Macri está recibiendo un amplio respaldo institucional en las negociaciones con el FMI. Sin embargo, aún desde el interior de Cambiemos resisten las presiones del poder hegemónico para que el ajuste lo paguen las provincias. Mientras el gobernador de Jujuy y un ministro correntino marcaban la cancha, aquí el PRO y la UCR se sumaron a un pedido para que el gobierno nacional sostenga el Programa de Médicos Comunitarios.

Posadas (Lunes, 21 de mayo) Diputados del bloque de Cambiemos se sumaron a una declaración del Parlamento misionero para que el gobierno nacional reconsidere la importancia de continuar con el Programa Médicos Comunitarios que está siendo desfinanciado con el claro objetivo de darlo de baja paulatinamente en dos años más.
El Programa fue fundamental para las políticas de prevención aplicadas en Misiones y en beneficio de los sectores en situación de mayor vulnerabilidad y del interior de la provincia. Los diputados de la UCR y del PRO firmaron el jueves pasado un dictamen que declara la preocupación de los representantes del pueblo misionero por la baja de 120 agentes de los 600 profesionales que integran la planta y se pronuncian en defensa de “Médicos Comunitarios”.
Que todo el arco de representación partidaria de Misiones converja en la preocupación y en el pedido al gobierno nacional, tiene una doble significación política en la que el contexto de crisis financiera y presiones de ajustes es determinante. Por un lado se debe rescatar la pluralidad en reconocer el éxito del diseño estatal de atención médica, por el otro, tiene un profundo sentido democrático que rescata la naturaleza ética de la política, como una disposición a superar las diferencias partidarias para lograr objetivos provechosos para las sociedades. Sin entrar en disquisiciones filosóficas, entre la distinción de “la política” y “lo político” propuesta por académicos que, nos proporciona la clave para comprender el carácter conflictual que es propio de toda sociedad y será, además de uno de los elementos teóricos sobre los que construye su propuesta de una democracia radical pluralista, en la convergencia de la solicitud al gobierno nacional, la dimensión agonística de la política aquí cedió a “la política” como el conjunto de prácticas e instituciones a través de las cuales se favorece la coexistencia en la sociedad.
En nota aparte haremos referencia a los fundamentos de la preocupación que unió a Cambiemos con la Renovación y el PAYS revalorizando la tarea de los médicos y las políticas de prevención.
Nuestro propósito aquí es resaltar la actitud de los diputados del PRO y de la UCR. El contexto no es secundario. No es un dato menor, se dice ahora, que el macrismo misionero se sume a un reclamo contra la eliminación de un Programa de Salud, justo en el momento en que desde los medios hegemónicos y el poder real, los mismos sectores que tuvieron el poder suficiente para instalar en el país la corrida cambiaria, justo días después de que el ministro de Salud de la Nación ratificara la firme decisión de terminar con el Programa, aquí, el mismo macrismo le ponga en evidencia su preocupación por la decisión.

LA UCR contra el ajuste en las provincias

Hay coincidencias en esa actitud con la advertencia formulada el fin de semana por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales de la UCR. En declaraciones hechas en su provincia y replicadas por las agencias nacionales, el ex presidente del partido observó que es “imposible” ajustar el empleo público y la obra pública en las provincias. Esto no se trata de una competencia sobre quién ajusta más entre Nación y provincias”, acotó sumándose también elípticamente a la observación hacha por su par de Salta, el peronista Uturbey que había destacado que el 90% del déficit público es de la administración nacional.
El salteño proponía eliminar los subsidios que todavía sostienen los servicios en Buenos Aires y la CABA, lo que fue rechazado enérgicamente desde los gobiernos de Horacio Rodríguez Larreta y María Vidal. Los mandatarios del PRO puro, hicieron trascender que bajo ninguna condición lo aceptarán.
Es decir que el ajuste que viene está instalando una pulseada histórica entre porteños y provincianos, sin distinción de color partidario.
En las declaraciones en Jujuy, Morales, confirmó que “los radicales del interior con responsabilidades de gobierno, no están de acuerdo en que el ajuste pase por las provincias.

Ya hubo un ajuste

Morales destacó que “ya ha habido un ajuste de tarifas importante, yo creo que en ese punto ya está. Por eso de lo que hablábamos en la mesa política es de los esfuerzos que hay que hacer para que continúe la marcha de la obra pública con la Participación Público Privada”, explicó el mandatario jujeño.
“No es una competencia sobre quién ajusta más entre Nación y provincias”, agregó Morales, revelando en los hechos por donde pasa hoy la discusión real del ajuste.
Observó asimismo que “nosotros venimos haciendo nuestra parte. Ya hubo un pacto fiscal a fin de año, en el que se han establecido metas para todas las provincias, que estamos cumpliendo, que estamos bajando impuestos y ordenando las cuentas. Ya hay una hoja de ruta que hemos planteado entre los gobernadores con respecto a ese tema”.
En las declaraciones que fueron replicadas por varios sitios de la web, el gobernador de la UCR destacó que provincia tiene su realidad y tiene que tener su propio plan. Jujuy es la provincia que más empleo privado ha creado desde diciembre de 2015 y puede ser una de las provincias más ricas de la Argentina, pero bueno.

Dólar alto pero sin inflación

Sus palabras fueron además en sintonía con los dichos del ministro de Producción de Corrientes formuladas a este medio. En declaraciones a nuestros cronistas, Jorge Vara reveló que “no me agrada volver al Fondo Monetario Internacional, pero es una oportunidad para dar certidumbre. Espero que sirva”, dijo. Al mismo tiempo se mostró en contra de las políticas de mercado aplicadas a las economías regionales. Incluso reveló que en conversaciones con el ministro del Agro de Misiones, José Luis Garay, le aseguró que el gobierno de Corrientes está a favor de la regulación de la yerba mate que fue un tema que estuvo en el tapete por apreciaciones formuladas por el presidente Mauricio Macri.
Vara consideró que todas las economías regionales deben tener todavía una protección del Estado para garantizar mayor equidad en las cadenas de producción y defender a los pequeños productores.
Por otro lado, se pronunció a favor de un dólar alto y no dudó en hablar de 30 pesos, para mejorar las exportaciones, como por ejemplo de arroz que llega a vender al exterior el 80 por ciento de producción, pero alertó que si no se contiene la inflación, el efecto de la devaluación se evaporará.

 

Anuncios