Un llamado a debatir sin prejuicios la cuestión inmigratoria formuló ayer el ex gobernador Closs. A través de un comunicado de prensa sostiene que “es tiempo de asumir que cada uno tiene su verdad muy relativa en este tema y que del debate y del consenso serio, debemos llegar a las soluciones que eviten los innecesarios extremos”.

El diputado nacional por la renovación de Misiones, Maurice Closs, difundió ayer un comunicado de prensa con el propósito de asumir el cambio de paradigmas que encierra la consagración de Donald Trump en los Estados Unidos. Concretamente se propone no aludir el necesario debate sobre la cuestión imigratoria. Dice textualmente:
El triunfo de Donald Trump ha significado una importante reorientación de la agenda de EEUU, que va a tener un enorme impacto en todas las latitudes. Un nuevo tiempo financiero, más proteccionismo, cuestionamiento a los fenómenos de Integración y a la Globalización son algunos de los nuevos datos del mundo Posterior al triunfo de Trump.
Ahora, más allá de estos temas, hay uno que es muy sensible y debe ser abordado de manera especial, me refiero al tratamiento de Inmigrantes. La problemática de la Inmigración siempre estuvo en la agenda de EEUU, Europa y también en la nuestra.
¿Qué cambio?
Probablemente ha cambiado el paradigma dominante y con Trump en el poder, pasen a ser aceptados criterios hostiles a la inmigración y que los mismos empiecen a generalizarse en el resto del planeta.
En Sudamérica está claro que el país más generoso a la hora de recibir y de tratar a los inmigrantes es nuestra Argentina. Acá también se sienten voces distintas, algunas muy extremas en uno y en otro sentido. Lo peor que podemos hacer es escaparnos al debate, seguir como estamos va a generar el crecimiento de una fuerte opinión anti inmigratoria que puede transformarse en el nuevo paradigma. Cerrar nuestras fronteras va en contra de nuestra historia, e incluso de nuestra Constitución Nacional.
Es tiempo de iniciar este debate, es inevitable puesto que está en el centro de la Agenda Mundial, es tiempo de generar normas generosas, pero a la vez inteligentes, es tiempo de asumir que cada uno tiene su verdad muy relativa en este tema y que del debate y del consenso serio, debemos llegar a las soluciones que eviten los innecesarios extremos.
Siento en este caso que tengo autoridad para ser una más de las tantas voces que se pueden escuchar, soy un defensor de la Integración y de un País de fronteras abiertas.
Siento que es tiempo de establecer pautas nuevas para atender a la inmigración definitiva, que es esa que viene a quedarse a vivir en nuestro País, la que conforman aquellos que vienen en busca de trabajo serio y honesto dentro de un sistema.
Siento que es tiempo de debatir pautas para esa inmigración transitoria que se da cuando alguien viene a nuestro país transitoriamente en busca de servicios gratuitos de salud y educación.
Siento, en resumidas cuentas, que lo mejor que podemos hacer, es afrontar este debate sobre el fenómeno de la inmigración con seriedad, Sinceridad, inteligencia y generosidad. Generosidad que, en este tema, nadie puede dudar que tiene la República Argentina y muy en Especial la Provincia de Misiones a lo largo de su Historia y hasta nuestros días.

Anuncios