El gobernador de Chaco, Oscar Domingo Peppo, que fue plebiscitado el domingo, destacó el rol de los gobernadores en el escenario político actual, en el que más allá de los resultados de las parlamentarias, están signados a unirse en defensa del federalismo. Consideró que sumando los votos de CFK y Randazzo, el peronismo tiene supremacía en Buenos Aires.

Eldorado (martes, 15 de agosto. Por Alejandro Spivak). El gobernador de Chaco, Oscar Domingo Peppo destacó el rol de los gobernadores en el escenario político actual, en el que más allá de los resultados de las parlamentarias, están signados a unirse en defensa del federalismo. El mandatario chaqueño, así como sucedió hace un mes atrás cuando se impuso en los comicios provinciales, volvió a ratificar su liderazgo en esa provincia al ganar las Paso con casi el 45 por ciento de los votos.
En una entrevista con el mandatario chaqueño, así como sucedió hace un mes atrás cuando se impuso en los comicios provinciales, volvió a ratificar su liderazgo en esa provincia al ganar las Paso con casi el 45 por ciento de los votos.
En una entrevista con este medio subrayó ese rol de los gobernadores para contraponerse al centralismo porteño y reiteró como lo marca aquí Hugo Passalacqua que esas banderas deben defenderse pero en el marco de garantizar la gobernabilidad y espera que después de las elecciones el Presidente de la nación convoque a todos los gobernadores para coordinar un trabajo conjunto de aquí al 2019.
Consideró que Cristina Fernández hizo una buena elección y agregó que si se suman los votos de Randazzo se está demostrando la supremacía del peronismo en la provincia de Buenos Aires. A pesar de haber superado con éxito las primarias, Peppo sostiene que el verdadero termómetro electoral serán los comicios del 22 de octubre. Veamos la entrevista:
-Para nosotros, provincias que defendemos el federalismo, la contradicción fundamental de estos tiempos es Nación-Provincias. Desde este axioma le pregunto si el resultado de las Paso deja con más protagonismo a los gobernadores del Norte grande en conformación de la Liga de Gobernadores ya que cayeron, en cierta forma referentes como el cordobés Schiaretti o el de San Luis Rodríguez Saa, entre otros
-“Creo que siempre el resultado electoral influye, pero esto no quita el rol que tenemos que tener todas las provincias de aquí en adelante. Creo que indistintamente del resultado electoral de las Paso que son importantes, las elecciones que van a marcar la performance de cada uno serán las legislativas del 22 de octubre. Estos comicios serán los que marcarán el mapa político para trabajar en adelante con miras al 2019. Esto no quita que todos los gobernadores, sobre todo los que somos peronistas debemos seguir trabajando juntos porque es necesario que independientemente del resultado de los comicios debemos defender el federalismo, sobre todo los recursos para nuestras provincias y la gobernabilidad. Quizás algunos piensan que quienes ganamos debemos conducir esto, pero para mí esto debe tener una cuestión monolítica y solidaria entre todos y defender la esencia lo que venimos planteando que es que no se nos mezquinen los recursos para que nuestras provincias puedan seguir creciendo. Yo no me adelantaría en esto hasta octubre cuando tengamos el resultado definitivo porque también las Paso es una advertencia para las provincias en trabajar políticamente para en octubre obtener un mejor resultado electoral”.

-Con los triunfos de Cambiemos en provincias como San Luis, La Pampa, Entre Ríos, Córdoba, entre otras. ¿Se fortalece el centralismo, del cual los gobernadores, principalmente del Norte y Nordeste son muy críticos?
-“Realmente es llamativo. A mí personalmente me sorprendió en esos temas porque sin lugar a dudas, si bien uno no conoce los detalles provinciales de las situaciones que se producen en cada distrito electoral y la gente las evalúa al momento de votar, me parece que ese resultado que favorece a Cambiemos en la estrategia que nosotros planteamos no creo que nos sirva porque los ganadores son del partido oficialista nacional y van a responder al gobierno central por encima de los intereses de sus provincias. Ojalá que si se pueda mantener la gobernabilidad que es fundamental para mantener la capacidad de diálogo con el gobierno nacional y destacar el rol que deben tener los gobernadores para defender estos principios. Pero nadie puede dudar que si sumamos todas las expresiones peronistas que hay en el país y cuando vemos la dispersión del voto peronista y si somos capaces de sentarnos a dialogar por objetivos comunes sin lugar a dudas que los resultados pueden ser otros”.

-En una entrevista que le realicé, días pasados al ministro del Interior Rogelio Frigerio defendió que la gobernadora de la provincia de Buenos Aires recurra ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la mejora de los recursos. ¿Cuál es su opinión?
-“Los gobernadores que podríamos estar afectados por una posible resolución en favor de la Provincia de Buenos Aires planteamos este tema ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación como parte de la defensa de los recursos que son legítimos para cada una de nuestras provincias. Yo creo que la provincia de Buenos Aires debe mejorar su condición, pero no en detrimento de los intereses de las demás provincias, es decir a costa de que resignemos las provincias recursos que nos pertenecen. La provincia de Buenos Aire tiene ventajas que nosotros no tenemos. No podemos resignar recursos cuando tenemos una serie de problemas que a diario que debemos resolver para mejorar la situación de nuestros habitantes. Estas son las diferencias que debe tener la gente a la hora de elegir a los diputados y senadores”.

-¿Cómo analiza la elección de Cristina Fernández de Kirchner en provincia de Buenos Aires?
-“No es para nada una mala elección, en el contexto que se ha dado, sobre todo teniendo en cuenta como la han atacado desde distintos sectores. Si sumamos la elección de Cristina a los votos que obtuvo Florencio Randazzo están marcando una supremacía de votos peronistas en provincia de Buenos Aires que se transforman en una señal y una alerta para el gobierno nacional sobre todo en políticas públicas que impactan en el bolsillo de la gente”.

-¿Espera que el presidente convoque a los gobernadores como usted, o Passalacqua que obtuvieron un muy buen resultado en las Paso?
-“Eso se debe dar luego de los comicios del 22 de octubre, porque será la verdadera elección que va a plantear el mapa electoral final, pero, aclaro Macri no sólo debe convocar a los gobernadores que ganen las elecciones legislativas del mes de octubre sino a todos porque hay un rol institucional de los gobernadores hasta el 10 de diciembre de 2019. Seguramente quienes ganen serán más considerados porque reafirmarán sus gestiones en sus provincias, pero debemos recordar que la gestión de un gobernador, al igual que la del presidente dura cuatro años”.

Anuncios