El bloque Renovador en Diputados puso en evidencia un giro estratégico y desnudó, desde sus voces más moderadas, las pretensiones de los legisladores de la UCR de trasferir a Misiones el clima de condena al pasado reciente. Sostienen que a través de pedidos de informes que desprestigian toda obra pública, se convierten en fiscales y jueces funcionales a la narrativa conservadora. No miden las consecuencias de sus prácticas que desprestigia a lo político como herramienta de transformación de la realidad. Se pronunciaron, Vogel, Baéz, Leyría, Rodríguez, Nemeth, Pezoa y Chas que habló de “falsedad ideológica” ya que “tuercen la realidad”. Es abierto el contraste con la prédica del Jefe de Gabinete de Macri que un día antes había venido a Posadas para reunirse con Passalacqua. Se había comprometido a ejercer una oposición responsable en la provincia y “trabajar en las cosas que nos unen”.

 

Posadas (Domingo, 9 de octubre) Las tensiones estructurales y coyunturales de la relación Nación – Provincia estuvieron en el centro de la escena política la semana que terminó. La visita de Marcos Peña a Posadas tuvo el inocultable propósito de ratificar las buenas relaciones entre los Gobiernos nacional y provincial iniciada desde el mismo 10 de diciembre cuando el conductor de la Renovación interpretó que el momento histórico demandaba una actitud constructiva y colaborativa de todas las fuerzas políticas de la Nación.

La excusa oficial del traslado de Jefe de Gabinete de Macri a la capital misionera fue la puesta en marcha del programa el Estado en mi barrio, pero no pasó desapercibido para los observadores que tuvo lugar pocos días después de las declaraciones de Hugo Passalacqua advirtiendo que Misiones no estaba dispuesta a votar el Presupuesto nacional a libro cerrado.

Las columnas de análisis político de los diarios locales lo destacan con claridad cuando se observa que en la reunión de una hora, entre Peña y Passalacqua, se “confirmó la afinidad política y se acordó un trabajo conjunto e integrado de cara a las legislativas 2017. Es decir, la estrategia será evitar el daño mutuo, a sabiendas de que se puede convivir más allá de las diferencia. Peña dejó claro que para el PRO, los signos políticos distintos no implican necesariamente un conflicto permanente. “Es parte de un cambio al que en principio costaba acostumbrarse. Es el desafío y mandato místico que tenemos. También que en las provincias donde no gobernemos podamos ejercer una oposición responsable y trabajar en las cosas que nos unen”.

Los mismos conceptos fueron suscriptos por el Gobernador que compartió con el funcionario de Macri una conferencia de prensa, pero además puso de relieve el significado político de la empatía entre los funcionarios como personas, establecida fundamentalmente mientras compartieron una gira europea en busca de inversiones.

Pero la consigna “gobernabilidad con gobernabilidad se paga” que inventó Passalacqua no se queda en retórica sino que se reflejan: de un lado en el apoyo a sancionar leyes necesarias para que el Presidente pueda nadar el camino que obtuvo el respaldo y la legitimidad electoral y del otro en enviar a la provincia los recursos comprometidos en la obra pública y programas de educación y salud.

Esta buena onda, que podría también interpretarse como un “entente”, necesita sin embargo de mostrar la propia musculatura. En tal sentido, la firme decisión de defender los recursos que son propios de los misioneros, como el Fondo del Tabaco, llevó al Vicegobernador a reunirse con los representantes de la provincia en el Congreso de la Nación.

Pareciera que operó sobre la rendición del ministro nacional del agro que estaba pretendiendo manejar a su antojo al FET, tal como ocurre con frecuencia cuando el Estado nacional necesita fondos frescos.

 

Nerviosismo en la UCR

Peña ratificó también en Posadas que la gobernabilidad está por encima de las apetencias electorales y agradeció a Passalacqua por los apoyos recibidos en el Congreso y las convocatorias que hace Macri a los gobernadores. Esto fue también rescatado hoy por los observadores de la política misionera. Afirman que el Jefe de Gabinete “admitió que los sondeos le dan más de 80 por ciento de imagen positiva al gobernador de Misiones, al vice, y al Frente Renovador. En una reunión cerrada con la Mesa de Cambiemos instó a la mesa provincial a trabajar en conjunto y no trabar la gestión.

