Taiana, el compañero de fórmula de Cristina, admitió ayer que hay convocadas 24 elecciones con características diferentes. En una entrevista con Radio Provincia incluso alentó a la Renovación a fortalecer el espacio para llevar al Congreso la voz de los misioneros. No obstante consideró que en Buenos Aires se juega la significación política y simbólica del pronunciamiento popular. “la ciudadanía debe dejar un mensaje claro al gobierno de Macri de que no debe seguir por el camino que avasalla derechos de las mayorías. “De eso se tratan estas elecciones” enfatizó

Posadas (martes, 1º de agosto) Jorge Taiana, candidato a senador en la fórmula con Cristina Kirchner destacó ayer la centralidad que tiene el resultado electoral en la provincia de Buenos Aires en la definición del escenario político. En una entrevista con Cecilia Britto en el programa que tiene los lunes en Radio Provincia como representante de Misiones en el Parlasur, admitió sin embargo que “son 24 elecciones con características diferentes”, para reconocer y alentar incluso a la Renovación en apostar a defender un espacio misionerista y tener voz propia en el Congreso de la nación. De todos modos subrayó que la disputa en Buenos Aires “tiene una importancia decisiva sobre la significación política en el mensaje simbólico. Debe quedar claro de que las cosas no van bien y no van a mejorar si el gobierno insiste con las mismas políticas”.
Fue un acierto de Britto aprovechar la experiencia y la trayectoria de Taiana para encuadrar las tensiones económicas y sociales que determinan las significaciones políticas en el contexto internacional. Nos está pasando los que nos pasa en parte por el rumbo de la política exterior.
Taina, sostiene que es una época y un Mundo difícil y reveló que le “da la impresión de que el gobierno nacional no acierta en ver ese Mundo. El gobierno de Macri hizo una gran apuesta a la especulación financiera” Cuando China, India y Estados Unidos están buscando proteger su demanda interna y el consumo interno, nosotros hacemos exactamente lo contrario “El gobierno argentino está dando una respuesta fuera de tiempo. Ve un mundo que no existe.
Trascribimos a continuación conceptos volcados en la entrevista:
Estamos hablando de una necesidad política de la sociedad argentina de ponerle un freno al gobierno de Macri. Lo que queremos es la que la ciudadanía deje un mensaje claro de que por este camino no se debe seguir, que el Gobierno debe respetar los derechos de la mayoría, de los trabajadores, que debe alentar a las Pymes, parar con el endeudamiento brutal con el que está sometiendo a las futuras generaciones, que debe tener una política que proteja el mercado interno, el salario. De eso se tratan estas elecciones. Lo que quiere el Gobierno es relegitimar el triunfo de 2015 para continuar avanzando de manera más acelerada, más rapaz, sobre los derechos de los trabajadores y continuar con el endeudamiento. Eso es claro el gobierno nacional quiere relegitimar el triunfo de 2015 porque ganó diciendo que iba a seguir lo que estaba bien y mejorar lo que estaba mal y se dedicó a destruir lo que estaba bien y empeorar lo que en todo caso estaba mal. El Gobierno sabe que igualmente no va a tener mayoría en las Cámaras, pero quiere un triunfo político. Pretende que la sociedad le diga que estamos por buen camino. Nosotros queremos que diga exactamente lo contrario. Para mi está claro que un resultado electoral claro, un “No” a los intentos de avanzar y llevarse puestos desde los derechos laborales, hasta los ingresos brutos de las provincias, que tienen en carpeta para subordinar y doblegar la voluntad política de los 24 distritos. Son 24 elecciones con características diferentes –admitió- pero la de Buenos Aires tiene una importancia decisiva sobre la significación política en el mensaje simbólicamente claro de que las cosas no van bien y no van a mejorar si el gobierno insiste con las mismas políticas. No solo que la gente la está pasando mal, hay recesión con inflación, la apertura genera reducción de demanda que a la vez provoca la caída del comercio. Además hay algo que se ve poco, es el endeudamiento externo muy gravoso ya que los intereses van comiendo cada vez más una parte mayor del presupuesto del recurso de los estados.
Son 24 elecciones con características diferentes –admitió- pero la de Buenos Aires tiene una importancia decisiva sobre la significación política en el mensaje simbólicamente.

