Es inentendible que el propio funcionario nacional que recomienda a los empresarios extranjeros invertir en la Argentina, tenga su dinero afuera de su país.

 

Por Alejandro Spivak.

Posadas (domingo 1 de abril). Tanto el ministro Juan José Aranguren como el titular de la cartera de Finanzas de la Nación “salvaron” a cientos de argentinos al recomendarles que saquen sus ahorros del país. Deberían agradecerles y no criticarlos.
Lejos de enojarse con el ministro Aranguren por sus declaraciones respecto a su desconfianza en el país, los argentinos deberían estarle agradecidos. Principalmente aquellos que con mucho esfuerzo pudieron hacer un pequeño ahorro y ponerlo, por ejemplo, a plazo fijo en algunas de las entidades bancarias que operan en el país.
Con sus declaraciones, el ministro Aranguren alertó a los argentinos. Lo que le faltó al funcionario nacional es recomendar en qué paraíso fiscal deberían guardar su dinero quiénes, a pesar de los avatares de la economía, pudieron hacerse de unos pesos para asegurarse la vejez y no tener que depender de las magras jubilaciones o ser una carga para sus hijos.
Pero Aranguren no es el único que alertó a los argentinos a sacar el dinero del país. El propio ministro de Finanzas Dujovne lo hizo semanas pasadas en un coloquio donde reconoció que sus pequeños ahorros también, al igual que su par Aranguren, los tiene invertidos lejos del país.
Es inentendible que el propio funcionario nacional que le recomienda a los empresarios extranjeros invertir en la Argentina no tenga su dinero en su país.
Lejos de cuestionarlo el propio presidente de la Nación Mauricio Macri justificó al ministro de Finanzas en una entrevista que le hiciera el periodista Luis Majul.
En definitiva a todos ellos les cabe el refrán popular: “haz lo que yo digo; pero no lo que yo hago”.

Dinero afuera

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, confirmó que sigue teniendo su “dinero afuera” del país y que “a medida que recuperemos la confianza en la Argentina” lo traerá.
El funcionario explicó que “el que se quema con leche ve una vaca y llora” y que su dinero proviene “de una bonificación que recibía de mi anterior empleador, de acciones de esa empresa que estaba en el exterior”.
Según la declaración jurada del funcionario de Cambiemos, el 84% de su patrimonio -unos 88 millones de pesos- está depositado en un banco extranjero.
Aunque no es el único funcionario con dinero afuera, el el que mayor cantidad tiene en el exterior. Le sigue de atrás, nada menos que el conductor de la cartera de Hacienda, Nicolas Dujovne, quien declaró tener 97 millones de pesos de patrimonio, de los cuales unos 79 millones se encuentran fuera del país.
En consonancia con esta actitud, el ministro de Finanzas, Luis “Toto” Caputo, tiene el equivalente a 9 millones de pesos en el extranjero, depositados en una cuenta en Estados Unidos. El canciller Jorge Faurie, en tanto, también tiene bienes en el extranjero: una casa en Portugal por 2 millones de pesos y dos cuentas en aquel país por 4 millones. Además tiene dos cuentas más en Francia por 1 millón de pesos.

 

Anuncios