El laudo de la Nación al precio de la yerba mate otra vez solo satisfizo a la industria. El mercado hoy paga 60 pesos por kilo de hoja verde, un monto que los productores esperaban, pero quedó en 47 pesos. El productor y diputado provincial Julio Petterson exhortó a los productores a no vender por debajo de los montos actuales.

Miércoles 11 de mayo 2022. Los 46,89 pesos por kilogramo de hoja verde de yerba mate y los 178,18 pesos por kilogramo de yerba canchada que estableció el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación como precios para la zafra de invierno produjo posiciones encontradas entre molineros, productores y cooperativistas. Incluso el Gobierno de Misiones esperaba que se establezca un precio mayor. El propio ministro del Agro y la Producción de Misiones, Sebastián Oriozabala, había adelantado a Misiones Plural que esperaban que el laudo respete el precio que se estaba pagando, es decir, 60 pesos por kilo de hoja verde, sosteniendo así también la pretensión del sector de la producción para que el precio no quede por debajo del valor que maneja el mercado por estos días.
Incluso el propio gobernador Oscar Herrera Ahuad en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Cámara de Representantes, el 1 de mayo, dijo que “el precio de la hoja verde de yerba mate debía ubicarse en torno a los 60 centavos de dólares (unos 72 pesos al cambio del dólar oficial del miércoles).
La fuerte demanda de la materia prima ubicó en hasta 60 pesos al kilo de hoja verde. Es el precio que le están pagando al productor, dijo el presidente de la Cooperativa yerbatera Dos de Mayo, Héctor Dilger, para manifestar su desconcierto ante el precio que laudó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. “No entiendo en qué se basaron para establecer el valor oficial en 46,89 pesos”, insistió, ya que el precio establecido no cubre los costos y muchos menos la inflación que hubo de un año al otro, ejemplificó.
El precio establecido implica un aumento del 27 por ciento para la hoja verde y del 28 por ciento para la canchada con respecto al lado del año anterior, pero con precios de mercado en torno a los 60 pesos en lugar de los cerca de 47 pesos establecidos para la hoja verde.
El precio de la yerba se fija por unanimidad (ahí la trampa) de los doce directores del Instituto Nacional de la Yerba Mate. Cuando no es unánime (la industria no permite la unanimidad), va al laudo del Ministerio nacional. Esa mesa que dirige el Inym está integrada por representantes de todos los sectores que intervienen en la producción yerbatera.
Para el diputado provincial misionero y representante de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte (ACPYN), Julio Petterson, la Nación no tomó en cuenta la grilla del Inym y les dio un fuerte respaldo a los molineros correntinos, dejando de lado a los productores: “una vez más, desde la Nación, le dieron la espalda al pequeño y mediano productor. Nosotros seguimos peleando en favor de nuestros productores y los exhortamos a que no vendan su producto por debajo de los 60 pesos por kilogramo”, insistió.
Por su parte, el productor yerbatero de Eldorado y representante de los secaderos, Sergio Delapierre, consideró que “hubiera sido más correcto que el precio se sitúe más cerca del valor que solicitaban los productores en la mesa del Inym” y entendió que, “nuevamente se imponen los intereses de la industria por sobre los secaderos”.

Molineros satisfechos
Si bien los molineros están pagando hasta 60 pesos el kilogramo de hoja verde puesto en secadero, el precio oficial establecido por el Ministerio de Agricultura de la Nación es considerado satisfactorio para este sector industrial. “El valor establecido no cambia en nada, ya que estamos pagando muy por encima de los 46 pesos, no obstante, es un valor bueno, ya que hoy muchos molineros están trabajando a pérdida”, según el representante de los molineros en el Inym, Rubén Ayala Torales.
“Los productores querían que se establezca un precio oficial tomando en cuenta la oferta y demanda y eso no puede ser porque hoy la demanda tira el precio para arriba, pero la situación puede cambiar y tirarlo para abajo”, agregó.
En definitiva, en vez de acercar posiciones, el precio establecido por el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación para el kilogramo de hoja verde y de yerba canchada distanció aún más a quienes integran la cadena yerbatera, ya que perjudicó a los eslabones más débiles de esa cadena productiva.

AFS – Misiones Plural