Passalacqua esperó hoy a Macri en el aeropuerto de Posadas en un gesto que resalta la cordialidad y la vigencia de las relaciones institucionales de mutuo respeto entablada por los dos mandatarios. Revela además la firmeza de las convicciones del Gobernador que no tuvo temor a los ruidos que genera la campaña electoral ni al hecho de que el Presidente venía a respaldar a los candidatos de su alianza. El gesto se destaca también en contexto ya que no en todas las provincias Macri es recibido con el mismo tono.

Posadas (Jueves, 27 de julio) Hugo Passalacqua esperó hoy en el aeropuerto de esta capital el arribo del presidente Mauricio Macri sabiendo que su objetivo era participar en un acto partidario. Como informamos aparte, Macri estuvo en Posadas para respaldar a los candidatos que su alianza postula para las bancas de Misiones que se renuevan en el Congreso Nacional.
El gesto del Gobernador tiene al menos dos abordajes para remarcar su significación política. Por un lado, el protocolar, el que indican las buenas costumbres y forman parte de las relaciones institucionales entre un Gobernador y el Presidente de su país. Parecería una obviedad, pero el gesto tiene un contexto que resalta su sentido político. Macri está recorriendo el país y por ejemplo, en Tucumán la cordialidad estuvo ausente. Y más generó cruces de los mandatarios que, diríamos no se corresponden con sus investiduras. Uno arrastró al otro al barro de la política. Y eso que el gobernador de esa provincia venía manteniendo buenas relaciones con la Casa Rosada. Evidentemente, las elecciones parlamentarias que tendrán su ensayo general el 13 de agosto con las Paso, genera ruidos en la comunicación. Muchos gobernadores temen que el “abrazo” con el presidente diluya sus ofertas electorales. El gesto de Passalacqua, que ante la mirada atenta de los medios no dudó en ir a “esperar” a Macri, cobra así la significación política de que hablamos. “El que teme hablar con alguien que piense distinto es porque esta inseguro en sus convicciones”, reflexionaba Passalacqua ya el año pasado cuando el espíritu dialoguista que se logró imponer en la relación con la Casa Rosada era observado con reticencia por los que se quedan en las formas para analizar los efectos políticos de los abrazos en la política argentina.
“Aun con diferencias, o gracias a ellas, creo en las construcciones colectivas, piensen como piensen los otros. No se me destiñe ninguna idea por sentarme a gestionar con alguien que piense distinto”, también suele decir el Gobernador.
El gesto de Passalacqua, de esperar a Macri al pie de la escalerilla para luego recibirlo en el VIP para hablar de la gestión, se traduce así en una fortaleza. Sólo con la firmeza de sus propias convicciones cualquier político puede sentarse a dialogar, que no sólo implica hablar sino también escuchar las razones del otro. A veces la política grande pasa por estas cuestiones que parecen menudas en su cotidianidad.

Habla desde la frontera

El subsecretario de Prensa, Gustavo Verón, difundió hace unos minutos el tenor de la conversación Passalacqua – Macri. “El encuentro fue breve y de mutua cordialidad, en la sala VIP del aeropuerto posadeño, donde arribó en la tarde de este jueves el presidente de la Nación, Mauricio Macri, con el fin de encabezar luego un encuentro político en un club céntrico de la capital provincial. Allí, el gobernador Hugo Passalacqua lo recibió y mantuvo una charla de algo de más de quince minutos”, informa.
Agrega que “en la oportunidad, el Gobernador misionero manifestó al Presidente la necesidad de profundizar regionalmente el comercio y la industria con el Brasil, para lo que es fundamental contar con puentes que promuevan una mayor integración entre los países. “Los argentinos no solamente observan a Brasil como destino de veraneo, sino que en verdad hay mutuo interés de acrecentar lazos comerciales, industriales y culturales” insistió Passalacqua al referirse a los esquemas de intercambio entre los gabinetes provincial (por Misiones, Argentina) y estaduales del sur de Brasil (Paraná y Río Grande Do Sul), que incluyen mesas de trabajo permanentes que continúan una agenda bilateral común”.

passalacqua macri 27julio2017aeropuerto

Anuncios