El espacio conformado por la Renovación y el Kirchnerismo es el único que postula dos misioneras al Parlamento del Sur, Cecilia Britto por el distrito provincial y Julia Perié en la lista que toma al país como distrito único. Ninguna oferta de las oposiciones le dio lugar a un misionero en las listas “nacionales” definidas en Buenos Aires desde la óptica del centralismo porteño.

En las elecciones de Octubre, y antes en las primarias del 9 de Agosto, los argentinos elegirán por primera vez en forma directa sus representantes en el parlamento del Sur que funciona como organismo netamente político del Mercosur desde 2007. La ley aprobada en diciembre pasado establece que cada uno de los 24 distritos electorales elegirá un representante en forma directa, mientras los 19 escaños restantes se dirimirán a través de una lista que tomará al país como distrito único y que se repartirán en forma proporcional por sistema D’Hont. Es decir que de los 43 argentinos que integrarán desde diciembre el Parlasur la provincia de Misiones tiene uno sólo asegurado. Será el que gane las elecciones, sin más. Pero la ubicación geopolítica de Misiones, no es la misma que las provincias pampeanas, del Sur o del Oeste. Una visión realmente federal de la política debe, por principio y doctrina, privilegiar la participación de misioneros en la lista larga de los 19. Pues solamente el Frente para la Victoria lo entendió al sumar a Julia Perié en el octavo lugar. Puede ser mezquina la oferta, pero cobra su real significación si se advierte que en las listas de las oposiciones no hubo lugar para misionero alguno. Radicales, macristas y progresistas se repartieron las candidaturas desde los intereses del centralismo porteño.   

ENCUENTRO DE PARTIDOS POPULARES: La nueva envergadura que adquirirá el Parlamento del Sur con la elección directa de los representantes, abre un espacio netamente político para que la integración regional deje de ser un asunto exclusivo de las cancillerías y los presidentes.  No es casual que los analistas porteños empiecen a prestar atención a la conformación del Parlamento del Sur, que desde 2007 no pasó de ser un espacio simbólico, aunque la creación de instituciones como el Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur, haya constituido un intento de pasar a la acción. En la nueva mirada de la prensa nacional, por supuesto las derechas no escatiman adjetivaciones en contra del Parlasur al que ven como destino de jubilados y de dirigentes en busca de fueros. Es claro que cualquier espacio de institucionalización de la política es vista por los factores del poder fáctico como un enemigo en potencia. El progresismo porteño en cambio celebra la potencialidad del organismo y como escribe un columnista de Telam, al tener mandato directo en la soberanía popular “entre otras cosas, va a permitir que por primera vez se dejen de ver los asuntos de la integración desde las perspectivas nacionales (Lo que quiere “Brasil”, lo que quiere “Argentina”, lo que quiere “Uruguay” y así) para pasar a un debate donde afloren los acuerdos y diferencias ideológicas. Por ejemplo, en el futuro Parlasur, sería muy lógico que las bancas del Frente para la Victoria voten en sintonía con las del PT de Brasil o el Frente Amplio Uruguayo. Y, al mismo tiempo, las del PRO hagan lo mismo con el Partido Blanco o Colorado de Uruguay o el PSDB brasileño. Es decir, va a existir un órgano político regional donde el debate se parezca mucho más al debate político que existe en cada uno de los países y no a negociaciones vaporosas y tecnicismos totalmente ajenos para los ciudadanos de a pie”. En esta sintonía se difundió la reunión que el jueves 1º se realizó en la Universidad de San Martín encabezada por el ex canciller Jorge Taiana. Habló del desafío de dar un nuevo impulso a la integración regional y “de batallar contra la desinformación que se impone desde los grandes grupos mediáticos. Es preciso remover la falta de información y favorecer el conocimiento entre los pueblos. No hay posibilidad de avanzar en la integración si no hay un buen conocimiento entre lo que se quiere integrar. Nadie ama y se involucra con lo que no conoce”, indicó.

LA VOZ DE LOS PUEBLOS: para favorecer el conocimiento de los pueblos, la batalla no es sólo ideológica ni de la hermandad de los partidos políticos que en los últimos años, desde los estados de la región han llevado adelante procesos de socialización y de fortalecimiento de la soberanía popular ante el poder fáctico y anti político de las corporaciones. El contacto, en las fronteras es realmente el efecto de tocarse entre las sociedades, hermanarse en un destino común. Las especificidades que se registran en provincias como la nuestra, con mil kilómetros de fronteras vivas, demandan abordajes que nos siempre tienen respuestas en el mundo académico ni en las grandes formulaciones teóricas. El contacto entre los pueblos aquí, exige un pragmatismo, no neutro ni de derechas, sino profundamente vinculado a las necesidades de hoy que sólo pueden aprehenderse desde la propia historia. Ya en Junio pasado Misiones Plural hizo referencia a la significación política de la elección de Cecilia Britto, dirigente de la mayor confianza de Carlos Rovira, para una banca del Parlasur.

REUNION BRITTO Y PERIÉ:  El martes 31, Britto y Perié estuvieron reunidas también mopvidas por la necesidad de difundir qué es el Parlasur para romper la conspiración del silencio de los medios hegemónicos. Según se informó, para Britto la reunión “no solamente se pone en agenda la cuestión de elegir representantes directos sino que además que Misiones pueda tener sus representantes desde el Frente para la Victoria y desde el Frente Renovador”. Destacó la importancia de armar una agenda en común. “Hemos hablado de muchos proyectos que vamos a tratar de poner en práctica porque nos parece fundamental socializar, contar al electorado misionero la importancia que tiene esta representación de Misiones en el Parlasur y comentar las oportunidades que pueden abrirse para la provincia”, expresó. Perié dijo que “la idea es comenzar a trabajar juntas en esto de transmitir a la sociedad y aclarar qué significa este Parlasur, y cómo hacemos para consolidarlo; trabajaremos en los proyectos que tienen que ver con la inserción fundamental de la provincia de Misiones, una provincia que está encajada en este Mercosur, porque nosotros lo vivimos cotidianamente. La idea es empezar a establecer líneas de acción y de trabajo en conjunto, hoy nos toca la responsabilidad de representar a Misiones y a la República Argentina, y tenemos un  objetivo común que es comentarle al pueblo misionero por qué tiene que elegir a nuestros candidatos”.