La mayoría de los problemas de corazón son generados por malos hábitos. Unas 18.5 millones de personas mueren en el mundo, al año, por causas coronarias. El 80% de esas muertes se pueden evitar con controles, asegura la cardióloga Valeria Franciosi en Plural TV -programa periodístico emitido por Canal 4 Posadas-. Este miércoles se recuerda el Día Mundial del Corazón.

Miércoles 29 de septiembre de 2021. El Día Mundial del Corazón se celebra cada 29 de septiembre y en ese contexto, los cardiólogos difundieron una serie de recomendaciones para minimizar las muertes por enfermedades cardiovasculares, que son, la primera causa de muertes en todo el planeta.
“Pensá en tu corazón” es el eslogan internacional de este año que, en Misiones, fue declarado de Interés Provincial por la Cámara de Representantes provincial. Para los 520 millones de personas que viven con enfermedades cardiovasculares, la pandemia de Covid19 fue abrumadora tanto por las enfermedades relacionadas al virus como por la postergación o retrasos de chequeos de rutina o atención en situaciones de emergencias, advirtieron.
“Los niveles elevados de glucosa (azúcar en sangre) pueden ser indicadores de diabetes. La Enfermedades CV es responsable de la mayoría de las muertes en personas con diabetes, por lo que si se deja sin diagnosticar y sin tratar aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca y cerebrovascular. La Hipertensión arterial es uno de los factores más importantes de riesgo de Enfermedad Cardiovascular que, por lo general, no presenta signos ni síntomas de alerta y muchas personas no saben que la padecen”.
La cardióloga Valeria Franciosi, explicó que los factores de riesgo que producen problemas cardiacos son diabetes, hipertensión, colesterol alto, tabaquismo, sedentarismo, estrés, como también tener familiares con enfermedad coronaria, una alimentación no saludable y no descansar de manera adecuada, dijo, en su paso por Plural TV, programa que se emite por Canal 4 Posadas.
La especialista aseguró además que el problema coronario que surge por estos factores de riesgo se detectan de manera tardía y pueden producir un cuadro coronario complicado para el paciente; “incluso la muerte”.
La mayoría de estos factores de riesgo son asintomáticos, insistió. “Cuando existen síntomas es porque ya está la enfermedad; los síntomas son dolor de pecho, cansancio, falta de aire, palpitaciones”.
Por otra parte, Franciosi se refirió a los problemas cardiacos generados a partir de la pandemia de Covid19, que cambió hábitos saludables por sedentarismo, como hacer deportes. Dijo también que el Covid19 aumentó el riesgo de muerte en aquellos que tienen problemas en el corazón. Y que el 25% de las personas que padecieron la enfermedad por el virus desarrollan problemas cardiacos. “Todos aquellos que transitaron la enfermedad deben realizarse controles con un médico clínico o un cardiólogo”, recomendó.
Franciosi refirió algunas recomendaciones respecto a los cuidados del músculo cardiaco: “actividad física al menos tres veces a la semana, comer más frutas y verduras, bajar de peso en caso de que se tenga obesidad, tratar de disminuir el estrés, y abandonar hábitos como el tabaquismo”.

La entrevista

-¿Cuál es la situación cardiológica en Misiones?
-La mortalidad cardiovascular es la principal causa de muerte a nivel mundial; eso se replica en Argentina y nosotros, en Misiones, no estamos exentos. Hace unos años vemos que la enfermedad cardiovascular afecta a edades más tempranas. Antes no pasaba. Tal vez, porque acuden antes al médico o porque hay mayores controles, que con la pandemia se volvieron a retrasar. A nivel de todas las sociedades se está trabajando mucho en la prevención, para no llegar a estar enfermo, sino cuidarse para no estar enfermo. Este año, lo que se profundiza en la campaña es eso: “Pensá en tu corazón, controlá tus factores de riesgo”.

-Unas 18.5 millones de personas mueren en el mundo por causas coronarias, y el 80% de esas muertes son prevenibles con controles.
-Así es, porque los factores de riesgo, que cada vez se conocen más porque son muy difundidos, son simples: diabetes, hipertensión, tabaquismo, sedentarismo; se le suma el estrés, tener familiares con enfermedad coronaria, el colesterol, una alimentación no saludable, no tener un buen descanso. Esos son los factores de riesgo. El problema es que muchas veces un problema coronario se detecta tardíamente por falta de los controles adecuados.

