El contundente respaldo de los misioneros a las gestiones, tanto del Gobernador de la provincia como de los municipios, se confirmó en el escrutinio definitivo de las elecciones legislativas del domingo 6 de junio. Obtuvo más votos que la suma de los dos frentes nacionales. En porcentaje obtuvo 47% de los votos positivos, JxC 28 y PAYS 14. Así, parecería que la grieta que alimenta el bifrentismo en el orden nacional no logra tener anclaje en la provincia. Los misioneros votaron por un gobierno propio que a pesar de ser la provincia más castigada en la distribución de recursos nacionales logró construir un sistema de servicio de salud estatal que es modelo en el país. La visita del Gobernador de San Juan el jueves 4 no pasó desapercibida.

Domingo 13 de junio de 2021. El contundente respaldo de los misioneros a las gestiones, tanto del Gobernador de la provincia como de los municipios, se confirmó en el escrutinio definitivo de las elecciones legislativas realizadas el domingo 6, según informó el Tribunal Electoral de la Provincia.
La primera lectura deja claramente en evidencia que al emitir su voto el ciudadano misionero se coloca fuera de la falsa opción que crea la grieta ya que la Renovación, como partido provincial, obtuvo más votos que la suma de los dos Frentes que privilegian los abordajes nacionales de los problemas. El cuadro siguiente lo ilustra claramente:

En porcentajes de los votos positivos la Renovación obtuvo el 47% de los votos, JxC 28 y el Frente Pays para la Victoria 14%.
Para una aproximación al sentido del voto deja claro que las expectativas que pretendieron instalar las delegaciones de los partidos nacionales no tuvieron la respuesta que esperaban y opuestamente el falso bifrentismo que se promueve como opciones en el orden nacional encuentra en Misiones la construcción de una alternativa.
Hay un incuestionable respaldo de los misioneros a las gestiones que no son neutras ideológicamente sino manifiestamente comprometidas con la extensión de derechos, que quedaron palpables para todos los habitantes ya que la pandemia que azota a todo el mundo por la propagación del COVID 19 vino a poner sobre la superficie todo lo que se vino haciendo en ampliar el servicio de la salud pública en la provincia desde hace dos décadas. Nadie discute la calidad de la prestación médica de los hospitales públicos ni las respuestas que da el Estado debido a la inversión tanto en tecnología y aparatología como en mantener a los mejores profesionales en la esfera pública.
Pero no todo es gestión, la construcción política tiene varias dimensiones. En ese sentido no se puede dejar de marcar que el 70% de los candidatos de la Renovación es gente nueva en la política pero que llega con una carga de representación social o sectorial. Es otra marca distintiva de la conducción, ya que no existe espacio político que abra tanto lugar a las nuevas generaciones. Espera de esa manera, que el recargo de energía se traduzca en acciones concretas, en la cuota de otras miradas y cumplir las demandas de la sociedad.
Como ya destacamos en estas columnas, la consolidación de la Renovación como espacio político de los misioneros es una interpretación respaldada por los números, que no son frías estadísticas sino que traducen el respaldo a las políticas y al rumbo iniciado en 2003 con la creación del espacio autónomo de las órdenes de Buenos Aires. Desde las legislativas de 2013 se registra un sostenido incremento en el porcentaje de votos a favor de la Renovación. Del 34,13% ese año, al 41,29% en 2017 y al 47% este domingo. Ver: Lectura comparada de las tres últimas elecciones legislativas del lunes pasado.
Esa misma lectura comparada traduce una caída de Juntos por el Cambio que no tiene estrategia de inserción local, simplemente espera ser subsidiario de la prédica nacional y la acción psicológica del poder hegemónico, que nunca debate ideas, al contrario, con denuncias e insultos, chicanas y fakes news bloquea el intercambio y hunde la política en el barro sin medir las consecuencias del crecimiento de la antipolítica. Es la laguna donde pescan votos sin hacer nada.
La aparición de partidos que “pescan votos en esa misma laguna”, pero que se presentan en la escena política con mayor disposición al debate de ideas y con una identidad más clara, es una señal inquietante para el PRO y la UCR. Esos partidos sumaron casi 30 mil votos y entre ellos, el debutante Partido Demócrata orilló los 10 mil.

Macristas vs kirchneristas
De todos modos, al haber consagrado seis diputados, la cúpula de JxC se animó a festejar en la noche del domingo, porque a pesar de perder una banca duplicó en porcentaje a su adversario en el orden nacional, el kirchnerismo. El festejo en la calle Troazzi de Posadas fue un festejo que remite a la fábula del sapo: “pobrecito el cocodrilo”. Estuvo justificado en el derrumbe del Frente Encuentro Agrario y Social para la Victoria que se armó en el Instituto Patria bajo la batuta de la diputada Cristina Brítez y el patrocinio de las cajas que las instituciones nacionales tienen en Misiones, como las delegaciones de la Anses y fundamentalmente la Entidad Binacional Yacyretá.
El Frente, identificado con el oficialismo nacional tuvo aquí un marcado sesgo de La Cámpora que recibió órdenes precisas del comando central de Buenos Aires. El esquema sumado al método de la “jefa”, originó una crisis de relaciones antes del acto eleccionario ya que tuvo las deserciones de Nuevo Encuentro y el alfonsinismo además de generar fricciones al interior del Pays, la estructura que sostuvo al Frente. El retroceso del partido que nació en defensa de los tabacaleros, tuvo precisamente en la zona del Alto Uruguay una importante pérdida de adhesiones. Se pasan facturas internas ya que la sociedad con la Cámpora afectó hasta la identidad del partido. Los productores de las chacras son propietarios. Es lo que no entienden los que hablan de reforma agraria copiando modelos de la pampa húmeda. Si quedó al desnudo que Brítez no pudo construir nada políticamente en Misiones, esas contradicciones son escollos estructurales. Es la consecuencia de tratar de trasferir el discurso ideologizado de la agrupación porteña. Se puede afirmar que si no va colgada de una boleta nacional queda claro que en Misiones no es alternativa.

Contrapunto Uñac Picchetto
Las visitas que llegaron a Misione antes de las elecciones y que se interpretan como apoyos establecieron una contrapunto en el núcleo de lo que estuvo en juego en las urnas.
A Miguel Pichetto nadie le puede negar su trayectoria de peronista aunque haya cruzado el charco al aceptar integrar la fórmula con Mauricio Macri. Estuvo apoyando a JxC y con la perspicacia que lo caracteriza como dirigente que estuvo en el Congreso décadas, entendió la contradicción fundamental que se dirimía en las elecciones. Y abiertamente sostuvo que no le gustan los partidos provinciales entendiendo que la unidad se construye desde arriba, desde Buenos Aires, en base mandatos de Buenos Aires.
La contracara fue Sergio Uñac, el gobernador de San Juan, que no casualmente visitó Misiones días antes del comicio para hablar de federalismo. Aunque diplomáticamente no abundó en el sentido de las históricas luchas federales, su sola presencia afirmaba que la unidad nacional sólo podrá consolidarse invirtiendo el sentido de la marcha, es de la periferia al centro, desde las provincias y sus voces, que son anteriores a la conformación de la Nación Argentina.
El gobernador Uñac, como otros que están llamando para venir a aprender del protocolo por la pandemia, en la reunión con Herrera Ahuad y Rovira indagó sobre la organización del acto eleccionario, pero se mostró mucho más interesado en la Escuela de Robótica, en el Silicon, y en el sistema de salud de la provincia.
Como suele suceder en esas reuniones cumbre, además de la foto y de algún informe oficial, se habla de todo, y los políticos hablan indefectiblemente de política.