El Estado nacional estaría pensando en emitir títulos por las deudas que tiene con los productores forestales en el marco de la 25.080. Podrían ser de Cancelación o de Inversión. De acuerdo con deslizamientos del Ministerio de Agroindustria, no habría inconvenientes en dar prioridad a la industrialización de la madera como reclaman de Misiones. Hay condiciones para la instalación de celulósicas pero las provincias deberán adecuar normativas laborales y fiscales.

Posadas (Miércoles, 24 de enero) Las deudas con los productores forestales que tiene el Estado nacional y que se arrastran desde el anterior gobierno podrían saldarse con la emisión de Títulos, ya sea de Cancelación o de Inversión. La versión que se conoció en círculos ligados a las cámaras empresarias sería la única manera de atender las demandas del sector primario ya que las deudas son cuatro veces mayor a los recursos presupuestados para 2018. Poner en cero las deudas permitirá cerrar una etapa, aunque quedaría pendiente en Misiones, donde los acreedores son pequeños chacareros, alguna ingeniería para que el colono pueda realizar los títulos ya que su realidad es diferente a los grandes inversores.
De todos modos, la cancelación de la deuda es un requisito indispensable para el desenvolvimiento del debate que se abrió en la Mesa Forestal para la competitividad del sector que se inauguró en la propia Casa Rosada. La iniciativa de Mauricio Macri es sentar en la misma mesa a representantes de todos los sectores de la cadena foresto industrial con el propósito de construir acuerdos de largo plazo.
El complejo forestal es una industria de base que, no sólo genera empleos en el sector privado, que es la necesidad de la coyuntura, sino que también tiene efectos multiplicadores que lo hacen imprescindible en cualquier plan de desarrollo que supere las meras metas de crecimiento. Mauricio Macri está convencido de ello según se afirma entre los funcionarios que asisten a las reuniones de la Mesa Forestal. Es bajo es bajo este entendimiento que el debate entre los sectores se pretende encuadrar en solucionar primero las cuestiones coyunturales pero articuladas a propuestas que definan políticas de Estado.
En la coyuntura, las deudas por la 25080 y la continuidad de la ley son los temas que acaparan la atención. Sin recursos el Estado nacional estaría dispuesto a emitir Títulos por las deudas, como se dijo. El desafío por la continuidad de la ley de inversiones para bosques cultivados es encontrar una manera de cumplir sin demoras con el apoyo económico no reintegrable.
De acuerdo con deslizamientos del Ministerio de Agroindustria que pivotea las reuniones de la Mesa, la propuesta de empresarios misioneros de dar prioridad a la industrialización, tiene respuesta en la Ley vigente. La 25.080 en su artículo 3° establece que “las actividades comprendidas en el régimen instituido por la presente ley son: la implantación de bosques, su mantenimiento, el manejo, el riego, la protección y la cosecha de los mismos, incluyendo las actividades de investigación y desarrollo, así como las de industrialización de la madera, cuando el conjunto de todas ellas formen parte de un emprendimiento forestal o forestoindustrial integrado”
Pero a criterio de la Presidencia, el cambio estructural debe complementarse. Además de promover la industrialización de la madera por ejemplo en la construcción de casas o de muebles, exige las grandes inversiones en papeleras. Desde el PRO es Misiones se coincide con la línea y se sostiene que están las condiciones para la instalación de fábricas celulósicas que podrían estar ubicadas en el Sur de Misiones, dos en Corrientes otra en Entre Ríos. En proyección, las exportaciones del rubro podrían ser el 40% de todo lo que ingresa al país por la soja. Es la dimensión cuantitativa que traduce la significación cualitativa para el desarrollo y la creación de empleo genuino.
En este contexto, una de las batallas que serán inevitables en la Mesa Forestal, pasarán por la adecuación de las normativas que rigen en Misiones, como la ley de salubridad, la tasa forestal y disposiciones del Código Laboral de la Provincia.

Anuncios