“La justicia Argentina está en deuda con la sociedad”, consideró Ariel Cohen Sabban, presidente de la DAIA, al cumplirse este miércoles dos años de la “dudosa” muerte del fiscal Nisman. El dirigente judío sin embargo se muestra prudente ya que el reclamo es para que “no sigamos manejándonos con supuestos”, y en ese sentido no afirma ni descarta ninguna hipótesis.

Por Alejandro Fabián Spivak

 Posadas (Miércoles, 18 de enero) Al cumplirse hoy el segundo aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman, misionesplural y L17 Radio Provincia de Misiones mantuvo una entrevista exclusiva con el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (Daia), el brazo político de la Comunidad judía en la Argentina, Ariel cohen Sabban. El dirigente judío confía en que la muerte “dudosa” del fiscal Nisman como la causa Amia se esclarecerán.  Está convencido que la justicia está dando pasos grandes en el esclarecimiento de ambas causas. Confirmó que la Daia es querellante en la causa Amia pero aclaró que no lo es en la causa Nisman. A continuación se transcriben los puntos más salientes de la entrevista mantenía con el presidente de la Daia.

A dos años de la muerte del fiscal Nisman; ¿Cuál su reflexión?

“Mi primera reflexión es que los argentinos merecemos vivir en un país en el cual se esclarezca la muerte en primer lugar de un ser humano y en segundo lugar de un fiscal de la Nación y principalmente de qué forma el fiscal Nisman desapareció en forma dudosa. La justicia está en deuda con la sociedad Argentina”.

¿Confía en que se esclarecerá la muerte del fiscal Nisman; como así también a 23 años del atentando a la Amia cree que los argentinos veremos esclarecido el mismo?

“Creo que la justicia está dando muestras de avances permanentes. La reapertura de la investigación en la causa Amia es un avance muy importante de parte de la justicia Argentina. Desde la Daia esperamos que la investigación de la muerte del fiscal Nisman siga el mismo avance. Que se esclarezcan los motivos de su desaparición y que los argentinos tengamos el orgullo de poder transitar las calles de nuestro país manifestando que la justicia también esclareció la muerte del fiscal Nisman”.

 La ex esposa del fiscal Nisman; la fiscal Sandra Arroyo Salgado aseguró en los medios de comunicación que lo mataron. ¿Para usted, como presidente de Daia; Nisman se suicidó, lo indujeron al suicidio o lo mataron?

“Esa respuesta, después de una ardua investigación la debe dar la justicia Argentino y no yo. Desde la Daia estamos aguardando que la justicia se expida, porque una justicia que es lenta no es justicia. Necesitamos que la justicia actúe y se expida para que los argentinos tengamos certeza de lo que sucedió ese fatídico 18 de enero de 2015 y, así los argentinos no sigamos manejándonos con supuestos. El ámbito donde se debe dirimir lo sucedido con el fiscal Nisman es en los tribunales y no en los pasillo”.

Hace 23 años, los argentinos están esperando que se esclarezca la causa Amia. ¿Cree que con la causa Nisman sucederá lo mismo?. Es decir que tendrán que pasar más de 20 años  para que se esclarezca la causa Nisman?.

“Esperemos que no. La gente debe tener la certeza que desde la Daia vamos a seguir trabajando y luchando judicialmente para esclarecer la causa Amia y para que también se esclarezca y la muerte de un fiscal de la Nación que tenía la responsabilidad de trabajar en el esclarecimiento del atentado terrorista más importante que sufrió la Argentina y, fundamentalmente para que la justicia Argentina vuelva a ocupar ese lugar sagrado que supo tener en algún momento”.

Al momento del atentado a la Amia (18 de Julio de 1994) las oficinas de la Daia funcionaban dentro del edificio de la Amia.  ¿Esto le permitiría a la Daia presentarse cómo querellante en la causa Amia?

“La Daia es querellante en la re apertura de la investigación de la causa Amia. En la causa de esclarecimiento de la muerte del fiscal Nisman no somos querellantes. Como querellantes en la causa Amia nuestra batalla judicial ha durado casi un año y medio. Y, siempre lo dijimos, nuestro único objetivo es la verdad y la justicia. No tenemos militancia política alguna. No condenamos y no señalamos. Queremos que se investiga porque en cualquier país democrático y republicano lo único que no podemos darnos el lujo es que no se investigue la dudosa muerte de un fiscal de la Nación”

ANTECEDENTES:  Natalio Alberto Nisman alcanzó notoriedad por tener a su cargo la causa del atentando contra el edificio de la Amia, ubicado en Pasteur 633, en el barrio de Once de la Capital Federal acaecido el 18 de julio de 1994 (Asociación Mutual Israelita Argentina) y, más tarde, por solicitar el procesamiento de Mauricio Macri  (entonces jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires) y otros funcionarios suyos como Jorge Fino Palacios ―también procesado por Nisman como encubridor del atentado contra la AMIA―, atribuyéndoles la organización de un sistema de espionaje de ciudadanos que incluía a familiares activistas de la causa AMIA. Nisman también denunció a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a otros, atribuyéndoles la intención de encubrir a un grupo de sospechosos en la causa AMIA mediante la firma del Memorándum de Entendimiento Argentina-Irán, que establecía un mecanismo para interrogar en aquel país a los imputados de esa nacionalidad. La vigencia de las circulares rojas de Interpol, con pedidos de captura sobre funcionarios iraníes acusados de haber perpetrado el atentado.era uno de los puntos calientes de la acusación de encubrimiento que hiciera el fiscal Nisman contra Cristina Kirchner y su canciller Héctor Timerman. Según esa denuncia, la ex presidente había impulsado el Memorandum de Entendimiento con Irán con el objetivo de exculpar a los sospechosos y ex funcionarios iraníes implicados en el atentado y hacer caer, por consiguiente, esos pedidos de captura. El beneficio por parte de Argentina serían nuevos acuerdos comerciales con la mencionada nación. Sin embargo, el tratado de cooperación judicial internacional nunca se aplicó y las alertas rojas se mantuvieron vigentes durante los mandatos kirchneristas. La noche del 18 de enero de 2015, Alberto Nisman fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza en su departamento del edificio Torre Boulevard del complejo Torres Le Parc en el barrio de Puerto Madero, de la Capital Federal, horas antes de presentarse ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina que lo había citado para interrogarlo sobre los fundamentos de su denuncia, adonde debía concurrir el lunes 19 de enero de 2015; es decir al día siguiente de su muerte. La causa se encuentra caratulada como “muerte dudosa”, y se han dado diversas especulaciones de si se trató de un homicidio, un suicidio, o un suicidio inducido. La causa además está enturbiada por un manifiesto enfrentamiento de servicios de inteligencia de varios países.

Anuncios