Esta forma de hacer política, evitando el daño mutuo y potenciando resultados concretos en beneficio de la gente, es lo que construye convivencias y convergencias en las diferencias. Peña, dicen los analistas, dejó claro que “es parte de un cambio al que en principio costaba acostumbrarse. Es el desafío y mandato místico que tenemos. También que en las provincias donde no gobernemos podamos ejercer una oposición responsable y trabajar en las cosas que nos unen”.

Es el cambio, que paradojalmente no perciben al interior de la alianza Cambiemos, más precisamente en la UCR. En la política misionera es palpable en la actitud de los tres diputados que le quedan. José Cano, el ucerreíesta tucumano que coordina el Plan Belgrano, lo dijo con todas las letras en Posadas cuando fue interrogado al respecto. Reveló que en todas las provincias en la que Macri alcanzó acuerdos de gobernabilidad hay desorientación en los comités de la UCR porque esperaban la guerra que no sucedió. Es evidente que no asumen su rol de socio minoritario. Les inquieta la novedad del diálogo y se sinceran advirtiendo que si a los gobernadores les va bien serán imbatibles. Es la naturaleza de la UCR. Pensar centralmente en las elecciones y no en solucionar problemas. La otra permanente preocupación son los cargos. “Hace nueve meses que los radicales nos discuten cargos”, dicen en la Rosada, con cierto fastidio, aunque hay órdenes de contenerlos hasta las legislativas de octubre.

En Misiones hace rato que la UCR ha activado los mecanismos político-partidarios en preparación para las elecciones del próximo año. Están de internas con el PRO que no se dio por aludido. Como lo definió Peña y aquí reiteradamente Alfredo Schiavoni, la forma de hacer proselitismo es a través de la gestión. La apuesta no está centrada en el dominio de los padrones ni en los fiscales de urnas sino en dar respuestas a las necesidades de la gente y en la reactivación de la economía

 

Pedidos de Informe

ellos
Bordón, Molina y González.

No es casual entonces que en la UCR Misiones la obsesión sea ganar espacios en la prensa local. Atentos a las demandas de los sets de televisión no miden las consecuencias de la práctica política que desprestigia a lo político como herramienta de transformación de la realidad. Lejos de las responsabilidades de cualquier gestión se dejaron ganar por el denuncismo que tiene el propósito de generar un clima político. Replican acríticamente la metodología del orden nacional que ahora tiene como estrella del “star sistem” a Stolbizer que reemplaza a Carrió que tiene la palabra comprometida con la gestión de Macri ya que integra la alianza oficialista. Ante la inexistencia de un dispositivo cuasi mafioso similar al que opera en el orden nacional con lazos en el Poder Judicial y los grandes multimedios, aquí no hacen denuncias judiciales sino que se limitan a los pedidos de informes desde las tres bancas que le quedan en el parlamento misionero.

Los pedidos de informes son instituciones de la Cámara de Representantes que están en el Reglamento. Los diputados pueden promover proyectos de Comunicación al Ejecutivo con el propósito de esclarecer acciones del Ejecutivo.

Desde que asumió en el Poder Legislativo, Carlos Rovira, desde la mayoría parlamentaria favoreció estas comunicaciones. Es un dato de profunda significación política en favor de la transparencia si se tiene en cuenta que en otras Cámaras no son fácilmente aprobadas y como en el Congreso de la Nación quedan archivadas en las comisiones. “Esos pedidos de informe no sirven para nada”, nos dijo Hernán Damiani, que hasta fin de año sigue siendo el presidente de la UCR Misiones, cuando el miércoles ingresó a la Residencia del Gobernador con la comitiva de Peña. Sin embargo, es a lo que se dedican casi exclusivamente los tres diputados que le quedan al bloque de la UCR. Todas las sesiones presentan pedidos de informe que llevan como axioma la paradoja de una verdad que se pretende demostrar.

 

Giro en el bloque Renovador

El jueves pasado no fue la excepción. Un día después de las palabras de Peña, convocando a no trabar la gestión, desde la UCR, Gustavo González, Walter Molina y Germán Bordón, se extendieron horas en pedidos de informes, los que generalmente están vinculados a las obras públicas. La Presidencia de la Cámara les habilita más tiempo del que fija el Reglamento de Cámara que limita a 10 minutos la fundamentación de estos proyectos. Además los aprueba cuando si hubiera algo que esconder mandaría a votar en contra.