-¿Cuáles son los problemas que tiene el corazón?
-Son muchos; tenemos factores que vienen con nosotros por la genética, pero la gran mayoría son adquiridos por los malos hábitos. Si preguntás en general, a las personas de 20 a 30 años si se hicieron un control de sangre, la gran mayoría dice que no; incluso cuando le preguntás a la gente si en el último tiempo se controló la presión, te dicen que no; o el azúcar en la sangre, también te dicen que no. Nosotros tenemos dos enfermedades y factores de riesgo que se consideran silenciosos, porque son enfermedades que están, y cuando son diagnosticadas, generalmente ya se está llegando tarde. Porque no solamente afectan el corazón, afectan el cerebro, el riñón; todo el sistema cardiovascular, el pulmón en el caso del tabaquismo.

-¿Hay síntomas que permitan darse cuenta de que se está por tener un problema coronario?
-Sí; en realidad mucho de estos factores de riesgo que mencioné suelen ser asintomáticos. Es muy difícil que alguien te diga en el consultorio que se tomó la presión porque le dolía la cabeza, y efectivamente tenía la presión alta. Generalmente estos factores de riesgo son asintomáticos. Cuando existen síntomas es porque ya está la enfermedad, los síntomas son dolor de pecho, cansancio, falta de aire, palpitaciones.

-¿Indefectiblemente hay un problema cardiaco cuando estoy con esos síntomas?
-Esos síntomas pueden deberse a diversas causas, pero generalmente, como les enseñaba a mis alumnos: están las enfermedades que te van a matar en forma inmediata y aquellas que podés tomarte el tiempo para diagnosticarlas. Para el infarto agudo de miocardio, que es el infarto del corazón, o el accidente cerebrovascular, que es el infarto del cerebro, no tenés mucho tiempo. Llegado el momento lo podemos tratar y disminuir el riego de lo que en medicina se denomina morbimortalidad. Mortalidad se muere; y morbilidad, son las secuelas que te pueden quedar.

-Hay una advertencia de que a los seis o siete meses después de padecer Covid, pueden aparecer problemas en el corazón ¿Es verdad?
-Sí, lo que se está viendo es que, en primera instancia, el Covid afectó durante la pandemia porque la gente dejó de hacerse controles; mucha gente perdió hábitos saludables como hacer caminatas, deportes. Además, a los que tienen una enfermedad cardiaca, el Covid les aumenta el riesgo de morirse. Lo que se está viendo en la era post-Covid es que hay secuelas que antes no se veían. Aumenta el riesgo de formarse trombos, de infarto, de fibrosis en el corazón, que es una inflamación del corazón que deja secuelas. Porque muchas veces el corazón se inflamó durante el Covid pero queda asintomático. Por ello, muchas veces, lo que se recomienda después del Covid es que las pacientes se hagan un electrocardiograma y un control con el cardiólogo. Obviamente que después, de acuerdo a los síntomas, continuarán los controles.

-¿Es grave lo que puede provocar?
-Sí, porque todavía no tenemos en cuenta el impacto que va a tener, o la carga de todo esto. Recién se está estudiando en los países europeos que tuvieron la primera ola. El 25% de los pacientes que tuvieron Covid han tenido una afectación cardiovascular.

-¿Y si se tratan, esas afectaciones son graves o son leves?
-Diagnosticadas y tratadas a tiempo se disminuye mucho la severidad de la enfermedad.

-¿Por ejemplo qué?
-Detectar un infarto agudo de miocardio, una miocarditis y el riesgo que puede provocar, o insuficiencia cardiaca. Porque hay medicamentos específicos.

-¿Por qué crees que baja la edad con estos problemas cardiológicos?
-Por los factores de riesgo, por la falta de cuidados, como ser más sedentarios, no cuidar la alimentación, no hacer actividad física.

-Incluso en los chicos…
-Incluso en los chicos. Si bien hay muchas leyes que promueven la disminución de estos factores de riesgo, falta la implementación. Falta que como sociedad empecemos a trabajar en eso y a tratar de disminuir estos factores de riesgo. Algo que me llama la atención es que cuando trabajaba en Buenos Aires yo recibía pacientes de 60 años para arriba, mientras que acá estamos en los 50 años. Inclusive, he tenido pacientes de 38 años; en los últimos dos meses, tres que fueron a cirugía de revascularización. Mientras que normalmente se espera llevar a cirugía a un paciente de 60 años.

