Todo el arco de representación política de Misiones sancionó esta tarde el Presupuesto de la Administración Pública que como ya informó asciende a 55 mil millones de pesos. Pero más allá de los números y de la decisión de privilegiar las inversiones en servicios sociales, el voto de todos los diputados traduce el clima de convivencia política y social que se trabajó en Misiones desde el momento en que la conducción dela Renovación se inclinó por alejarse de la grieta y privilegiar una actitud colaborativa.

Posadas (jueves, 5 de octubre) La aprobación del Presupuesto de Misiones esta tarde en la Cámara de Diputados con el respaldo de todo el arco de representación política tiene una profunda significación institucional. Más allá de los números, traduce la existencia del clima de convivencia política y social que se vive en Misiones producto de las políticas de diálogo y la actitud colaborativa instalada por la conducción del partido de Gobierno acompañada y replicada con la misma decisión por el oficialismo nacional. Este clima de convivencia cobra su real dimensión se lo pone en contexto nacional, agitado por lo que se conoce como la grieta.
El debate esta tarde fue seguido por el gabinete de Hugo Passalacqua en pleno, ministros del Superior Tribunal de Justicia e intendentes lo que dio un marco protocolar. Pero además la Cámara tuvo la visita de candidatos de la diversidad de las oposiciones que se presentan en las elecciones del 22 de este mes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El miembro informante fue el diputado Marcelo Rodríguez como presidente de la Comisión de Presupuesto, que, tal como fuimos difundiendo en este sitio.
Una de las definiciones doctrinarias de Rodríguez fue en el capítulo de los recursos en el que destacó la decisión política de definir una política fiscal que aporta recursos de origen provincial sin recurrir al endeudamiento. Sorprendió con un cuadro de comparación del endeudamiento de las provincias y destacó que en algunas los intereses de la deuda ya superan el 20% de los egresos. Y en tal sentido hizo mención a elogios vertidos por la vicepresidenta Michetti y el ministro Dujovne al equilibrio de las cuentas públicas de Misiones y al manejo responsable. Se tomó el tiempo necesario para correr el velo del mito instalado mediáticamente referido a que Misiones tiene la carga impositiva más alta del país. Como lo habían hecho en el debate en Comisión los funcionarios de la DGR, mostró datos suministrados por el Ministerio de Economía de la Nación que ubica a Misiones en un lejos de ser la de mayor presión. Desmitificó también la llamada aduana paralela señalando que son varias las provincias que también cobran a cuenta en controles de rutas. Reiteró el dato ya divulgado de que la provincia de Jujuy replicó la metodología de Misiones.
Rodríguez hizo referencia asimismo a la demanda de la provincia de Buenos Aries que pretende manotear recursos de los otros 23 distritos para conformar el Fondo de Conurbano. Con profusión de datos destacó que lo que está pretendiendo la gobernadora Vidal alcanza a 52,3 mil millones de pesos. También quiere participar en el Fondo que atiende necesidades básicas insatisfechas. Explicó que si la Corte falla a favor de Buenos Aires el perjuicio para Misiones alcanza a 3 mil millones de pesos y lo comparó con el presupuesto destinado por la provincia a la finalidad Salud. En sintonía con las declaraciones del Gobernador, consideró que el tema debe tener una resolución política.
El diputado Hugo Escalada de Vanguardia Radical subrayó que siempre acompañaron el presupuesto con lo que dirigió un mensaje a los diputados de la UCR que desde el año pasado compelidos por su alianza con el PRO se vieron obligados a votar, al menos en general el Prespuesto. En tono crítico a la relación Nación – Provincia, recordó que su observación de “que si quieren pagar la gobernabilidad del gobierno nacional la van a pagar con la gobernabilidad de la provincia”, para observar que las políticas neoliberales terminan mal. Precisó que el Presupuesto es una previsión y que otra cosa es conseguir después el dinero que auguró será complicado por la crisis generalizada que puso en contexto mundial. Y en ese sentido observó que la crisis económica que atraviesa el mundo se traduce en crisis política, para hacer referencia a la consagración de Trump en Estados Unidos, el separatismo catalán y el crecimiento del neonazismo en Alemania. ”El mundo no crece”, enfatizó, para destacar que siempre que ha habido restricciones en la economía mundial dejan de comprar para tratar de colocar sus excedentes. “Por eso el mundo no nos están comprando, por eso no aumentan las exportaciones”, explicó y agregó que los excedentes que hay en mundo son fundamentalmente financieros en manos de la banca extranjera. “Ahí entendiendo el endeudamiento argentino”, enfatizó para reiterar que “el mundo no nos va a ayudar”. ¿Puede ayudar entonces el País? Se preguntó retóricamente para hacer referencia al déficit fiscal del Estado nacional que es el más alto de la historia, según economistas del propio riñón del neoliberalismo. “Se suponía que el gasto publico tenía que bajar pero aumenta”, subrayó a pesar de que “tijereteamos recursos a las provincias y a los discapacitados, claro –afirmó- es el pago de intereses este año se lleva puesto el presupuesto de educación y salud. La deuda no es sólo una carga para el futuro, nos está afectando ahora. Se lleva como una aspiradora recursos de salud y educación”. Desnudó la lógica de este mecanismo al señalar que el déficit fiscal y comercial genera cada vez más deuda. Pero no se queda allí la lógica del endeudamiento ya que a la vez que aumenta, aumentan los intereses, que –dijo-en un año aumentaron 245%, pero entran como capitales golondrinas que ingresan al mercado financiero y salen como fuga de capitales. “Misiones no es una isla”, consideró finalmente, para marcar que después de años volvió a tomar deuda que por ahora, como es en un Fondo Fiduciario hecho por las provincias tiene intereses bajos”. También fue crítico con las pretensiones del gobierno nacional de imponer un pacto fiscal que apunta a bajar impuestos en las provincias. “A dos semanas de las elecciones estas cosas se deben estar discutiendo. La gente no sabe de esto. Fui parte del gobierno de la Alianza –recordó- que hasta último momento decía que todo estaba bien”.
Víctor Kreimer, de Trabajo y Progreso elogió la presentación de Rodríguez en función de los que se fue discutiendo en la Comisión. Fue prudente al reconocer que “sabemos de situaciones complicadas y que el presupuesto es acotado ya que este año podrá llegar a una ejecución del 80%”. Como el año pasado, volvió a cuestionar las gestiones de Emsa y del Iplyc por falta de transparencia. “El dato significativo en EMSA no es el déficit sino la falta de transparencia”, enfatizó.
González adelantó el voto a favor en general con el propósito de fortalecer el poder político del Gobernador en sus gestiones ante la Nación, aunque chicaneó que ahora los que hace doce años se callaban hoy se muestran decididos en los reclamos a la Nación. A pesar de las demostraciones contundentes referidas a la dimensión de la presión fiscal y del mito de la aduana interna, insistió en esos conceptos que no apuntan a un debate serio sino a repetir consignas de campaña. Además reiteró la crítica principista a lo que llama delegación de poderes.
Jorge Ratier Berrondo, que en forma coherente con lo que pide la Casa Rosada en el Presupuesto nacional, donde también hay delegaciones, adelantó el voto a favor. Pero sorprendió al plantear la naturaleza política del Presupuesto para poner en tensión el derecho de los Ejecutivos a planificar sus acciones e incluso puso en discusión de si es una Ley, dilema para lo que dijo existe una biblioteca para cada argumento. Sin entrar a poner en discusión la distribución de los gastos planteados en el presupuesto, consideró que es tiempo de poner en debate, fuera de la ley de Presupuesto, la reforma de las políticas fiscales que deberían demandar una discusión más profunda. Consideró que los IIBB es el peor de los impuestos ya que lo paga el consumidor final porque es directo y acumulativo. Reveló que “es una discusión de cara a la gente que nos dicen sufren esa carga fiscal tanto provincial como nacional”, admitió. Se entusiasmó en que “hay un proceso de discusión alentado por el gobierno nacional”. Se tomó tiempo para cuestionar el planteo contra la demanda de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano que consideró extemporáneo. “Se discute hoy –dijo- si un fallo de la Corte nos va a perjudicar, cuando hace muchos años no se modificó la ley desde ninguno de los 23 distritos que hoy han presentado su rechazo. ¿Por qué no la dieron antes? ¿Por qué dejamos sin resolver estos problemas?, planteó retóricamente. Después rechazó con ironía las críticas a Macri, observando que parecieras que antes del 10 de diciembre de 2015 estaba todo bien y “llegó un loco a la Casa Rosada ya ahora está todo mal”. Para remarcar que “no es serio”.
Héctor Bárbaro del Pays elevó el tono crítico al gobierno nacional y rechazó las chicanas de González que hacían referencia a los que reclaman hoy al gobierno nacional. “Nosotros siempre fuimos retobados”, enfatizó a la vez que hizo una observación contundente al explicar que con el gobierno de Cristina existían varios programas de asistencia y de inversión en infraestructura que fueron desmantelados por el gobierno de Macri. También con su estilo llano desacreditó a González cuando cuestiona constitucionalidades cuando su presidente Macri no es un ejemplo. El argumento fue reforzado por Martín Sereno que hizo referencias a las imputaciones que tienen ministros del gabinete nacional.