La perversidad del mecanismo fue señalada hace unas semanadas por el vicepresidente de la Cámara, Orlando Franco, que convocó a no llevar al campo de la política lo que es propio de la Justicia. Se basa en que no importa si la acusación es real o no. Todas las denuncias pueden ser reales o no pero, si existe la denuncia, la duda queda instalada y abona el clima en contra de la política.

El jueves pasado, el bloque del Frente Renovador, que preside Roberto Chas, sorprendió con un giro estratégico. Por primera vez salieron al cruce de los pedidos de informes trasformados en denuncias que llevan implícita la condena. Molina condenó en su exposición la permanencia de la emergencia económica olvidando nada menos que todo el proceso de desendeudamiento operado en el Estado misionero que en 1999 debía el doble de su Presupuesto y ahora sólo el 10%. Bordón en un pedido de informes que ya era abstracto porque pretendía saber si el Ejecutivo iba a vender el hotel del IPS en Iguazú, cuestionaba también implícitamente las políticas previsional y asistencial del Instituto. No casualmente, salieron a responderle a los dos, las voces más moderadas de la Renovación. González, en sintonía con las movidas del orden nacional, insistió con la obra pública sin que le afecten los choques contra la realidad. En Misiones, cuanto más se estira del hilo más se encuentran obras asociadas al Grupo Macri que, como clara expresión del poder permanente, estuvo en todas y a lo largo de todos los gobiernos desde 1983.

 

La estrategia al desnudo

anibal
Aníbal Vogel

El primero en cruzar a los denuncieros fue Aníbal Vogel que desnudó el sentido político de los pedidos de informe. Consideró que son una estrategia de mediatización y los calificó de “vende humo”. Observó que ponen en sospecha toda la obra pública, lo que por supuesto es funcional al sector más neoliberal del gobierno de Macri que está presionando por un mayor ajuste. Por eso le recomendó a González que tenga “tranquilidad”.

Y subrayó que “no hace falta confundir a la sociedad. Hemos hechos la obra pública que hacía falta”. Después, en su característico tono, más propio de un conciliador que de un guerrero, le enrostró la experiencia como intendente que no tienen los ucerreísta. Casi pedagógicamente señaló que en la confección de presupuestos, “siempre hay que tener en cuenta no gastar más de lo que entra para no entrar en default” y en ese sentido recordó: “me tocó el 2001”.

Vogel valoró desde esa experiencia traumática, el proceso de desendeudamiento y se burló de la sugerencia de Molina de pagar todos los Cemis para poder tomar crédito. “Claro, ahora es fácil”, dijo, para rescatar los resultados alcanzados desde el 2001 y remarcar que es cierto que faltan cosas y sostener que en base a esos resultados el camino es el correcto. “Que se quede tranquilo”, reiteró sabiendo que irritaba a González que, después, precisamente perdió la calma y agredió a los radicales que se fueron del bloque (ver nota aparte). Recordó y desocultó el sentido perturbador del pedido de informes ya que todo lo atinente a las obras públicas está siendo respondidas por el Ejecutivo desde 1983 a la fecha, tal como salió hace ya dos meses un pedido de informe de la Cámara.

Noelia Leyría rescató también el proceso de emancipación que subyace al desendeudamiento como estrategia. En ese sentido hizo referencia a la crisis del gobierno de Alfonsín y de la Alianza, para chicanear: “ahora muchos quieren enseñar a gobernar cuando fueron los que arruinaron el país”. Recordó que precisamente fueron los ucerreístas los que establecieron la emergencia económica. Y los definió con un dicho popular: “maestros ciruela”.

nl
Noelia Leyría.

