El diputado por Misiones presentó un proyecto de ley que permitiría beneficios para todos los sectores. Aseguró que estas medidas no atentan contra los 180 días de clases “cuando hay 15 días de vacaciones en julio y cien días en el verano”.

Posadas (Prensa Diputado Closs). El diputado nacional por Misiones, Maurice Closs, presentó un proyecto de Ley a través del cual busca equilibrar la discusión concerniente a los feriados y fines de semanas largos. El proyecto consiste en facultar al Poder Ejecutivo para que pueda fijar hasta tres fines de semanas largos por año.
“Es una norma que busca flexibilidad y posibilidad de acomodarse con los momentos y tiempos que corren”, sostuvo y aseguró que la ley permitirá al Ejecutivo analizar cómo caerán las fechas de cada año calendario, y acomodarlas en beneficio de todos los sectores. Específicamente en Misiones, los feriados largos son una buena estrategia económica, teniendo en cuenta el potencial turístico que ofrece.
Closs ejemplificó que de aplicarse la idea, “este año el Poder ejecutivo podrá optar por fijar el día 26 de mayo como día puente y así lograr un fin de semana largo en uno de los meses más bajos para la actividad turística” y sostuvo que el proyecto de Ley contempla, como alternativa, que el Poder Ejecutivo sea quien determine la naturaleza de este fin de semana largo, optando entre las figuras de feriado o día no laborable, a través de decretos correspondientes.
“Soy un convencido que un régimen inteligente es aquel que busca conmemorar con respeto los acontecimientos históricos, religiosos o de otra índole, y que promueva la actividad turística, en armonía con los sectores de la educación, de la producción y el comercio”, indicó el legislador.
En la propuesta, que contempla un máximo de tres fines de semana largo, entiende que el Ejecutivo, podrá elegir no sólo la cantidad, sino también la naturaleza de este día puente, feriado o día no laborable.
El legislador descartó además que los feriados atenten contra la cantidad de días de clases porque esa teoría no contempla la realidad, dijo. “En Argentina jamás se superará los 180 días de clases mientras hayan 15 días de vacaciones en julio y cerca de 100 días en verano”.
“Con respecto a lo económico, un argentino almuerza una vez por día, sea un día feriado o un día laborable. No se venderán más alimentos por eliminar los feriados. Eliminar los feriados no hará que un argentino necesite comprar un pantalón más o menos”, apuntó.
Asimismo, destacó los artículos que rigen a los fines de semana largo, los días no laborables, como así también los fundamentos de la ley. “Esperemos que esta iniciativa prospere y sea sancionada prontamente, para así superar lo antinatural que significa un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia), estando activo el Congreso y con legisladores con la sana voluntad de ayudar”, sostuvo.

Anuncios