El diputado Darío Pitrowski, ex intendente de Almafuerte, tras adelantar su voto afirmativo al proyecto del Ejecutivo reconoció la labor de la Comisión que para él fue la que más le enriqueció por su paso legislativo. Definió a los funcionarios que pasaron la comisión en tres grupos. “Estuvieron aquellos que vienen confiados y se brindar a responder todas las dudas que le planteamos los diputados; los que vieron con miedo a que se los increpen y algunos que dan mucho que desear. Sin ahondar en detalles, ni nombres, Pietrowski, tras reconocer su concepción municipalista, dejo claro su descontento en “el haber comprobado que hay algunos funcionarios que desde un escritorio de la Capital decide, arbitrariamente, quitar o reemplaza obras en los municipios del interior”. Haciendo referencia a obras en Almafuerte que no fueron incluidas en el proyecto original, pero que se incorporaron por los diputados en la revisión del mismo.
El peronista dijo “No tiene sentido volver a contestar cosas dichas aquí sobre el gobierno del Kichnerismo. Si tenemos que reconocer fallas se tiene que tener en cuenta todo el panorama. Hablemos de reconocer casos como el de López, pero no dejemos de hablar de Bullrich, Cano, Caputo, los pollos de Mazzorín, de la Alianza. Si vamos a hablar de historia, hablemos de la historia completa”, en referencia a las chicanas que se hicieron desde la bancada ucerreísta en favor de la aliado nacional. Y vaticinó de que “si este gobierno nacional no da un golpe de timón va a generar una nueva crisis que enfrentará a los argentinos”. “Volviendo a nuestra realidad, hay que reconocer que en Misiones, hay un Estado que día a día busca que su pueblo esté mejor con sus acciones”. Finalizó agradeciendo a la sociedad que confió en él y le dio la posibilidad de dar su paso por el Poder Legislativo. Afirmando que, seguirá militando en favor de las banderas de Perón.

Anuncios