Juan Marcelo Rodríguez, como presidente de la Comisión de Presupuesto, recordó que en la comisión se han desarrollado 35 reuniones con funcionarios, ministros, presidentes de entes descentralizados y de empresas, los que expresaron sus estimaciones de recursos y gastos para la administración en 2017. Destacó, en respuesta a una imputación que “el contado Adolfo Safrán no se reúne con la gente de Buenos Aires para ver cómo se resuelven los problemas; en Misiones somos los misioneros los que tomamos las decisiones”. Resumió también el contexto económico haciendo referencia a unos pocos indicadores. Mencionó la caída del PBI del 3,5%, la caída de la construcción caída en orden del 14%, la caída industrial en un 15%, la caída en el sector comercial cercano al 4%, como algunos de los indicadores del cuadro de situación. Dentro de ese panorama subrayó que Misiones es una de las nueve provincias que no han pedido anticipos de coparticipación como otras a las que no les alcanza para pagar a los empleados públicos. Dijo también que 8 provincias han licitado bonos. Desde este abordaje comparativo enfatizó que “en Misiones son años de trabajo serio, de políticas convalidadas en las elecciones”. Y se tomó también tiempo para reírse de las imputaciones que deslizó Molina al sugerir que Passalacqua podría conseguir más cosas ya que viaja en el avión con Macri. En tono con la reunión que mantuvo el Gobernador con el jefe de Gabinete el día anterior, consideró que “no es con la crítica fácil con la que se pueda construir una salida”.

jmrodriguez
Juan Marcelo Rodríguez.

Carlos Baéz, otro dirigente conocido por su moderación, marcó también la significación de la mayoría renovadora de acompañar los pedidos de informe, pero subrayó que sólo son denuncias públicas que no tienen gravitación para hace presentaciones judiciales ya que son preparadas para el show de la tv.

baez
Carlos Báez.

Oscar Alarcón, médico también con actuación en Eldorado, se sumó a la observación que parece obvia pero está escondida. La mayoría es la que decide. “Acompañamos para colaborar con la transparencia”, enfatizó y recordó que el pedido ya está incluido en el informe global que pide indagar todo lo relacionado con la obra pública desde 1983. Les pidió paciencia y tranquilidad a los ucerreístas, para revelar que “hay todo un equipo trabajando en esto dedicándole mucho tiempo”.

alarcon
Oscar Alarcón.

Ignacio Nemeth y Mabel Pezoa, desde las experiencias de intendentes resaltaron el sentido de las obras públicas para mejorar la calidad de vida en los municipios. Nemeth les sugirió a los diputados de la UCR que “pidan informes al Gobierno nacional por los fondos que nos corresponden y no vienen. Vamos a acompañar”, aseguró. Pezoa denunció el doble discurso característico de los ucerreístas.

mabig
Ignacio Nemeth y Mabel Pezoa.

Héctor Bárbaro se sumó al debate señalando que más allá de los réditos mediáticos en medios nacionales que buscan las denuncias, “hay que hacerse cargo de los errores cometidos, porque hacen falta muchas cosas y hay necesidades”. En ese sentido cuestionó las decisiones de inversión como en el parque acuático cuando hay necesidades de viviendas pero al mismo tiempo desvió denuncias contra el Gobierno nacional por su pretensión de quedarse con la plata del FET que la ponen en el Plan Belgrano.

cacho
Cacho Bárbaro.

Roberto Chas como presidente del bloque, después de desnudar el sentido de los pedido de informes, hablo de reiteradas actitudes del diputado Bordón, a las que calificó de mendaces y pasibles de ser calificadas en la categoría de “falsedad ideológica” ya que dijo “tuercen la realidad en forma que por lo reiteradas encierran malicia salvo que se esté buscando la nombradía. Convierte un pedido de informes en denuncia y ser transforma en fiscal y juez”.

chas
Roberto Chas.

 

La narrativa neoliberal

El giro estratégico del bloque del Frente Renovador evidenciado el jueves 6, puede ser interpretado como producto de una iniciativa para evitar que la narrativa conservadora, instalada en el orden nacional, se transfiera a la provincia y consiga el objetivo de borrar de la mente de los misioneros su historia reciente. No casualmente se apunta a la significación de la obra pública y el desendeudamiento. Las voces de lños moderados del FRC se hacen escuchar también para desarticular el objetivo de presentar el presente como un escenario de disolución del pasado político, de un nada sin luchas ni rupturas históricas como la del 2003. Denudar la metodología de una dirigencia decadente que sólo pretende mantenerse en cargos y por eso se presta al juego de los especialistas en la manipulación y la mentira.

Anuncios