Macri ve un Mundo que ya no existe

Para encuadrar la entrevista, Britto preguntó primero por el contexto internacional en el que vivimos los argentinos. Taina, sostiene que es una época y un Mundo difícil. “Me da la impresión de que el gobierno nacional no acierta en ver ese Mundo”, opina el ex canciller para señalar que entonces es consecuente que no se acierte en la mejor respuesta para definir las políticas de inserción. Desnuda así la falla de diagnóstico de las políticas de relaciones internacionales. “Creyó que pagando todo lo que reclamaban los fondos buitres y cediendo a otros reclamos, inmediatamente, por disposición política a los capitales se iba a producir un gran flujo de inversiones”, analizó para sostener que no va a suceder, sencillamente porque los IED hoy están subordinadas al movimiento de financiarización de la economía mundial. Agregó en ese sentido que el centro de acumulación no es lo productivo y en consecuencia las grandes empresas no son el centro sino la especulación financiera. “El gobierno de Macri hizo una gran apuesta a la especulación financiera”, dijo para reflexionar que es muy “peligroso porque el capital financiero es muy volátil y sustenta la continuidad de la fuga de capitales.
“Pero eso es neoliberalismo y usted afirma, en entrevistas que he leído, que el neoliberalismo ha quedado en el pasado, cómo se entiende?, lo interrumpió Britto.
“El gobierno intenta algo parecido a lo que se dio en los 90 en buena parte del Mundo”, precisó Taiana haciendo también referencia a los procesos de desregulación y privatización. Destacó que entonces era un Mundo que alentaba y acompañaba esos procesos. “Ese mundo ya no existe”, afirmó Taiana. Y explicó que entre otros motivos porque en ese momento la apertura económica de los países tenía como un elemento importante el crecimiento del comercio internacional, que era el doble del PBI mundial. Marcó que eso fue así desde fines de los años ochenta hasta el 2008, para reiterar que “el comercio internacional no es más el sector dinámico de la economía mundial y no lo va a volver a ser. Cuando China, India y Estados Unidos están buscando proteger su demanda interna y el consumo interno, nosotros hacemos exactamente lo contrario”. Es el contexto que explica para el candidato a senador bonaerense las razones por las cuáles la apertura económica está perjudicando al trabajo y a las pequeñas y medianas industrias argentinas. “El gobierno argentino está dando una respuesta fuera de tiempo”, destacó para señalar que es así que ingresan productos a precios de remate ya que en el Mundo hay sobreproducción, afectando a sectores como textiles y calzado. Fue cuando demostró conocer los problemas en Misiones al mencionar entre los sectores afectados al de la madera y fabricación de muebles.
La cuestión regional fue abordada también en el encuadre internacional. Por un lado denunció la parálisis y debilitamiento de las instituciones potenciadas en el siglo en función de la integración como unidad política de nuestros países para una inserción más igualitaria en el Mundo. Pero al mismo tiempo restó gravitación concreta a los anuncios de acuerdos como el que se promueve con la Unión Europea pero principalmente con la Alianza con el Pacífico. “Lo que están haciendo es dar mensaje políticos”, enfatizó para desocultar que en la práctica la Alianza tiene entre el 3 y 4 por ciento del comercio entre esos países y lo comparó con la dinámica del comercio al interior del Mercosur. Desnudó también, después de deslizar un “Macri no entiende nada de estos acuerdos”, que Bachelet habla de una estrategia de convergencia, en la que además ya se venía trabajando desde hace años. También aseguró que si lo que se busca es la salida a China “se están equivocando”.

