Se trata de un grupo de familias del barrio Alberto Fernández de Posadas. Son las primeras que reciben el documento que les otorga derechos sobre las tierras. Fue una gestión entre el Gobierno provincial y municipal y las organizaciones sociales.

Lunes 23 de agosto de 2021 (Prensa TTT). Un grupo de familias del barrio Alberto Fernández, ubicado en la zona sur de Posadas, recibió los primeros boletos de compraventa que les otorga derechos sobre las tierras que ocupan. El jueves, el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) instaló un operativo en la barriada popular coordinado por la directora de Emergencia Social, Lucía Bauman, quien junto a escribanos entregaron la documentación a las primeras 58 familias.
Participaron de la actividad la vicepresidenta de la comisión barrial, Andrea Gamarra, y el militante Richard Matoso, ambos del Movimiento Evita.
A mediados de abril las familias firmaron el acta acuerdo -que derivó en esta entrega- suscrito entre el Gobiernos provincial y municipal, las organizaciones sociales asentadas en el barrio -Movimiento Evita, CCC y Somos Barrios de Pie-, los propietarios de los lotes, el diputado Martín Sereno (del Bloque legislativo Tierra, Techo y Trabajo) e integrantes de la Fundación Agencia para el Desarrollo Social, Económico y Productivo Local.

“El derecho a la tierra, piso de dignidad”

En el documento rubricado el 16 de abril, los ocupantes de los lotes se comprometieron a comprarlos en cuotas accesibles, con asistencia económica del Programa Potenciar Trabajo, mientras que la Provincia y la comuna asumieron entonces el compromiso del tendido de los servicios básicos y de la urbanización.
Este logro que involucra a más de cien familias es resultado del compromiso y las gestiones de las organizaciones sociales involucradas con vecinas y vecinos del barrio desde hace más de un año.
El diputado Martín Sereno –a su vez, candidato a legislador nacional por la Lista TTT del Frente de Todos-, celebró esta entrega que garantizan “un piso de dignidad” para las 58 familias del barrio Alberto Fernández.
“Después de mucho trabajo y gestiones logramos la regularización de su situación dominial y su derecho a la tierra. Desde la política luchamos por esto, por más derechos, inclusión y justicia social”, dijo, para calificar como “un logro histórico con la colaboración del Gobierno provincial que se comprometió a hacer la mensura, las escrituras y construir un SUM, y el Municipio que hará la urbanización, la red de agua y de cloacas, para que el barrio tenga un buen hábitat”, explicó Sereno.

“Un logro de las organizaciones sociales”

La referente de la CCC del barrio, Delia Rivera, manifestó su orgullo por el trabajo que hicieron desde el principio en el asentamiento que después se constituyó en el barrio Alberto Fernández. Agradeció a las organizaciones sociales que apoyaron la lucha como la CCC, Evita y Barrios de Pie. También recordó al grupo de mujeres que integran la comisión barrial: Andrea Gamarra, Severo y Rosana Da Silva.
“Nos organizamos, tuvimos colaboración, apoyo y las gestiones del diputado Sereno y de nuestra dirigente Graciela De Melo (candidata a diputada nacional del Frente de Todos). En más de un año se armó la mesa de diálogo y finalmente llegó la firma del acuerdo. Estoy orgullosa de militar en la CCC y de contar con compañeros como Martín, Richard Matoso y por supuesto Graciela. Entre todos y todas estuvieron con nosotros desde un principio para alcanzar este sueño que ahora, con la entrega de los boletos nos acercamos al comienzo de ser dueñas de nuestra tierra”, resaltó Delia.

Techo propio

Juan Martín Dos Santos se asentó en uno de los lotes hace más de un año y es uno de los que firmó la documentación que le garantiza el derecho a la tierra, y sienta un precedente para los conflictos de tierras similares.
“Estoy feliz por lo que conseguimos para mi familia y para las otras con las que luchamos junto a las organizaciones sociales que se movieron, gestionaron ante el Gobierno y se pudo solucionar el conflicto para todos los que nos asentamos en estas tierras porque no teníamos donde vivir. Hoy con orgullo podemos decir que nuestro barrio se llama Alberto Fernández, y que con cuotas accesibles las tierras son nuestras”, afirmó.
Con el mismo entusiasmo, Dulce María Martínez, con la carpeta en sus manos recordó la lucha que tuvieron durante más de un año. “Y recibir la documentación de nuestros terrenos nos da mucha tranquilidad para todas las familias del barrio”, expresó.