La recomendación presentada en el Parlasur por la representante misionera Cecilia Britto, insta a los Estados Parte a incorporar a sus ordenamientos internos el Programa de Concientización sobre la Utilización Racional y el Cuidado del Agua del Mercosur. El programa tiene por objeto la prevención y concientización sobre su uso racional y cuidado como recurso estratégico de toda la región.

Montevideo-Posadas (jueves 27 de abril de 2017) Prensa Parlasur Misiones. La iniciativa fue presentada en la comisión de Infraestructura Transporte, Recurso Energético, Agricultura y Pesca del Parlasur, previa a la XLVI sesión ordinaria. Durante la reunión Britto detalló las funciones contenidas en el programa; tales como realizar jornadas de concientización sobre el cuidado y el uso racional del agua como recurso estratégico de la región; y trabajar en conjunto con los sistemas educativos de cada Estado Parte y Asociados del Mercosur, para la capacitación de niños, jóvenes y adultos por intermedio de cursos, talleres y conferencias en materia del uso racional y cuidado del agua.
Asimismo el proyecto propone crear un Ente Regulador de prevención y control del el uso racional y cuidado del agua en el Mercosur, con el objeto de considerar todos los aspectos tendientes a la utilización racional y el cuidado del agua como un valor de suma importancia ambiental, económica y estratégica de la región. Integrado por las autoridades competentes de cada Estado Parte y especialistas en materia de Medio Ambiente y Tratamiento de Aguas.
En sus fundamentos la parlamentaria explica que “con esta normativa se aspira generar una herramienta de Política Ambiental  que garantice un mejor cuidado de un recurso natural tan trascendental como lo es el agua. Ya que la escasez de este imprescindible líquido para el desarrollo de la vida, puede ser considerada un recurso renovable cuando se controla cuidadosamente su uso, tratamiento, liberación y circulación”.
También especifica que “la capacidad de la tierra para sostener a una humanidad creciente es limitada. En los próximos cincuenta años, nos enfrentaremos con el reto de frenar el crecimiento demográfico de la población mundial y encontrar la manera más adecuada y eficaz de administrar los recursos naturales. En el caso de no lograrlo, y si se mantienen el modelo de crecimiento depredatorio actual, bastante antes de que finalice el siglo XXI se habrán sobrepasado los límites de resistencia del planeta. Por ello, debemos ampliar la cooperación fronteriza y el apoyo de los países en desarrollo para la creación de actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, incluidos el acopio y almacenamiento, el aprovechamiento eficiente de los recursos hídricos, el tratamiento de aguas residuales y las tecnologías de reciclaje y reutilización”, señala.
Al respecto la diputada considera importante destacar que “una de las mayores reservas subterráneas del mundo. Está en una zona estratégica de la Triple Frontera, y lo comparten Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay. El Acuífero Guaraní es conocido hasta ahora como la tercera reserva subterránea de agua dulce del mundo aunque, según las últimas estimaciones, podría ser el mayor curso de agua bajo la tierra”.
“La importancia de este inmenso reservorio radica en que constituye una reserva de agua estratégica para el abastecimiento de la región y para su desarrollo socio-económico que a su vez, se relaciona con la situación actual del agua a nivel mundial. Además el líquido que puede obtenerse es de muy buena calidad debido a los procesos físicos, químicos y bioquímicos naturales que tienen lugar en los sistemas acuífero”, indicó Britto.
Finalmente la parlamentaria sostiene que “el problema del agua no es sólo un problema ecológico. Se trata además, de un problema social que afecta directamente la vida diaria de muchas personas y el respeto de sus derechos humanos. Sin duda alguna, la mala gestión de los recursos naturales, incluyendo la falta de acceso al agua potable y al saneamiento, no solo afecta la calidad de vida de las personas: mueren casi dos millones de niños anualmente por enfermedades causadas por el agua de mala calidad y por un saneamiento inadecuado siendo este un problema de falta de garantía de Derechos Humanos, pero además estamos frente a un problema ambiental cuando la contaminación de las napas se produce por falta del sistema de saneamiento cloacal y además debemos destacar que la contaminación por volcamientos industriales ilegales es la primer fuente de contaminación de los cursos de agua superficiales. En consecuencia sin duda alguna cuando nos referimos a la problemática de acceso al agua potable y saneamiento estamos hablando de un problema ligado a los Derechos Humanos y al ambiente”.
“En ese orden de ideas, es de carácter vital capacitarnos y cultivarnos de la forma más acabada posible a fin de ubicarnos a la vanguardia en lo que respecta a la concientización sobre la utilización racional, conservación y el cuidado del agua, mayormente cuando tres países integrantes del Mercosur son propietarios de una de una de las reservas de agua más importantes del mundo que hoy en día se ha convertido en uno recursos más valiosos y estratégicos de nuestro planeta”, concluyó.

Anuncios