El Gobernador de Santa Fe decidió cerrar clubes y gimnasios hasta el 31 de mayo. Sólo los esenciales podrán circular en vehículo. Los comercios funcionan hasta las 17 y gastronómicos hasta las 19.

Miércoles 19 de mayo de 2021 (Perfil). Debido al colapso sanitario y la suba de contagios de Covid-19, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, restringirá a partir del jueves 20 de mayo la circulación vehicular a toda persona que no se dirija a su trabajo y quedará suspendida la actividad en clubes y gimnasios, mientras que los comercios deberán cerrar a las 17, medidas que se suman a la suspensión de las clases presenciales a partir de mañana.
Las medidas que se tomarán a partir del aumento de casos de coronavirus en la provincia en los últimos días, “regirán desde el primer minuto de este jueves y hasta el 30 de mayo inclusive”, precisaron los voceros, según consignó la agencia Télam.
De esta forma se completa el paquete de medidas que ya se había adelantado durante la tarde con la suspensión de las clases presenciales. Por otra parte, los restaurantes y bares podrán atender hasta las 19 mientras se analizaba esta noche suspender otras actividades, como la construcción.
El decreto, cuyos alcances todavía no se conocían en detalle, suspenderá también la presencia en lugares públicos como plazas y paseos, donde se podrá circular pero no detenerse.
El Gobierno había adelantado esta tarde la suspensión de las clases presenciales de los niveles inicial, primario, secundario y superior, a partir de mañana en los departamentos Rosario, La Capital y San Lorenzo, además de las localidades de Rafaela, Villa Minetti y María Teresa.
El parte emitido este martes 18 de mayo por el Ministerio de Salud de la provincia marcó un récord en el número de contagios desde el inicio de la pandemia, con 3.278 casos, incluidos los 412 de la ciudad de Santa Fe, que representó también la cifra más alta para ese municipio.
La prohibición para circular en automóviles o motocicletas alcanza a toda persona que no realice actividades autorizadas, como ir a trabajar, en tanto quedó suspendida toda actividad comercial en centros comerciales, paseos, shoppings y establecimientos afines.
Tampoco estarán permitidas todas las reuniones sociales y familiares, ya sean en ambientes cerrados o en lugares al aire libre.
Santa Fe ya había suspendido hace dos semanas la modalidad presencial de clases para el nivel secundario en los departamentos Rosario y San Lorenzo. Tras una semana de suspensión en los niveles inicial y primario, el Gobierno de Omar Perotti obtuvo ayuda de Nación para incrementar el número de camas críticas –a través de 50 respiradores-, lo que permitió el regreso de la modalidad presencial en jardín y primaria, que se combina con los dispositivos de enseñanza virtuales.
Sin embargo, el propio el Gobernador dijo ayer que ese aumento de camas críticas quedó subsumido la última semana por nuevos pacientes que requirieron atención en unidades de terapia intensiva.
Las tres ciudades cabeceras de los departamentos afectados -Rosario, San Lorenzo y Santa Fe- tienen ocupación de camas críticas por encima del 95%, lo cual pone al sistema sanitario “al borde del colapso”, dijeron voceros de la cartera de Salud.
La suspensión de la modalidad presencial de clases en los tres departamentos podría combinarse con nuevas restricciones a la circulación de personas que el Gobierno evaluaba hoy con los miembros del Comité de Expertos que asesoran a Perotti.