-¿Esas situaciones se dan indefectiblemente por los malos hábitos?
-Así es. En un trabajo de investigación que realizamos, hallamos que los hábitos más perjudiciales son el tabaquismo, que a pesar de que hay mucha campaña en contra, se perpetúa; la diabetes y un factor que se le agrega últimamente, que es el estrés.

-¿En pandemia también?
-En pandemia aún más porque es mayor la ansiedad que genera el encierro, la incertidumbre de no saber qué va a pasar; el riesgo de contagio.

-¿Esto se pudo percibir como aumento de riesgos o de causas para problemas coronarios durante la pandemia?
-No lo puedo cuantificar, porque para ello es necesario un trabajo de investigación, pero sí se percibe. Creo que toda la población percibe el grado de angustia o incertidumbre que hay producto del Covid.

-¿Qué recomendación hacés a tu entorno inmediato respecto a los cuidados para el corazón?
-Actividad física al menos tres veces a la semana; comer más frutas y verduras; tratar de disminuir el estrés y abandonar hábitos como el tabaquismo. La obesidad también se está incrementando, y en la pandemia aumentó mucho más por el encierro.

-¿Tienen pensada alguna actividad para este miércoles?
-Por el tema de la pandemia, que no se sabía si se podían hacer reuniones, hace dos semanas se permitieron las reuniones de más de cien personas, la Sociedad de Cardiología de Misiones tiene pensado principalmente hacer publicidad, salir a los medios, hablar y difundir esto.

-Lo mismo que está pasando en el país y que está promoviendo la OMS.
-La Organización Mundial de la Salud, si. En cardiología tenemos dos entidades en el país: la Sociedad de Cardiología de Argentina y la Federación Argentina de Cardiología, las dos se unieron y la representamos en Misiones con la Sociedad de Cardiología de Misiones.

-Me interesa la mirada sobre alguna particularidad que tenga el trabajo cardiológico en Misiones…
-En el ámbito personal, como dije, tenemos pacientes cada vez más jóvenes que llegan con problemas de corazón. Tené en cuenta que eso marca mucho al que lo padece, porque se trata de una persona que salió a la calle con una vida normal, y de repente se encuentra internada en una unidad de cuidados intensivos con el riesgo de morirse, con todo lo que eso conlleva, como controles que son de por vida. Son pacientes de 40, 50 años.

-¿Cuesta incluir el hábito de controlarse? ¿Siempre el control viene después ‘de’?
-Cuesta porque cuando te hablan a los 20 o 30 años de que te tenés que hacerte controles, decís ‘a mí no me va a pasar’; cuando llegás a los 40 empezás a tomar conciencia porque por ahí tenés un amigo al que le pasó algo; y después de los 50 es más frecuente. Pero creo que el cambio de mentalidad debe venir a partir de los 20.

-¿Entienden los misioneros que deben hacerse controles a los 20? ¿Van a controles a esa edad?
-Sí; yo veo que sí porque hay más promoción, hay muchos cardiólogos en toda la provincia. En las grandes urbes de Misiones hay cardiólogos; hay mayor accesibilidad a los controles. Yo estoy hace diez años en Misiones y veo que se está trabajando mucho en salud, en promocionar, y sobre todo en controlar los factores de riesgo y en prevenir las muertes prevenibles.

-¿Qué debo hacer? ¿Agarro la obra social o me voy al hospital directamente?
-Generalmente el primer chequeo lo hace el clínico, y es quien deriva, pero podés tener acceso directamente a un cardiólogo. Lo que te recomiendan es que entre los 20 y 30 años tengas una visita al cardiólogo con un electrocardiograma y un análisis de sangre. Cosa que también se recomienda en los menores de 16 años, para ver si tienen diabetes o colesterol alto; y un control de presión arterial. A medida que vamos avanzando en la edad estos controles son más frecuentes.

-¿Hay mayor riesgo en las personas que se infectaron dos o más veces de Covid?
-Eso no lo puedo decir porque no tengo las estadísticas. Lo que sí se puede aseverar es que si tuviste Covid, tenés más riesgo de tener un evento cardiovascular. No se sabe si haber tenido Covid dos veces aumenta el riesgo.