Mandó al Concejo Deliberante local una nueva grilla de costos. Entiende que los montos aprobados no se condicen con “un valor justo” del boleto de transporte urbano, que garantice la buena prestación del servicio pero que también cuide la economía familiar”, aseguran.

Posadas (Viernes 11 de mayo). El Intendente de Oberá, Carlos Fernández, vetó la ordenanza que autorizaba el aumento del costo del boleto del transporte público de pasajeros de esa comuna, al considerar que los montos avalados por el Concejo Deliberante local no se condicen con el valor que debiera tener el pasaje, según el estudio que realizaron con especialistas.
En ese sentido, desde la Municipalidad de Oberá entienden que el monto para el boleto único de pasajeros que utiliza la tarjeta correspondiente, es de 11,80 pesos, un importe que contempla todos los ítems necesarios para garantizar el adecuado funcionamiento de la empresa que presta el servicio pero también atiende la situación económica de la población.
El veto del intendente Fernández llegó acompañado de la propuesta del nuevo cuadro de tarifas, que ubica al boleto único de pasajero con un costo de 11,80 pesos frente a los 12,50 pesos que había aprobado el Concejo Deliberante, para los usuarios de la tarjeta del transporte.
“Este veto se realizó en el uso de las atribuciones que le confiere la Carta Orgánica al jefe comunal y en este caso, el Intendente vetó la ordenanza que regula la tarifa de transporte público de pasajeros porque los valores aprobados están por encima de un precio justo. Cuando hablamos de precio justo nos referimos a montos que aseguren la correcta prestación del servicio pero que también cuiden a los pasajeros, que no impacten en su economía cotidiana otorgando mayores ganancias, innecesarias, a la prestadora del servicio”, indicó una fuente cercana a Fernández.
El funcionario consultado agregó que así como se habla de la necesidad de sincerizar el costo de servicios públicos en todo el país, Oberá adecuó la tarifa del pasaje urbano, “pero sin otorgar ganancias extras a la empresa que presta el servicio. Se pretende la total transparencia de estos costos y el estudio que se realizó en la Municipalidad, con especialistas en el tema, indican otros montos, por debajo de lo que manejó el Concejo Deliberante. Esa es la razón del veto y de la nueva propuesta de costos enviada al Concejo, que se basa en un pormenorizado análisis técnico realizado por los profesionales de diferentes dependencias del Departamento Ejecutivo”, indicó.
La fuente confirma que Fernández solicitó a su equipo técnico un análisis propio, detallado, de los diferentes ítems que componen el precio del boleto, después de recibir la Ordenanza que había aprobado de manera unánime el Concejo Deliberante local.

Anuncios