El ministro de Cultura de Misiones, el músico “Joselo” Schuap está internado afectado por coronavirus. Su cuadro es serio, con problemas respiratorios, pero no grave. El propio Joselo utilizó sus redes, este viernes, para dar cuenta de su situación, después que se conociera su internación por Covid19. Los mensajes de acompañamiento y solidaridad, multiplicados por cientos, tienen un denominador común: “¡fuerza, Negro!”

Viernes 26 de marzo de 2021. El ministro de Cultura de Misiones, José Martín “Joselo” Schuap está internado en Posadas afectado por coronavirus. Si bien su cuadro reviste seriedad, no es de gravedad, informaron. El propio “Joselo” utilizó sus redes, este viernes, para dar cuenta de su situación, después que se conociera su internación por Covid19.
“El covid no es una gripecita. No le deseo a nadie los dolores de cabeza, cuerpo y falta de respiración”, escribió para agradecer al personal médico y a los mensajes de solidaridad que recibió, a través de distintos medios. En el Facebook, el mensaje se repite: “Fuerza, Negro”.
El posteo de Schuap, este viernes, dice:
“Amigos, como ya trascendió, estoy internado por Covid, peleándola bien como amerita. Mucamas, enfermeras, enfermeros, médicas y médicos me tratan como a todos en este piso, de mil maravillas. En especial el gran Dr. Marquitos Morínigo, que ya se anda mereciendo un monumento.
El Covid no es una gripecita. No le deseo a nadie los dolores de cabeza, cuerpo y falta de respiración. Ni siquiera al pillo diseñador que armó una lista fake con mi nombre y apellido diciendo que nos habíamos vacunados por izquierda.
La respuesta está a la vista. Solo rezo por esas personas para que no tengan que pasar por esto. Lamento que la política tenga que asumir que “así sin las cosas”. No es justo. No todos somos iguales.
Desde el día que inició la pandemia, todo mi equipo de Cultura de Misiones no dejó de trabajar nunca y fuimos cayendo enfermos, no curamos y seguimos.
A veces hasta 20 horas por día, sin fines de semana. Y siento el orgullo de que me contagié trabajando en todo el territorio de Misiones, no frente a un teclado cobarde para generar “ruidos y malos comentarios”.
Hago este descargo recién hoy porque la gente que me conoce y me quiere -que sé que son muchos-, deben saber que seguimos siempre por la misma vereda. Gracias a mi familia que está aislada también en casa haciendo el aguante. Gracias a todos.
No me puedo quejar, me están curando y cuando salga a la vereda sin dudas saldré mejor ser humano y agradeceré haber aprendido una vez más el valor de la salud y los trabajadores que nos cuidan.
No voy a poner una foto de lastima. Solo está (
la foto de portada de esta nota), de las cosas más hermosas que vivimos. Gracias!!!”.