
Las elecciones de junio constituyen un plebiscito de la gestión de Herrera Ahuad pero al mismo tiempo el modelo. La Renovación fundamentalmente se expone al pronunciamiento popular en defensa de las políticas disruptivas con los mandatos nacionales que la identifican como “misionerista” desde su constitución en 2003 con la impronta trasversal de los partidos tradicionales y sectores de independientes. Esta significación autonómica no termina de entenderse en Buenos Aires, tan es así que el Presidente le preguntó más de una vez al Gobernador por las razones de la convocatoria en junio cuando juntos volaron en el helicóptero que los trasladó de Posadas a Yapeyú hace unos días.
Pero el que se quemó con leche ve una vaca y llora. Fernández como jefe de gabinete en 2007 fue uno de los artífices de la candidatura de Tschirsch con el respaldo de Viana y Lozina en Posadas para “nacionalizar” el peronismo misionero que ya doctrinariamente enriquecía a la Renovación. Aprendida esa lección, es posible y muy probable entonces que el justicialismo no juegue con el FdT en junio en Misiones y considere el resultado como un triunfo que genere el efecto cascada hacia las nacionales de octubre.

¿Enroque entre Cacho y Sereno?

Cacho Bárbaro y Martín Sereno.

Este escenario no es neutral para el Pays que tiene la oportunidad de consolidarse como oposición en la provincia ya que la UCR y el pejotismo siguen enredados en los alineamientos nacionales.
Cabe recordar que el Pays nació en los márgenes. Más precisamente en la zona del río Uruguay como expresión de los reclamos, en principio de tabacaleros para ampliar su base a toda la zona rural, en la que Cacho Bárbaro es referente insoslayable. El crecimiento como portavoz de los sectores sociales más postergados, pero a la vez enrolados en los movimientos como el Evita, que institucionalizan sus demandas, lógicamente generó el posicionamiento de nuevos referentes, entre los que se destaca Martín Sereno.
Si se le suma a los representantes de los pobres urbanos, las tensiones en la conducción del partido son propias de las crisis de crecimiento. Mal interpretadas dan lugar a rumores de rupturas y de internas al estilo radical. Sin embargo, sus máximos dirigentes refuerzan la unidad como una cuestión indiscutida, en un mensaje hacia afuera pero también hacia adentro del espacio y no caen en las trampas que tienen el propósito de dividirlos y debilitarlos.
Pero lo que es cierto es que la consagración de Bárbaro como diputado nacional y como soldado del FdT terminó diluyendo su representación. Cacho se ganó el espacio a fuerza de reclamos intransigentes. Levantar la mano ahora acríticamente como parte de un bloque de más de cien diputados y manejados con la cabeza de porteños, le genera un costo en la relación con su base. Es la razón por la cual, el Pays tiene en análisis un enroque: Sereno a Nación como diputado y la vuelta de Cacho a la provincia encabezando la lista de candidatos en junio. Es una movida “para contener a la tropa”.
Pero ese enroque interno, destacan, en el Pays, también tiene consecuencias, como la pérdida del espacio hiperactivo que mantiene Sereno en la Misiones profunda, en lugares y situaciones donde nunca estuvo ningún otro legislador, con acompañamiento concreto a los reclamos y gestiones ante autoridades de Nación y Provincia.
El enroque tiene razones estratégicas, pero los involucrados no están convencidos. Sin embargo, la realidad los apura, “Cacho –revelaron- sabe que desde la banca nacional tiene más exposición para reclamar soluciones, también es consciente que descuidó su gente y ya se le fugaron dos de los tres intendentes”.
El enroque tiene otras consecuencias. Pichi Esper sería el reemplazante de Bárbaro. Hoy al frente de la delegación de la Anses, ya demostró una capacidad de gestión destacable. En un año movió el doble de expedientes que su antecesor cambiemita en el cargo. Su inserción en el bloque del FdT en el Congreso Nacional no sería nada forzado. Es peronista hasta la médula. Además potenciaría su crecimiento como uno de los dirigentes más lúcidos de su generación.

Pichi Esper Perié junto a Cristina Kirchner.