Closs abogó ayer por un fallo político de la Corte Suprema en favor de las 23 provincias que serían afectadas por el reclamo de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano. “La Corte es el órgano político de la Justicia y decide con criterio político”, afirmó para considerar que también puede abstenerse para devolver el debate al ámbito de la Política. Elogió la defensa que hace Passalacqua de Misiones. De todos modos fue prudente al precisar que no es bueno prejuzgar y mucho más a la Corte.

Montecarlo (Jueves, 5 de octubre) Los candidatos del Frente Renovador, Maurice Closs y Ricardo Wellbach elogiaron ayer aquí la férrea defensa que hace el gobierno de Hugo Passalacqua de los recursos de la provincia que pretenden ser apropiados por Buenos Aires. Como es de público conocimiento la gobernadora Vidal, en una actitud poco democrática ya que elude el diálogo y la búsqueda de consensos recurrió directamente a la Corte Suprema de Justicia para restablecer los valores actualizados del Fondo del Conurbano, que implicará que Misiones pierda 3 mil millones de pesos en 2018.
Los candidatos de la Renovación coincidieron asimismo, en considerar que este tipo de diferendos deben resolverse en el ámbito de la política, preponderantemente en cumbres de gobernadores y en el Congreso de la nación.
“La gobernadora de la provincia de Buenos Aires está preocupando a todo el país con un reclamo que para ella será justo y que se refiere a actualizar el fondo del conurbano bonaerense. 700 millones de dólares le dio Menem cuando era presidente al entonces vicepresidente Duhalde para que se anime a ser candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires. Pasó el tiempo y este fondo quedó desactualizado porque en ese momento 700 millones de pesos eran 700 millones de dólares por la paridad cambiaria”, dijo Closs. Y agregó que el “problema que plantea Vidal es que pide que todas las provincias saquen plata de su bolsillo para darle a ella y, esa pelea es injusta y, nuestro Gobernador la gran acción que está llevando a cabo es la defensa de los misioneros para que si en todo caso alguien le tenga que dar plata a otra provincia sea el Estado Nacional y no las otras provincias. Lo preocupante es que el presidente Macri le da la razón a Vidal y, tal vez esté bien porque la provincia de Buenos Aires es el principal caballo de batalla político que tiene el gobierno nacional pero no se le otorgue dinero en detrimento de Misiones”.
Por su parte, Wellbach remarcó que “las soluciones siempre son políticas. Obviamente que Misiones debió hacer los planteos judiciales ante la Corte para defenderse pero siempre pensé que la solución es política porque el planteo original en la década del ´90 así lo fue. Es inconstitucional lo que hizo el gobierno de Carlos Menem en esa década en favor de la provincia de Buenos Aires porque no se puede tocar la coparticipación federal en beneficio de otras jurisdicciones. Los gobernadores del momento hicieron algo que no correspondía y las consecuencias las estamos pagando ahora. Y creo que el acuerdo será político y no vamos a pagar ninguna consecuencia porque desestabilizar todo un país para privilegiar a la provincia más rica del país no es algo racional”.
La candidatos renovadores estuvieron aquí en la inauguración del Hospital de Área que se terminó de construir con fondo provinciales ya que el gobierno nacional decidió desfinancier la obra.
Después del acto, le preguntamos a Closs si tenemos una Corte más política que judicial
“No sería malo contar, en este caso con una Corte más política. Porque si la Corte que es el órgano político de la justicia decide con criterio político jamás podría desfinanciar a 23 jurisdicciones para financiar solamente a una. De manera que esperamos tener un fallo o un no fallo, porque la Corte puede abstenerse que tenga mucho criterio jurídico y también que tenga mucho sentido común político”. Pero fue cauto: “esperemos el fallo –dijo- y ahí veremos hacia donde apunta su mirada, porque no es bueno prejuzgar y mucho más a la Corte”.
Seguidamente puso la lupa sobre la viabilidad que tiene la Administración nacional para darle respuestas a las demandas de Vidal. “Este año –precisó Closs- el presidente Macri le está girando a la provincia de Buenos Aires extra presupuestariamente, es decir por fuera de la coparticipación, 25 mil millones de pesos”. La conclusión es que tranquilamente la Nación puede hacerse cargo sin afectar recursos de las provincias.
El reclamo poco amigable de Vidal y el hecho concreto del desfinanciamiento de las obras para la construcción del Hospital de Montecarlo, lo que están poniendo en la superficie es la centralidad que tendrá la relación Nación-Provincias en el debate político del Congreso.
Con un abordaje más integral y no limitado a la distribución de los ingresos fiscales, Closs destacó que “también en el corto tiempo se resolverá un nuevo pacto fiscal. Nadie duda que hay en la Argentina una presión impositiva nacional que hace que la producción esté agobiada. En cuanto a la coparticipación también se debe discutir porque de cada 100 pesos que recauda la Nación, el gobierno nacional se queda con 73 pesos y transfiera 27 pesos entre las 24 provincias y los más 2000 municipios. Esa es la pelea que vamos a llevar al Congreso Nacional. Es decir que, de una vez por todas Misiones sea reconocida y se le otorguen los fondos que le corresponden. Hoy es la provincia que más creció del Nordeste argentino y es la que menos recibe de coparticipación”.

Defender a Misiones y la gobernabilidad

Los debate que vienen, en los que se supone las provincias ganarán en gravitación ya que por más bien que le vaya el 22 de octubre Cambiemos no podrá manejar el Congreso como una escribanía, para Wellbach favorecerá el debate democrático. En ese sentido afirmó que “los legisladores nacionales renovadores por Misiones le garantizamos la gobernabilidad al presidente defendiendo los intereses de la provincia por encima de todo. Este tiempo que está transcurriendo lo mejor que nos puede pasar es trabajar juntos con el gobierno nacional”.
Las palabras de Wellbach tienen un contexto que trasciende el país y tiene espejo en los sucesos de Catalunia. Aquí, Wellbach subraya que es un imperativo “poner el esfuerzo necesario para que el país salga adelante porque si el país sale adelante los misioneros también saldremos adelante. No creo que haya ánimo en ningún argentino de no acompañar la gobernabilidad. Nosotros lo vamos hacer y quienes se hayan quedado en el planteo vos o yo o viceversa se quedaron en el pasado. Hoy no hay dicotomías ni enfrentamientos. La Renovación quiere juntar, no quiere romper nada, queremos seguir estando cerca de la gente y, para ello necesitamos el acompañamiento de todos. Es decir, de la Nación y de las provincias. Cuando se dice que estamos recibiendo el dinero de la Nación se está equivocado porque el dinero es de misioneros que distribuye la Nación y, nosotros simplemente lo que queremos es que distribuya mejor. La Nación recauda en Misiones una gran porción de dinero y queremos que no regrese solamente el 20 por ciento, sino un mayor porcentaje. Misiones es solidaria pero no podemos seguir permitiendo que la parte de los dineros nacionales que le tocan a Misiones siga siendo exigua. Esa será la lucha, pero siempre con un espíritu colaborativo y, principalmente con acuerdos que nos permitan crecer a todos”.

 

 

 

 

 

foto: Enfoque

Anuncios