La diputada renovadora Laura Duarte destacó la impronta ambiental de Misiones, y repasó algunas medidas que apuntan a la “reconversión” de la provincia, con una fuerte mirada en la conservación y la protección del ambiente, y el rescate de la agricultura sustentable.

Sábado 11 de junio de 2022. La diputada renovadora Laura Duarte destacó la certificación de eficiencia energética que trabaja la Legislatura misionera con el objeto de poner un marco regulatorio para aquellos que quieran reconvertir el uso de la energía tradicional a fuentes energéticas limpias, con la utilización de paneles solares e iluminación natural, mejorando la ventilación y propiciando el uso de techos verdes.
Se trata de una certificación para los domicilios particulares y emprendimientos turísticos que ahorren energía por medio de la reconversión, que se traduciría en beneficios impositivos y la posibilidad de certificar dicho ahorro en el título de propiedad, para sumar valor a su inmueble en caso de que quisieran venderlo.
La reconversión energética de las oficinas públicas también forma parte de la propuesta; acá, además, buscan mejorar la iluminación natural, ventilación, e impulsan la utilización de paneles solares.
Todavía son necesarios muchos cambios para que Misiones se convierta en agroecológica, como la prohibición de glifosato y la sustitución por bioinsumos que se está desarrollando –propone la sustitución de agroquímicos por insumos biológicos-, explicó la diputada Duarte, quien destacó que en la mirada verde, todos los espacios políticos aportan ideas y proyectos para la protección del ambiente: “Siempre hay aportes muy positivos respecto a esto. Creo que es una preocupación de todos. Desarrollarnos, reconvertirnos y cambiar costumbres”, dijo en su paso por Plural TV -programa periodístico de Canal 4 Posadas-.

La entrevista

-¿Qué proyectos o qué iniciativas rescatás del trabajo Legislativo?
-Cada semana nos sorprenden las leyes que están profundizando y mejorando la calidad de la salud, de la protección de nuestra biodiversidad. El año pasado yo era vicepresidente de la Comisión de Obras Públicas, Servicios y Transporte; este año, junto a la diputada Norma Sawicz –como vicepresidente- me toca presidir esa Comisión que tiene, por primera vez, a dos mujeres en un espacio que tradicionalmente fue masculino.

-Una Comisión importante dentro de la Legislatura, más allá de que todas son importantes.
-Es una comisión que tiene permanente dinámica porque cada semana se sabe cómo están las obras en nuestra provincia. Sin embargo hay leyes que estamos trabajando, además de los pedidos de informe, que trabajamos de manera excelente con el Poder Ejecutivo en distintos ámbitos. Sobre todo, nos toca de bastante cerca el Imas, el Eprac, Vialidad Provincial, el Iprodha, con quienes tenemos un diálogo permanente, y ante la inquietud de los legisladores se da una respuesta inmediata. Y por supuesto, los intendentes, que son vitales y fundamentales para esta tarea. Generalmente la demanda de mejorar las condiciones de las rutas tiene que ver con carteles, con reductores de velocidad.

-¿Eso pasa por Legislatura?
-Son pedidos de informes, y generalmente trabajamos de manera muy dinámica; es un ida y vuelta constante con los intendentes, así como también con quienes conducen las instituciones públicas. La respuesta es prácticamente inmediata, excepto las obras de gran envergadura que requieren algunas obras de fondos nacionales. La gestión que hace la provincia a través del Gobernador, el estudio previo que se debe hacer, que a veces tiene que ver con una cuestión de movimiento de suelos, otras veces con todo lo que concierne a cuáles son las mejores condiciones para hacer algo habitacional, o reencausar un arroyo, o mejorar un puente. Hay un trabajo muy dinámico ante cada inquietud. Si la respuesta no es inmediata, hay una gestión inmediata, a través de los distintos organismos que corresponden para la solución de los problemas, que es lo que buscamos. Ahí no hay distinciones, todos los bloques buscamos solucionar los problemas. Que quienes estamos en el Gobierno, quienes ejercemos las distintas instituciones tenemos esa tarea de encaminar, encauzar y gestionar. En la Comisión que presido estamos trabajando la certificación de eficiencia energética. Un proyecto que presenté el año pasado, con el acompañamiento de varios colegas del bloque. De la mano con todo lo que se viene trabajando a nivel provincial, hay un trabajo muy fuerte de reconvertir el uso de la energía; mejorar la calidad de nuestra energía de la mano de distintos ministerios, sobre todo el de energía, el que dirige Paolo Quintana. Este proyecto en particular viene de la mano con él, porque lo trabajamos de manera conjunta. Se trata de certificar energéticamente los inmuebles particulares. Además, ir reconvirtiendo instituciones públicas que necesitan mejorar, con paneles solares. También hablamos de la posibilidad de mejorar la ventilación, la iluminación, de techos verdes. Todo lo que hace a reducir el consumo. La certificación tiene que ver con decir cuánto consume de energía un inmueble, particular o del Estado, o emprendimientos turísticos, que también forman parte de la propuesta, cuánto consumen y cuánto reduce si se emplea cualquiera de los sistemas alternativos de energías limpias. En ese sentido se está trabajando mucho este proyecto. También, en ese sentido hay otro proyecto de la diputada Yamila Ruiz, también del diputado mandato cumplido Nicolás Daviña. Todos esos proyectos están trabajando de manera conjunta para obtener un dictamen que conjugue un trabajo desde el Estado. Pero también estamos hablando del particular. La importancia que tiene empezar a reconvertir. Como petición nuestra en el proyecto planteamos la reducción de algunos impuestos que ayude a fomentar, incentivar esto de reconvertir. Con el sector turístico también. Hoy el turismo exige otros formatos de servicios que sean amigables.

