El gobernador Passalacqua dejó habilitada este viernes la renovada escuela 200 “San Ignacio de Loyola” en el barrio Villa Alta de Puerto Iguazú, junto a la ministra de Educación, Ivonne Aquino, el intendente Claudio Filippa y el titular del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), Santiago Ros.

Iguazú (viernes, 22 de junio) Informe de la Subsecretaría de Prensa. El gobernador Passalacqua dejó habilitada este viernes la renovada escuela 200 “San Ignacio de Loyola” en el barrio Villa Alta de Puerto Iguazú, junto a la ministra de Educación, Ivonne Aquino, el intendente Claudio Filippa y el titular del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), Santiago Ros.

El edificio que alberga una población escolar de más de 500 alumnos fue remozada en toda su estructura por el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) a través de una obra que incluyó renovación de techos, puertas y ventanas, cableado eléctrico y refacción de aulas en general y paredes exteriores, entre otros arreglos imprescindibles para brindar un espacio acorde con las necesidades de la comunidad educativa que allí asiste.
Durante el recorrido que realizaron las autoridades presentes en la tarde de este viernes, el gobernador Passalacqua dedicó un tiempo a responder a la requisitoria periodística. En rueda de prensa felicitó a todos los que se desempeñan en la escuela 200 y destacó especialmente la cocina modelo que atiende a toda la población estudiantil. “No es común que una escuela le dé de comer a 500 gurises todos los días, además de brindar educación de excelencia, cuando el país está pasando zozobra. A través de los valores como el cariño, el trabajo, el respeto y la solidaridad en Puerto Iguazú se está dando un ejemplo maravilloso a todo el país”, dijo el mandatario.
Valorizó el trabajo en equipo como indispensable para salir adelante, tal como lo viene haciendo la provincia. “No hay otra: los boquenses tenemos sentido de equipo y en este momento hay que trabajar juntos. Lo digo en broma para sacarle tensión, porque no está fácil el momento y la única forma de salir en los momentos difíciles, es estando juntos, a través del esfuerzo diario, cotidiano. En este momento nos necesitamos todos, el vecino con el otro vecino, el médico con el tarefero, solo así vamos a salir del pozo. Yo defiendo la esperanza. Estamos poniendo optimismo, estamos trabajando con todos los sectores”, remarcó.
En cuanto a las obras que dejó inauguradas, dijo que “es una escuela hecha a nuevo, por eso decía que nos necesitamos todos: los de Iguazú a los de Apóstoles, los médicos a los tarefereos, etc. Todo esto es producto de una política fiscal de recaudación de ingresos brutos y de cuidar en forma honesta los recursos de los ciudadanos. Hay que ser inteligente a la hora de poner las pocas monedas que hay, y si hay un lugar inteligente es en la educación”, expresó.
Destacó la participación del Iprodha en el marco de la ejecución de las obras como estas. “Todas las semanas estamos inaugurando una escuela y no pagamos a destiempo como ocurre en otras provincias. Siempre hacia adelante los misioneros, por eso estoy muy orgulloso de ser, estar y pertenecer a esta sangre”, indicó finalmente el mandatario.

El mandatario aprovechó la ocasión para dialogar y compartir con la comunidad educativa, y presenciar la presentación de un número artístico preparado por los alumnos.

Anuncios