Lo que está en juego en las elecciones

“Estamos hablando de una necesidad política de la sociedad argentina de ponerle un freno al gobierno de Macri. Lo que queremos es la que la ciudadanía deje un mensaje claro de que por este camino no se debe seguir, que el Gobierno debe respetar los derechos de la mayoría, de los trabajadores, que debe alentar a las Pymes, parar con el endeudamiento brutal con el que está sometiendo a las futuras generaciones, que debe tener una política que proteja el mercado interno, el salario. De eso se tratan estas elecciones. Lo que quiere el Gobierno es relegitimar el triunfo de 2015 para continuar avanzando de manera más acelerada, más rapaz, sobre los derechos de los trabajadores y continuar con el endeudamiento. Eso es claro”, sostuvo Taiana para definir lo que a su criterio está en juego en las elecciones parlamentarias.
Fue después de una reflexión formulada por Britto para indagar en los escenarios futuros. Consideró que las elecciones del 13 de agosto son claves para el proyecto misionerista en doble partida. Por un lado el desafío de sostener el proyecto político aún en contextos adversos de crisis económica, pero al mismo tiempo abriendo el interrogante sobre las diferencias de sostener la voz de Misiones en un Congreso conformado con la consagración de Cristina y Taiana o con mayorías dispuestas a apoyar la profundización del modelo.
“Tiene razón Cecilia, no son elecciones de medio término común, hay mucho más en juego”. Normalmente destacó que las elecciones meramente parlamentarias son oportunidades que tiene el pueblo de dispersar el voto, se buscar la variedad, de que florezcan cien flores, de buscar matices. Sin embargo remarcó que “estas elecciones ponen en juego algo distinto”. Reiteró que el “gobierno nacional quiere relegitimar el triunfo de 2015 porque ganó diciendo que iba a seguir lo que estaba bien y mejorar lo que estaba mal y se dedicó a destruir lo que estaba bien y empeorar lo que en todo caso estaba mal, con resultado negativo para la mayoría de población. Buscan un triunfo electoral que les permitan la estrategia de presión sobre legisladores, gobernadores y funcionarios del PJ.
¿Entonces en Buenos Aires está en juego un triunfo simbólico? Repreguntó Britto.
“Es así –respondió- es una cuestión política, no solo de número de diputados y senadores. El Gobierno sabe que igualmente no va a tener mayoría en las Cámaras, pero quiere un triunfo político. Pretende que la sociedad le diga que estamos por buen camino. Nosotros queremos que diga exactamente lo contrario. Para mi está claro que un resultado electoral claro, un “No” a los intentos de avanzar y llevarse puestos desde los derechos laborales, hasta los ingresos brutos de las provincias, que tienen en carpeta para subordinar y doblegar la voluntad política de los 24 distritos. Son 24 elecciones con características diferentes –admitió- pero la de Buenos Aires tiene una importancia decisiva sobre la significación política en el mensaje simbólico. Debe quedar claro de que las cosas no van bien y no van a mejorar si el gobierno insiste con las mismas políticas. No solo que la gente la está pasando mal, hay recesión con inflación, la apertura genera reducción de demanda que a la vez provoca la caída del comercio. Además hay algo que se ve poco, es el endeudamiento externo muy gravoso ya que los intereses van comiendo cada vez más una parte mayor del presupuesto del recurso de los estados.
En otro orden, Taiana sostiene que la campaña electoral ha sido beneficiosa porque la gente se ha sentido menos sola. El mensaje de las urnas tiene que ser claro, sonoro, fuerte y nítido: “señores cambien el rumbo, ustedes están dañando a la mayoría de la población, al ingreso de los trabajadores, está golpeando la industria nacional, destruyendo el comercio, obstaculizando el desarrollo sustentable. Tienen que cambiar el rumbo”.
Entre otras definiciones destacó que Unidad Ciudadana pretende representar lo mejor posible a los que no lo están pasando bien, representar a todos los sectores que están afectados y los que van a estar afectados en la medida en que este proyecto de Macri siga sin cambiar el rumbo.

Anuncios