Una egresada de la carrera de Abogacía de la Cuenca del Plata -una institución educativa comercial cuestionada por el trato que profirió a sus docentes el año pasado en medio de la pandemia-, denunció por daños y perjuicios a la institución que demoró en entregarle el título más de lo que permiten las reglamentaciones.

Jueves 6 de mayo de 2021 (Primera Edición). Debido a la tardanza de emisión de su título habilitante, una egresa de la carrera de Abogacía demandó a la institución donde cursó sus estudios, la Cuenca del Plata, por presuntos daños en el ejercicio de su profesión y adujo que ya recibida, debió esperar meses para matricularse como abogada y poder trabajar.
El abogado de la egresada, Martín Ferroni, contó al diario Primera Edición que “se contactó una cliente porque la Cuenca del Plata demoró el trámite de su título. Ella se recibió en julio de 2019 pero la Universidad, a mayo del 2020, todavía no había emitido su título como profesional, situación que le impedía jurar como profesional en el Colegio de Abogados. A raíz de eso, mandamos una carta documento a la Cuenca del Plata y recién ahí se dignaron en entregar su título”.
Ferroni remarcó además que “teniendo en cuenta la Ley de Educación Superior que rige para todas las universidades (públicas y privadas), el plazo máximo desde que se inicia la solicitud de título hasta su entrega es de120 días”, es decir, tres meses como máximo.
Ferroni sostuvo que a raíz del contexto de pandemia “recién pudo matricularse en julio de 2020. El Colegio de Abogados no podía hacer eventos y realizó una jura reducida, de no más de 10 abogados en ese momento” y mencionó como agravante del procedimiento de la institución que para el 20 de septiembre de 2019 el Ministerio de Educación había terminado el trámite de legalización del título. Para esa fecha, la Cuenca del Plata pudo entregar ese título si hubiera querido.
El abogado de la demandante aseguró que “desde esta universidad obligan a los egresados a participar de un acto de entrega de los títulos que -a su vez-, sirve como publicidad de la institución y denunció que las universidades privadas cobran -por el trámite del título- un monto muy por encima de la cuota”.
En ese sentido, ejemplificó: “en ese momento la cuota estaba en unos 7.500 pesos y el trámite del título costó arriba de los 9 mil pesos. Conforme a las reglamentaciones establecidas por la Dirección de Comercio, estas universidades privadas sólo pueden cobrar el costo de producción del título, que es una cartulina”.
Por otra parte, “reclamamos que tienen la obligación de comunicar antes del 15 de febrero de todos los años los aumentos de las cuotas u aranceles que cobren. De no hacerlo, estos aumentos no pueden ser aplicados. Pero la Cuenca del Plata nunca comunicó los aranceles. Además, hace más de 10 años viene incrementando el costo de la cuota, a veces, a mitad de año”, agregó.
Martín Ferroni dijo que reclamaron “los daños morales por todo el inconveniente a mi cliente: el no poder trabajar estando recibida, sabiendo que el trámite estaba finalizado. Y por los daños patrimoniales, por haberle cobrado la gestión del título al incumplir por los plazos ya pagados”.

Más demandas
Luego de esto, “se acercaron otros egresados de la Cuenca del Plata a los que todavía no iniciamos el trámite, pero hay futuras demandas por este tema”, dijo el abogado.
Esta primera demanda patrocinada por Ferroni está en trámite en el Juzgado Civil y Comercial 7 de Posadas. “Apuntamos a tener un resarcimiento importante viendo los daños punitivos”, finalizó el letrado.