-El turista pide eso. Quiere ir a lugares que sean amigables con el ambiente.
-Que tengan los cuidados necesarios no solamente en el entorno, sino en el uso de la energía. El sábado pasado estuve en la plantación de mil árboles nativos, acompañando a la Municipalidad de Posadas; a Vialidad, a la empresa Enríquez; hubo muchos vecinos. Una de las cosas que se deben empezar a implementar es el reservorio de agua de lluvia. Ese día hubo una logística impecable, se cumplió la tarea. Me tocó llevar la Declaración de Interés Provincial y había mucho entusiasmo de los vecinos, de los chicos, en la jura del medioambiente. Realmente se está poniendo toda la sapiencia para mejorar y reconvertir nuestra provincia. Es un esfuerzo, también del privado, del usuario. En esto también planteábamos que en los títulos de propiedad figure como un dato para el comprador, para que, si en algún momento quiere vender su propiedad, figure cuánto consume y cuánto se ahorra. Así que estamos en este desafío, que es de todos, de ir cambiando costumbres, hábitos. Por supuesto de la mano de varios ministerios. Esto es una parte de lo que tenemos que cambiar en nuestras costumbres. También hay un fuerte trabajo del Ministerio de Agricultura Familiar, que venimos acompañando a la propuesta de producir lo que consumimos. Hay un Estado que hace muchos años viene legislando y generando políticas públicas que contribuyen a esta situación mundial.

-En consonancia con lo que está pasando en el mundo.
-Porque los últimos datos que dan cuenta del calentamiento global, y de cómo nos va a impactar, va a requerir una respuesta inmediata.

-¿Esa mirada transversal de los proyectos que salen de la Cámara son ideas del cuerpo, de los diputados, de la población?
-Hay distintas iniciativas. Viene de la mano porque hay una conciencia colectiva, porque hay un ida y vuelta, un proceso de construcción. Sobre todo en los más jóvenes. Hay sectores de la población que vienen haciendo tareas solidarias en su comunidad. En el primer Vecinos Sustentables, Posadas fue el primer eslabón de lo que después configuró la separación en los domicilios, en algunos barrios de Posadas. Eso también ocurre en el interior, en muchos municipios hay grupos que están trabajando. Hay investigadores que están desarrollando esta posibilidad de la sustitución. La construcción viene de distintos lugares, a veces son los sectores ambientalistas que hacen sus propuestas, otras veces la ciudadanía y otras veces son propuestas nuestras que construimos de manera conjunta. Otra cuestión que estamos trabajando mucho es el Plan de Manejo Sustentable de Abejas Nativas. Lo estamos trabajando en la Comisión de Asuntos Forestales. En eso hay un trabajo que viene de larga data. Ese proyecto se construyó con tres ministerios: el de Ecología, el del Agro y el de Agricultura Familiar. Pero después también hubo un ida y vuelta con la comunidad para poder mejorarlo, trabajarlo. Está en estudio con muchos aportes y genera entusiasmo. La miel, las abejas, yo vengo trabajando con ese tema desde el año pasado.

-Con esa pincelada de naturaleza.
-Por suerte. Con cada medida nuestra provincia se está transformando en agro ecológica. Algo que requiere de muchos cambios. La prohibición de glifosato es una de ellas, por ejemplo. La sustitución por bioinsumos que se está desarrollando en nuestra provincia. Hay una conjugación que conspira para bien, para mejorar nuestra situación como provincia.

-¿La mirada de los distintos bloques es uniforme respecto a estos temas?
-Hay siempre aportes muy positivos respecto a esto. Creo que es una preocupación de todos. Desarrollarnos, reconvertirnos y cambiar costumbres, recuperar las ancestrales, en definitiva.

-Y el camino es ese, mirar para atrás.
-Exacto. Por ejemplo, la recuperación de las semillas criollas y semillas nativas. Poder sembrar y guardar la semilla para el año siguiente. Que no solamente ocupemos las que nos ofrece el mercado, que son esas híbridas y que todos los años hay que reponer. Que es un costo para el agricultor. Hay un proceso que todos compartimos. Hay pequeñas discusiones y debates, pero todos tenemos la misma mirada, la provincia en su conjunto. Igualmente, creo que quien marcó el norte en esto es el espacio político al cual pertenezco, que es la Renovación, y en la cabeza, el Ingeniero Rovira. Con el tiempo muchos se empezaron a dar cuenta de que por ahí iba la cosa. En eso hay muchos proyectos, mucho trabajo con distintas miradas.