De nuevo, el incumplimiento de precios moviliza a los pequeños productores yerbateros. Reciben entre 3,60 y 4,80 pesos el kilo de hoja verde cuando el precio es de 6,30 pesos, denuncian. Si los secaderos no cumplen, no podrán trabajar, advierten.

Posadas (Miércoles 15 de noviembre). “No vamos a permitir que trabajen los secaderos que no cumplen con el precio vigente de la yerba mate. No puede ser que San Pedro tenga los precios más bajos de toda Misiones, con 3,60 pesos mientras en Comandante Andresito apenas están pagando 4,60 o 4,80 pesos”, cuando la Resolución del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) estableció en 6,30 pesos para el kilo de hoja verde y en 23,30 pesos para el kilo de yerba canchada, puestas en secadero, dijo Julio Petterson, presidente de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte (Acpyn).
El sábado, una asamblea de productores decidió esta medida en respuesta a los nuevos incumplimientos de los precios establecidos en la Resolución 294 del Inym, que tienen vigencia hasta marzo de 2018. “No van a trabajar los secaderos que no cumplan con la Ley. El secadero que pague lo que corresponde, dentro de los 30 días, abrirá sus puertas normalmente pero no dejaremos trabajar a quienes no cumplan con los precios, tiempo y forma de pago. No dejaremos que reciban un solo kilo de hoja de yerba mate”, enfatizó el dirigente agrario a Misiones Plural.
Petterson recordó que en agosto “todos los secaderos pagaron el precio pactado y prácticamente de contado” y se preguntó, en consecuencia, “por qué ahora tienen que pagar 3,60, 3,80 o 3,90 pesos y en el mejor de los casos, 4,60 o 4,80. Los precios más bajos se pagan en San Pedro y en Andresito estamos en 4,60 o 4,80, que son precios que difieren mucho del precio real. Por eso decimos que entre los productores de San Pedro y Andresito vamos a bloquear todos los secaderos que no cumplan con los precios y las formas de pago”, aseveró.
El dirigente yerbatero de la zona norte dijo también que esa situación repercute hacia abajo, donde terminarían pagando a los tareferos, apenas 500 pesos por tonelada, cuando ya estaban pagando 1100 pesos. “Vamos a mantener las puertas cerradas de los secaderos porque no queremos que exploten a nuestros productores y mucho menos a nuestros trabajadores, a los que tendremos que pagar 500 o 600 pesos la tonelada cuando antes les pagamos 1100 pesos. ¿Alguien puede responder quién puede vivir con ese monto, quien sobrevive con 180 pesos por día? Yo creo que nadie así que, muchachos, no queremos más explotación laboral, ni a los productores ni a los tareferos ni a nuestra economía regional”, dijo Petterson.
Además del bloqueo a los secaderos, analizan no levantar la cosecha en diciembre, como un condicionante para que con la zafra de marzo, los secaderos cumplan con la reglamentación de precios vigentes cuando, según los datos del propio Inym, aumentó la venta de yerba mate en cerca de cinco millones de kilos.
Este jueves, Petterson participará de la reunión de la comisión de Economías Regionales en la Cámara de Diputados de la Nación, en Buenos Aires, donde fue invitado a escuchar el informe anual y cierre de gestión de esa comisión, y donde pretende volver a plantear la situación que afecta a los productores yerbateros y a los trabajadores del sector.

Anuncios