La Facultad de Humanidades y el Colegio de Profesionales respaldaron hoy la iniciativa de incorporar trabajadores sociales en el ámbito escolar. Hicieron aportes al proyecto de ley del diputado Kreimer para establecer el Servicio Social Escolar que se viene debatiendo desde hace un año. Doblaron la apuesta y propusieron crear una Dirección en el CGE para insertarse con autonomía de los rectores o directores de las escuelas.

Posadas (martes, 4 de julio) La Facultad de Humanidades y el Colegio de Trabajadores Sociales presentaron hoy una propuesta de crear la Dirección de Servicio Social Escolar en el ámbito del Consejo General de Educación. La idea fue elaborada por las dos instituciones a partir de un proyecto de Víctor Kreimer, que está en debate desde el año pasado en el parlamento misionero. La iniciativa del diputado de Avancemos disponía en un primer momento crear un “Programa” de Servicio Social Escolar a ser implementado en todos los establecimientos educativos, pero los profesionales del trabajo social doblaron la apuesta. El tema quedó en estudio en la comisión de Educación de la Cámara de Representantes, que preside Carlos Báez y que esta mañana contó con la participación de profesionales del trabajo social, entre las que estaban la decana de Humanidades, Gisella Spasiuk y la presidenta del Colegio, Mireya Blanco.
Como portavoces del ámbito profesional, dejaron sentado el respaldo a la iniciativa. La decana incluso elogió el compromiso no sólo de los diputados sino también de los intendentes de la provincia. “Chapó por los intendentes”, enfatizó para destacar la preocupación por las cuestiones sociales y la tendencia a articular las acciones con profesionales del trabajo social.

Crear una Dirección en el CGE

El proyecto de ley, que tiene estado parlamentario desde el año pasado, tal como se informó en este sitio el 27 de junio de 2016, propone crear “el programa de Servicio Social Escolar” a ser implementado y desarrollado por profesionales licenciados en Trabajo Social.
Al apoyo de la idea, la presidenta del Colegio presentó una modificación al proyecto, creando en lugar de un programa, la Dirección de Servicio Social Escolar directamente en el ámbito del CGE, con el propósito de aliviar las tareas de rectores y directores de las escuelas. En ese sentido proponen también otras modificaciones al texto de ley. En el artículo 4°, donde se habla de la “inserción” de las actividades del Servicio Social Escolar, se cambia por “intervención” y en otro artículo donde se habla de “promover” proponen directamente “abordar”. No son cuestiones menores. “Las palabras dan cuenta”, señaló la decana Spasiuk. Vale destacarlo aunque constituyeron un soporte para distinguir la significación del término “trabajador social” y no “asistente”. Un debate que debe tener más de medio siglo, pero que hoy vuelve a estar vigente por el uso que se le da en el Ministerio de la hija de Stanley y porque fue establecido en la ley nacional que encuadra el trabajo social y sus profesionales.
Pero el debate de fondo que quedó planteado en la Comisión de Báez pasa por el carácter que tendrá la institucionalización del Servicio Social Escolar.
La propuesta de Spasiuk y Blanco ganó el respaldo de Kreimer que es sensible por ser autor del proyecto de ley, pero no pasó todavía el filtro de otros diputados como Inés Rebollo. Conocida por su larga trayectoria al frente de la Comercio 6 de Posadas, adelantó sus dudas. No la convence la idea de la autonomía y desechó las preocupaciones por los “desbordes” de funciones de los directores. “No sólo tienen (los directores) el rol pedagógico, tienen responsabilidades, administrativas y sociales”, reflexionó.

Coincidencias en la necesidad

Donde no hubo disidencias es en la necesidad de crear el Servicio, más allá de su inserción en el ámbito escolar. En nota anterior revelamos que “el autor de la iniciativa ve que “en la escuela hay contacto diario entre el estado y la familia, si se gestiona mejor ese vínculo podemos tener mejor convivencia en la escuela y llegar con soluciones más efectivas, sean preventivas, asistenciales y/o articuladas con otros organismos, a las familias que lo necesiten”.
Entre los fundamentos señalaba que “violencia, adicciones, embarazo adolescente, incluso deficiencias nutricionales o de vivienda, son problemas que afectan la convivencia y la calidad educativa, requieren la acción del estado para ser debidamente abordadas y es necesario dar un paso más en el concepto de trabajo multidisciplinario, agregando profesionales especializados que garanticen una rápida y adecuada atención”.
Respecto de la implementación, ya destacaba la importancia de contar con profesionales del trabajo social formados en nuestra provincia y que, a su entender, el proceso debería iniciarse cuanto antes, en las escuelas que el área educativa del gobierno determine como prioritarias, pero con el claro objetivo de llegar a todos los establecimientos de Misiones.

COMISION DE EDUCACION TRABAJADORES SOCIALES WEB1

 

COMISION DE EDUCACION TRABAJADORES SOCIALES WEB 3

Anuncios