La legislatura misionera creó la Beca Andrés Guacurarí, propuesta por el diputado Darío Pietrowski (FpV). Solventará a los abanderados y escoltas de Misiones que continúen sus estudios superiores en cualquier parte del país. El monto será similar al del salario mínimo, vital y móvil.

 

POSADAS (Viernes 7 de octubre). Los egresados de las escuelas secundarias de Misiones que hayan sido abanderados y escoltas de las Banderas Nacional y Provincial de los establecimientos secundarios públicos de gestión estatal o privada, gozarán de la Beca Andrés Guacurarí que la Legislatura misionera respaldó con una ley, con el objeto de ayudar a solventar los gastos que ocasiona la continuación de los estudios superiores.
Esta beca, propuesta por el diputado Darío Pietrowski que se convirtió en Ley en la sesión de este jueves 6 de octubre, tendrá la misma vigencia que la duración de la carrera de nivel superior elegida por el beneficiario y el monto será equivalente al salario mínimo de un docente.

El diputado Darío Pietrowski, del bloque del Frente para la Victoria (FpV), propuso esta beca en consonancia con el fomento a la educación de los Gobiernos de la Nación y la Provincia a través de programas de incentivo como el boleto estudiantil gratuito, en Misiones, o los programas Progresar y Conectar Igualdad en la nación. En esa línea consideró necesario premiar a los alumnos sobresalientes que fueron distinguidos “con el honor de llevar y escoltar la bandera de Ceremonias”, como premio por alcanzar el mejor promedio durante el cursado del colegio secundario, sostuvo.
“El objetivo es reconocer sus logros, demostrarles a ellos y a la sociedad que su esfuerzo es un beneplácito para nuestra Provincia y por lo tanto contribuimos para que sigan creciendo, destacándose en ese camino a cumplir sus sueños”, expresó.
La beca pretende fomentar la cultura del esfuerzo y dedicación y reconocer el esfuerzo, la perseverancia y la responsabilidad de los estudiantes al cumplir con sus estudios y recibir como reconocimiento la portación o escolta de las banderas de Ceremonia, para acompañarlos después de egresados al facilitarles un ingreso económico que les permita continuar con sus estudios.
En ese contexto, Pietrowski impulso la creación de esta beca para que sus beneficiarios puedan seguir estudiando sin preocuparse por cuestiones económicas y con el Estado como garante de ese proceso de formación. La beca brindará al beneficiario la posibilidad de cumplir con el objetivo de estudiar en cualquier lugar del país y a Misiones, el valor agregado de sumar profesionales que desarrollen sus actividades dentro de la provincia, ya que este incentivo propone también el compromiso de los beneficiarios de ejercer en Misiones su especialidad durante el mismo tiempo en el que el Estado le otorgó la beca.

Los alcances y detalles de la beca
Para ser beneficiario de la beca Andrés Guacurarí, los estudiantes comprendidos en la ley deberán “prestar declaración jurada ante autoridad competente con el compromiso ético de ejercer sus servicios profesionales en la Provincia de Misiones una vez culminados sus estudios, por el mismo tiempo durante el cual fue beneficiario de la beca”, que puede alcanzar hasta posgrados y especializaciones.
Los beneficiarios deberán informar, además, el avance semestral de su desempeño académico ya que entre los causales de caducidad de la Beca figuran justamente el desempeño académico insuficiente; atraso o abandono injustificado de las actividades académicas; cambio de carrera o institución dentro del primer año de vigencia de la beca, sin la autorización previa de la Autoridad de Aplicación; la expulsión definitiva y firme del becario de la institución académica en la cual cursa los estudios; no informar estas circunstancias o el suministro de datos falsos o la alteración de documentos relacionados con el otorgamiento de la beca como también la renuncia a la beca.
La Ley establece que ante el incumplimiento de las obligaciones, el becario deberá reintegrar el valor equivalente y actualizado de la beca o su proporción temporal.
Respecto a la vigencia de la beca, la permanencia máxima del beneficio se extenderá por el tiempo que dure la carrera de nivel superior elegida por el beneficiario, conforme lo establezca el plan de estudios de esta y hasta por seis meses más posteriores a la finalización del cursado regular de las materias, para la culminación de los exámenes finales.
La misma Ley de creación de la Beca crea también el Fondo Provincial Beca Andrés Guacurarí, que se integrará con las sumas que del Presupuesto General de la Administración Pública Provincial se asignen cada año al Fondo Provincial Beca Andrés Guacurarí del Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología, además de aportes provenientes del Gobierno nacional u otros organismos nacionales e internacionales, públicos o privados de fomento a la educación; subsidios, herencias, donaciones o legados provenientes de personas y organismos públicos o privados y programas nacionales.

Anuncios