Si bien los misioneros están más atentos a las elecciones provinciales que se celebrarán el 25 de Octubre, en las primarias del 9 de Agosto aunque sólo está en juego lo nacional, ya podrán votar por uno de los dos modelos en pugna: el Estado federal que expresa la candidatura del renovador Maurice Closs o el Estado centralista y unitario que expresa cabalmente el macrista Humberto Schiavoni.

Posadas (10 de julio de 2015) En las elecciones primarias del 9 de Agosto, aunque son internas para definir candidaturas al interior de las fuerzas políticas, como son obligatorias para todos los ciudadanos, es innegable que ya se pone en juego la pugna entre dos modelos de economía y de sociedad. Venimos señalando que, por primera vez en el proceso democrático que se inició con el pronunciamiento popular del 30 de Octubre de 1983, se podrá elegir entre dos formas de gobernar que fueron puestas en práctica. Por primera vez se podrá elegir comparando resultados de gestión: entre las políticas neoliberales de los 90 y las populares que tienen vigencia desde el 2003. Advertimos que más allá de los discursos y la propaganda, lo que está en juego es el modelo de Estado. Todos los candidatos dirán que apuestan a más educación, más viviendas, más libertades, más seguridad, pero no todos dirán cómo logran las promesas, qué intereses están dispuestos a afectar para dar respuestas a los más pobres. No casualmente, desde la autoridad moral del Papado de Roma, Francisco acaba de decir en Bolivia: “queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los pueblos. Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra.” Denunció así al Capital “cuando se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos y la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo”, para animar a los movimientos sociales. “Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos. Les invito a construir una alternativa humana a la globalización excluyente. No se achiquen”

PODER POLITICO O DEL DINERO: El Papa, nada menos, marca así la naturaleza de la pugna de modelos en juego en toda América del Sur, y en las elecciones argentinas. ¿Quién toma las decisiones, las mayorías que se expresan en el poder político o los menos que detentan el poder del dinero? Para dar esta respuesta no se puede eludir qué Estado se quiere. Un Estado con capacidad de tomar decisiones y regular el funcionamiento de la sociedad para proteger al más débil, o un Estado al servicio del Capital que delegue las definiciones del rumbo en el poder del dinero. Y esto no es abstracto para los misioneros. Se puede comparar, palpar, sentir y recordar al Estado de los 90 que apostó a la inversión privada para fomentar el crecimiento, nunca se llegó a la etapa del “derrame” de riquezas hacia la sociedad que se había prometido y que por el contrario, produjo la mayor desocupación de la historia argentina, exclusión, cierre de empresas y aquí en Misiones, el abandono de las chacras. Recordar y comprar con el Estado actual, con su fortaleza para responder a las demandas de salud, educación y viviendas.

ESTADO FEDERAL O UNITARIO: Closs, al conmemorar la gesta del 9 de Julio, trazó un paralelismo en las luchas, todavía vigentes, por la independencia. Afirmó que la “independencia la fuimos construyendo y la seguimos construyendo en la actualidad. Nuestra provincia es mucho más independiente que años atrás cuando debíamos el equivalente a 1.000 millones de dólares en la década de los 90, que implicaban prácticamente dos presupuestos de Misiones. Hoy nuestra provincia tiene un presupuesto cercano a 30.000 millones de pesos y debe 3.000. No es lo mismo para forjar el camino de una provincia, deber 200 por ciento de un presupuesto, que deber un 10 por ciento. Y esas cosas las logramos en estos años”, aseguró. Entender el desendeudamiento como núcleo central de la recuperación de autonomía, es central para el debate de los dos modelos en pugna. Precisamente, Humberto Schiavoni, fue el ministro de Economía de Ramón Puerta en los años en que más se endeudó la provincia. Y es responsable directo de la colocación de los famosos bonos senior y junior emitidos en el último día de la gestión de Puerta porque Carlos Rovira, que asumía el nuevo gobierno, se negaba a emitir deuda.

LA DEUDA Y LAS MANOS ATADAS: Insistir con el desendeudamiento no es una cuestión abstracta. El endeudamiento externo fue el reaseguro que posibilitó la continuidad de la influencia del poder económico en las definiciones políticas relevantes luego del derrumbe de la dictadura. La política de Martínez de Hoz aplicada con la mano dura de Videla, logró el propósito de transformar el modelo social de acumulación en la Argentina. Se pasó de un modelo de producción industrial, de trabajo productivo a un modelo de especulación. ¿De qué vivimos los argentinos en esos años de destrucción de trabajo y empresas medianas y chicas? De préstamos. La abrumadora deuda externa y su administración, fue el mecanismo que impuso la presencia permanente de acreedores extranjeros, organismos financieros internacionales, y otros intereses locales asociados (bufetes de abogados, bancos locales satélites, la gran prensa conservadora), en la toma de decisiones públicas. La contracara de este poder acrecentado fue la debilidad política de los sectores populares a partir de la derrota profunda sufrida en 1976.  Raúl Alfonsín se encontró con las manos atadas para tomar decisiones. Hay que subrayar además, que la  clase dominante argentina ganaba en la inestabilidad política y el estancamiento económico. No niega al Estado, contrariamente a lo que se difunde, utiliza los recursos del Estado para transferir riquezas al sistema financiero. Por eso el desendeudamiento es sinónimo de emancipación. Librarse las ataduras y las exigencias de los bancos.  ¿Para qué?. El Gobernador en el acto de Montecarlo por el 9 de Julio algo dijo cuando subrayó que “no es lo mismo pensar esta provincia con criterios de libertad y de independencia, cuando teníamos a muy pocos chicos incluidos en el sistema educativo de nivel inicial, que llegar a este momento celebrando los 199 años con 45.000 alumnos en la sala de 4 y 5 años; habiendo duplicado la cantidad de estudiantes que salen de la escuela secundaria. No es lo mismo una provincia que hace 20 años tenía una mortalidad infantil de un 30 por mil a una provincia que ha bajado un dígito y hoy tiene 9 por mil”. “No es lo mismo una provincia que tenía que traer casi todos los productos que comía de otras provincias, a una que hoy tiene más de 500 mil cabezas de ganado”.

Volviendo a la pugna de modelos, como metáfora histórica, repasando los debates en la política nacional desde 1810,  se puede señalar que Closs está en la línea de Artigas o Belgrano y Schiavoni en la de Rivadavia y Mitre

Anuncios