El intendente de Comandante Andresito, Bruno Beck criticó a los secaderos que están recibiendo “cualquier cosa” junto a la hoja verde. Pidió mayores controles de los paquetes en góndola y afirmó que el Estado no puede seguir subsidiando a los tareferos durante casi seis meses, el tiempo que separa la zafra de invierno con la de verano.

Andresito (jueves 24 de agosto). El intendente de Comandante Andresito, Bruno Beck, afirmó que la zafra de invierno está finalizando con muchos problemas “porque se no cumplieron los precios y que por último los secaderos comenzaron a recibir cualquier cosas junto a la hoja verde”.
Comandante Andresito es la localidad del norte de Misiones que saca la mayor producción de hoja verde, canchada y molida. El año pasado produjo 120 millones de kilogramos de hoja verde, que redundó en 39,6 millones de kilogramos de canchada y molida.
En declaraciones a Misiones Plural, el jefe comunal de Comandante Andresito dijo que “cuando comenzó la zafra de invierno se les hizo muchos descuentos a los colonos por exceso de palos y en el último tiempo los secaderos recibieron cualquier cosa y eso también está muy mal; por eso los secaderos deben corregir esta situación porque no se puede jugar con los productores yerbateros porque quienes entregaron la yerba con anterioridad recibieron descuentos infernales por exceso de palos y no era tan así. Los secaderos vieron, con esto, la forma de hacerle descuentos a los colonos para llegar al precio oficial”.
Molesto con los secaderos, Beck dijo que “desde hace años que se está produciendo yerba de muy baja calidad. Se deben analizar cada uno de los paquetes y nos vamos a dar cuenta de lo que está sucediendo”.
El intendente también cuestionó que ninguna autoridad controle los paquetes de yerba mate que venden los híper y supermercados. “Esto trae aparejada una actividad en negro de todo lo que es el exceso de palo que tienen los molinos y los secaderos que terminan yéndose a los paquetes y eso está totalmente prohibido”.

En cuanto al período de interzafra en el cual los tareferos no perciben dinero alguno, Beck dijo que desde el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia les dan la bolsa de mercaderías.
De todas maneras dijo que esa situación produce un problema: “tenemos la orden de distribuir la bolsa con mercaderías a las familias tareferas que están registradas como tal pero hay muchos que no se inscriben y ahí se nos crea un problema porque también son familias vulnerables”.
“Lamentablemente debemos seleccionar la entrega. Por un lado, solucionamos un problema social, pero por el otro lado magnificamos otro problema, por eso se debe buscar otra solución al tema del tarefero porque como Estado no podemos seguir subsidiando esta actividad durante casi seis meses pagando un subsidio por no trabajar. Yo creo que los colonos hoy por hoy están en condiciones de ofrecer labores culturales en los yerbales, pero lo que pasa es que no lo quieren hacer”.

Nota ilustrada con foto temática tomada de internet.

Anuncios