SERENO YANKEE GO HOME

La Cámara de Representantes pedirá al Ejecutivo que arbitre todos los medios para indagar si son ciertas las informaciones sobre la instalación de una base militar de los Estados Unidos en territorio misionero. La iniciativa fue promovida por el diputado Sereno del Pays y contó con el respaldo de la Renovación y Vanguardia Radical, pero con el voto no positivo de la UCR y el PRO que pusieron en cuestión las fuentes del pedido de informes

Posadas (Martes 28 de junio) La comisión de Constitucionales aprobó hoy un proyecto de declaración para que el Poder Ejecutivo informe si es de su conocimiento si existen gestiones sobre la instalación de bases militares extranjeras en el territorio provincial.
El pedido de informes, que con toda seguridad será aprobado el jueves en el recinto, se suma así al formulado desde el Congreso Nacional por el diputado misionero Daniel Di Stefano quien, concretamente solicitaba a la Presidencia de la Nación “saber cuáles son las condiciones en que se llevará adelante la instalación de una base militar en nuestro territorio”.
La iniciativa del diputado del Pays, Martín Sereno, refuerza la indagación del poder político al involucrar al gobierno provincial para que arbitre todos los medios para esclarecer la verdad sobre el tema.
Tuvo el respaldo de la renovación y de Vanguardia Radical, pero no votaron por el pedido de informes, los diputados Germán Bordón y Jorge Ratier Berrondo.
Sereno, que no integra la comisión participó de la reunión de esta mañana para reiterar los fundamentos de su inquietud.
“¿Qué información tiene?” le preguntó Roberto Chas mostrando interés en indagar sobre el tema.
Son fuentes periodísticas provinciales, nacionales e internacionales, respondió Sereno para aclarar que por eso pedía informes y no hacía directamente un repudio.
Fue cuando Bordón adelantó su voto “no positivo” al dictamen argumentando que sólo conocía la información a través de medios “que no se si son generadores de noticias o no…”. Este desliz es analizado en nota aparte.
El ucerreísta rechazó además las versiones con un razonamiento inductivo y bastante naif. Piensa que si fuera cierto el pedido de instalación de bases debería pasar por el parlamento que es el poder constitucional con atribuciones de ceder tierras.
La diputada de Vanguardia Radical, María Losada, que además es presidenta de la comisión refutó los dos cuestionamientos del diputado de la UCR. Recordó que el Estado nacional posee tierras en el territorio misionero, tanto como el Ejército y Gendarmería, de modo tal que pueden ceder tierras sin autorización de la Cámara. Salió al cruce también de la inhibición de Bordón referida a los medios. Enfatizó que para indagar y tener información “estamos nosotros”.
Bases militares y células terroristas
El diputado Sereno fundamenta el pedido de informes haciendo una síntesis de la información que circula sobre el probable y posible acuerdo de la Presidencia de Mauricio Macri con Washington para instalar bases militares en Ushuaia y en la llamada Triple Frontera.
Ya en abril la ministra Patricia Bullrich, insólitamente vestida con ropa de fagina militar, estuvo en Iguazú donde rescató la teoría de Washington sobre la existencia de células terroristas en “la triple frontera”, esa ficción geopolítica que construyó el Pentágono inventando un espacio liberado sin presencia de los Estados.
A fines de mayo, en una conferencia sobre seguridad organizada por la embajada de Israel, la ministra insistió en la teoría de células terroristas y decíamos en una nota publicada el martes 31 que la denuncia es funcional a las pretensiones de los Estados Unidos de instalar una base militar en Misiones.
Si bien las declaraciones Bullrich en Iguazú los primeros días de abril alertaron sobre el tema, fue recién el 15 de mayo, cuando La Nación publica declaraciones del viceministro de Defensa Nacional, Ángel Tello, que estaba en los Estados Unidos al frente de la misión. Reveló con todas las letras: “queremos que la ciudad de Ushuaia se convierta en una base logística para apoyar las tareas científicas en la Antártida”
Para Elsa Bruzzone, conocida especialista en temas de geopolítica, estrategia y defensa nacional y miembro del Centro de Militantes para la Democracia Argentina (CEMIDA), leyó entrelíneas las palabras del viceministro y a través del portal TDF de Tierra del Fuego, hace pública la denuncia sobre las pretensiones de los Estados Unidos de controlar los recursos naturales de la región.
Las revelaciones de los wikileaks
Mencionábamos en notas anteriores que ya los wikileaks desnudaban la estrategia de Washington. Un cable filtrado en 2009 revela la desesperación de los Estados Unidos por ampliar su influencia en la zona de la Triple Frontera. Entonces, el gobierno del Brasil y el PT ponían fuertes límites a la estrategia del imperio. El cable, que tuvo amplia repercusión dice que la cuestión de la Triple Frontera entre Paraguay, la Argentina y Brasil es “el único pie” que pueden interponer los Estados Unidos para que no se les termine de cerrar la puerta de los asuntos de seguridad en la región.
En la denuncia de Bruzzone, afirmaba que el tema de las bases militares, camufladas de logísticas estuvo en la agenda de Macri y Obama en marzo pasado. Es una de las referencias que toma Sereno para fundamentar el pedido de informes.
Subraya también el proyecto “consideramos preocupante el hecho de que uno de los medios de prensa afirma por ejemplo que Según fuentes de las Fuerzas Armadas, ya hay en Misiones un contingente de funcionarios norteamericanos recorriendo distintos puntos del norte de la provincia, en especial, Puerto Iguazú, para instalar lo que ellos llaman una “Base de Observación”. La misma fuente lamentablemente no precisa mayores datos y esto motiva nuestro proyecto de comunicación, pero entre otros dichos expresa consultado un coronel en actividad dijo “esto es lisa y llanamente una intervención, si bien todos sabemos que en Misiones hay marines americanos en la zona centro desde hace décadas, su función es proteger una Base de Comunicaciones de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional norteamericana), pero esto es diferente, acá no estamos hablando de dos docenas de soldados, acá se viene una infraestructura mayor con todo lo que eso significa, una locura”.
También Página 12
El 20 de junio, el diario Página 12, también puesto en cuestión por Bordón como generador de noticias, publicaba una entrevista al investigador brasileño, Luiz Moniz Bandeira, uno de los mayores expertos en relaciones con los Estados Unidos, bajo el título, precisamente : “Estados Unidos quiere bases en Ushuaia y en la Triple Frontera”
Le dijo a Martín Granovsky que, según sus informaciones, las bases o quasi-bases (centros de apoyo para movimientos militares) están en proceso de negociación entre Washington y el gobierno de Mauricio Macri. Ver nota
En el reportaje el experto brasileño dice: “las bases aún no existen pero tengo información de que están siendo negociadas con Macri. Es una vieja intención de los Estados Unidos y ahora aprovechan la situación política favorable. Las bases tienen una tipología común. Se llaman “quasi-bases”, módulos que puedan servir en caso de emergencia. En Paraguay empezaron con la construcción una gran pista de aeropuerto en Mariscal Estigarribia. Esa “quasi-base” fue empezada en 1980, con la construcción de módulos para alojamiento de 16 mil soldados, y después ampliada con la pista del aeropuerto, radares y hangares. Luego frenaron en gran medida debido a presiones de Brasil y no estacionaron ningún contingente militar aunque ya tenían la garantía de inmunidad a los soldados por parte del Senado de Paraguay desde 2005”.

Anuncios