Los comerciantes y hoteleros de Iguazú piden la reapertura del puente con Foz de Iguazú mientras el intendente de Encarnación reclama también la apertura del paso internacional entre su ciudad y Posadas (foto). Pero los comerciantes de la capital misionera no quieren que se abra el paso por temor a la competencia que presenta la capital de Itapúa. Que primero solucionen las asimetrías -léase rebaja de impuestos-, dicen. El intendente de San Javier reclama la zona aduanera y el de San Vicente, a su vez empresario, quiere venderles a los brasileños.

Jueves 19 de agosto de 2021. Mientras los comerciantes y hoteleros de Puerto Iguazú piden “a gritos” la apertura del puente Internacional Tancredo Neves (Puerto Iguazú – Foz de Iguazú), los comerciantes y hoteleros de Posadas piden “a gritos” que el puente Internacional San Roque González de Santa Cruz (Posadas – Encarnación) continúe cerrado, “por lo menos hasta que el Gobierno nacional compense a Misiones con medidas que mitiguen las asimetrías y hasta que mejore el sistema sanitario en el país vecino”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Sergio Bresiski.
El pedido de rehabilitación del paso con Brasil tiene el apoyo de las cámaras empresariales de Foz de Iguazú y Ciudad del Este, Paraguay. Pero en la reapertura del paso Posadas y Encarnación solo cuenta con el apoyo del intendente de la capital de Itapúa, Sebastián Remesowski, que criticó las gestiones misioneras para abrir el paso en el norte y mantenerlo cerrado en el sur. “Planteamos la reapertura (con Posadas) para los que tengan las dos dosis de vacunas aplicadas y PCR negativo”, dijo.
Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Ciudad del Este, Juan Vicente Ramírez, dijo que la apertura del puente de Iguazú “beneficiará directamente a los comerciantes paraguayos que recibirán también a los argentinos, y que a la vez podrán cruzar por ese viaducto para seguir camino a otras provincias y a Buenos Aires en búsqueda de negocios comerciales”.

Prueba piloto con Foz de Iguazú
Septiembre parecería ser el mes “clave” para la prueba piloto de apertura del puente Tancredo Neves cerrado hace ya un año y medio debido a la pandemia. El gobernador Oscar Herrera Ahuad le pidió al presidente Alberto Fernández esta reapertura, el sábado, con apoyo de las cámaras empresariales de Iguazú. Pero ese mismo día, Fernández dijo a los empresarios del turismo que evaluará abrir el paso a mediados de octubre, es decir, un mes después.
El Gobernador de Misiones dijo que será con una prueba piloto y desestimó que se abran en la misma fecha otros pasos fronterizos. “Primero probamos en Iguazú y si se supera esa instancia con seguridad sanitaria y sin impacto epidemiológico, entiendo que Nación continuaría con los demás pasos internacionales”.
El presidente de la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Puerto Iguazú, Santiago Lucenti, recordó que “la situación es crítica” y pidió que se reabra el paso internacional con Brasil. “Planteamos que se permita el ingreso y egreso de las personas con las dos vacunas contra el Covid19 y una declaración jurada de los que quieran ingresar al país”.
El presidente de la Cámara de Comercio de Iguazú, Joaquín Barreto, también acompañó el pedido del Gobernador. “El 85% de los comercios de Iguazú viven del turismo. Ojalá podamos reabrir en septiembre, pero creo que se estiraría a octubre; la reapertura sería en forma gradual, es decir con horarios y cupo de personas porque eso es lo que, en principio, aceptaría la Nación”, dijo a Misiones Plural.
Estima que al principio sería solo para el turismo, aunque plantean que sea una habilitación general.

Posadas, cerrada
Los comerciantes posadeños quieren el puente Internacional con Encarnación cerrado. El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Sergio Bresiski, explicó en ese sentido “la oportunidad que nos dio la pandemia de interpretar a la Argentina de manera regional, para atender las necesidades a lo que representa cada una de las regiones”.
“No es lo mismo la frontera con Uruguay o con Chile que con Paraguay, Brasil o Bolivia. La extensa Argentina necesita distintas herramientas; por eso el Presidente debe preguntar a los gobernadores y las instituciones las posturas respecto a la apertura de fronteras”, dijo, para destacar el trabajo sanitario que hacen la Provincia y la capital misionera, “que no tiene sentido ponerlo en riesgo”, dijo.
Sin embargo, les preocupa las compras de posadeños en Encarnación y no el contexto sanitario. Y lo explicitan: “una apertura del puente San Roque González de Santa Cruz nos hará un daño terrible si el Gobierno nacional no accede a lo solicitado para equipar las asimetrías que existen entre los dos países. Pero también en lo laboral, porque toda la mano de obra paraguaya que venía a buscar changas en Posadas, al abrirse el Puente volverán a cruzar para buscar trabajo”, dijo.
Y vuelve a reafirmar el contexto económico que les preocupa: “Posadas -Encarnación es un paso fronterizo con características diferentes a otros; es el segundo paso más importante después de Ezeiza; no puede abrirse con la misma dinámica que, por ejemplo, el paso de Gualeguaychú (Entre Ríos) con Fray Bentos (Uruguay) por la escala comercial que tienen ambas ciudades y por lo que representan en su aparato productivo”.
No puede abrirse el paso entre Posadas y Encarnación, insiste, “sin dar una solución definitiva a las asimetrías” entre esas ciudades. Lo que llaman solución, no son más que reclamos para que les rebajen impuestos.

San Javier pide la zona franca
El intendente de la San Javier, Matías Vilchez, ciudad que limita con Porto Xavier, Brasil, dice que la situación de Perto Iguazú es diferente a la de su localidad, donde no quiere que se abra el paso hasta que no hayan condiciones comerciales favorables para el lado argentino”.
“Todos los municipios de frontera demostraron una gran fortaleza para poder administrar su dinero, lo que permitió un buen sostenimiento en pandemia. Si se abre el paso con Brasil, de inmediato los comercios locales aumentan los precios para venderles a los consumidores brasileños y eso se trasladaría a los consumidores locales”, explicó.
En ese contexto, reclamó: “Misiones necesita que se declaren zonas francas ante el avance de las zonas francas brasileñas”.

“Los brasileños vendrán a comprar”
El intendente de San Vicente, Fabián Rodríguez, es empresario del rubro alimento y hotelero en la fronteriza Bernardo de Irigoyen. Admite que como empresario quiere la reapertura de los pasos pero a la vez entiende -dijo-, el tema sanitario y la postura del Gobernador que, como médico, “tiene una mejor visión” del contexto.
“El ritmo hotelero se recuperó mucho gracias al turismo interno, inclusive tuvimos que tomar personal; el rubro comercial se beneficiaría mucho con la reapertura fronteriza porque el brasileño cruzaría a comprar, inclusive aquellas primeras marcas que son difíciles de vender”, admitió.

AFS – Misiones Plural