Dirigentes misioneros aseguran que la yerbatera correntina quiere copar el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate. “Si esto sucede desaparecerán las Pymes yerbateras misioneras”, aseguran.

Eldorado (miércoles 24 de enero). Desde las asociaciones misioneras que nuclean a pequeños y medianos secaderos de yerba mate insisten en apoyar a Sergio Delapiere como director titular por el sector dentro del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym).
“No podemos permitir que la empresa yerbatera correntina Las Marías se siente en la mesa del Inym con un representante en el sector de secaderos, porque si eso sucede, el pequeño y mediano secadero terminará desapareciendo”, dijo Ángel Enrique “Cacho” Oseñuk, vicepresidente de la Asociación de Secaderos de la Zona Centro de la provincia e integrante de la mesa asesora del directorio del Inym.
Desde la Asociación de Productores Yerbateros de la Zona Norte, Rubén Ariel Steffen, también integrante de la mesa asesora del directorio del Inym, coincidió en la idea de que “los misioneros no podemos seguir permitiendo el avasallamiento de los grandes empresarios correntinos que desean quedarse con el organismo”.
“Por eso iremos a la reunión del viernes, en Puerto Esperanza, con la intención de que se entienda que lo mejor para los pequeños y medianos secaderos es nominar a un dirigente del sector, que en este caso es Sergio Delapiere”, agregó.
Desde el norte de Misiones, también, el dirigente yerbatero Julio Petterson aseguró a este portal de noticias que apoyan a Sergio Delapiere como director “porque es el único que representa a los secaderos pequeños”, expresó.
Misiones Plural también adelantó que este viernes tendrá lugar la reunión de Puerto Esperanza, con la participación de representantes de los secaderos, Pymes de Misiones y de la empresa de Virasoro, Corrientes, con el objeto de elegir al representante titular del sector en el directorio del Inym. “No podemos permitir que esta empresa se quede con todo el Inym. Primero irá por el sector secaderos, luego por los productores y por último por la molinería”, dijo Oseñuk.
Steffen, además, fue contundente: “debemos ponerle un freno” a Las Marías.
Todo hace suponer que la disputa el viernes será muy dura. “Los representantes de las asociaciones de pequeños y medianos secaderos de Misiones deben entender que el 90 por ciento de la yerba mate se produce en Misiones y sólo el 10 por ciento en Corrientes”, recordó Steffen.
A Oseñuk y Steffen se le sumó días pasados el presidente de la Asociación de Secaderos del Norte de la provincia de Misiones, Andrés Rauch, quien en una entrevista con Misiones Plural anticipó su apoyo al dirigente eldoradense.
Esta situación se suscitó a partir de la reciente renuncia a la representación dentro del organismo de Ricardo Gampel, presidente de la Asociación de Secaderos de la zona Centro, al parecer por su vinculación comercial con la empresa correntina.

Avasallamiento

Oseñuk insistió con que “hay un avasallamiento de la empresa Las Marías por sobre el pequeño y mediando productor misionero. Pagan lo que quieren y como quieren. Nosotros no decimos que se vayan sino que nos respeten, que paguen el precio establecido y que trabajen apoyando al pequeño y mediano productor y secadero”.
Para el dirigente Oseñuk, hoy el precio de la hoja verde debería ubicarse en 8 pesos el kilogramo, lo que implicaría que la canchada se sitúe en unos 26 pesos el kilogramo. Esta empresa sigue tirando el precio para abajo y si accede al directorio del Inym el pequeño y mediano productor y los secaderos van a desaparecer porque lograrán el objetivo de imponer sus precios y pagar como quieran”.
“Los misioneros tenemos que ponernos firmes”, anheló.
De su parte Steffen está convencido que el Inym es una buena herramienta es una para el pequeño y mediano productor. “Acá no se está cuestionando la labor del Inym. Lo que cuestionamos es el accionar de esta empresa en contra de los intereses de los más pequeños”.

Un instituto misionero

Tanto Oseñuk como Steffen coincidieron en que si la empresa oriunda de Virasoro, con el apoyo de otras empresas accede al directorio del Inym, “nada tenemos que hacer los misioneros y, por tal motivo deberíamos retirarnos del Inym y conformar un instituto misionero de la yerba mate”. Los dirigentes también coincidieron en que “se debería conformar una Comisión Reguladora de la Yerba Mate (Crym) que represente solamente los intereses de los productores yerbateros misioneros”.
Tanto Oseñuk como Steffen afirmaron que si el viernes no logran el objetivo de que el pequeño y mediano secadero tenga su representante, no descartan pedir una reunión urgente con el ministro del Agro y la Producción para comenzar a trabajan en torno a esta idea, “porque de lograr imponer su postura la empresa oriunda de Virasoro irá luego por todo”.

Anuncios