El compromiso es laudar el nuevo precio dentro de los plazos establecidos, un mecanismo que garantice los pagos a través de cuentas bancarias, la suspensión de nuevas plantaciones, fondos para que los pequeños productores comiencen la cosecha y la conformación de una comisión de seguimiento, paralela al Inym pero a su vez, no vinculante, compuesta por productores. Y que los pagos sean por el precio establecido.

Posadas (Miércoles 22 de marzo). “Después de comer, nos vamos”. Eran las 14 de este miércoles cuando los dirigentes de la protesta terminaron de informar a los productores y trabajadores de la yerba mate que habían logrado “cuatro puntos y medio de los cinco puntos del petitorio que entregamos a los directores del Inym” y que “pese a que aún hay mucho por corregir y alcanzar, esta es una victoria”.
Minutos después, por votación, decidieron levantar el campamento, liberar la ciudad y regresar a las chacras, para comenzar a controlar que el pacto suscrito por once de los doce directores sea de cumplimiento efectivo.
En una mañana de reuniones tensa y acaloradas discusiones entre los manifestantes y los directores del Inym, el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate pudo sesionar a pleno y con las garantías de seguridad para todos los integrantes tal como habían reclamado, y que les sirvió de excusa para no reunirse los días anteriores. Poco después de las 13, los directores firmaron la Resolución 059/2017, entregaron una copia a los dirigentes yerbateros y algunos de ellos abandonaron el edificio, como el titular del Organismo que salió rodeado por policías y sin detenerse – pese a reiterados pedidos de los periodistas apostados en el lugar-, lanzó un escueto “si si, hubo acuerdo, hubo acuerdo”, y despareció de la escena.

La Resolución 059/2017

El documento emitido este miércoles por el Inym dice, de manera textual, que el organismo Resuelve:
“Comunicar a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y pesca de la Nación, la imperiosa necesidad del sector yerbatero de contar con los precios de las materias primas determinados y vigentes a partir del 1 de abril de 2017.
“Acordar las siguientes acciones respecto a medidas de equilibrio entre la oferta y la demanda y requerir su implementación a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, conforme pautas administrativas y legales vigentes: limitación de nuevas plantaciones de yerba mate durante los años, 2017, 2018 y 2019; y obligatoriedad, de que las plantaciones de yerba mate posean una vez culminada la cosecha, un remanente no cosechado de un veinte por ciento de la superficie total cultivada.
“Determinar como medida de fiscalización conjunta con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) dependiente de la Dirección Nacional de Matriculación y Fiscalización del Ministerio de Agroindustria de la Nación, y la Dirección General de Rentas de Misiones (DGR), en todas aquellas cuestiones vinculadas al control del precio de las materias primas.
“Determinar la necesidad de las siguientes medidas de financiamiento del sector yerbatero:
implementación de un mecanismo de financiamiento para la compa de materia prima destinada a operadores secaderos que cumplan con los requisitos que a tales efectos se establezcan, por un monto de doscientos millones de pesos, donde el Inym, a través de reasignaciones presupuestarias reconocerá el ciento por ciento del interés de las operaciones a 180 días y el 50 por ciento de interés en caso de renovaciones y donde el Gobierno de Misiones en conjunto con el Estado Nacional, aportará un fondo de garantías.
“La implementación, también, de un plan para el sector yerbatero a efectos de la utilización de los fondos del Fondagro comprometidos por las autoridades nacionales con destino específico al financiamiento de operatorias con yerba mate, siendo los beneficiarios los pequeños productores.
“Conformar una comisión asesora externa de la presidencia del Inym, ad honorem, se seis miembros titulares y seis suplentes que subrogarán a los titulares en ausencia de estos, todos productores siendo la misma de carácter no vinculante, cuya conformación será informada al Inym, antes del comienzo de sus tareas”.

“Pedimos disculpas…”

Como resumen, Petterson destacó que el acuerdo incluyó el precio a laudar dentro de los plazos establecidos, un mecanismo que garantice los pagos a través de cuentas bancarias, la suspensión de nuevas plantaciones, fondos para que los pequeños productores comiencen la cosecha y la conformación de una comisión de seguimiento, paralela al Inym pero a su vez, no vinculante, compuesta por productores.
Después de la lectura del documento, que recayó en el periodista Carlos Da Rosa a pedido de los productores, hubo un momento de tensión y de intercambio de ideas porque parte del acuerdo no terminaba de satisfacer a los productores: “tengo cuatro hectáreas, como voy a dejar de cosechar el 20 por ciento; eso es demasiado para mí”, gritó uno de ellos y le respondieron que las medidas debían ser igual para todos pero que quedaba la instancia de la Reglamentación para poder ajustar puntos como ese.
Calmados los ánimos, Julio Petterson tomó el micrófono y pidió disculpas: a la ciudad de Posadas por las molestias ocasionadas; a los empleados del Inym (“no a los directores sino a los empleados”) por los momentos de tensión del primer día “y a cualquiera a quienes hayamos importunado al estar acá”, en la protesta, dijo.
“Después de comer, limpiamos todo, dejamos todo en orden, y nos vamos”, se escuchó antes de un cerrado aplauso y un par de sapucay, allá atrás, arriba de los camiones.

caravana
Atardece en Misiones. Los productores salen de Posadas, en caravana hacia sus casas.
Anuncios