El Intendente Fernández destacó las obras que realizan “gracias al acompañamiento del vecino contribuyente”, que permitió poner en valor el parque vial, sanear las deudas anteriores y afianzar la confianza con los proveedores. Además, planificaron la ciudad de las próximas décadas, para que crezca organizada y con los servicios acorde a las necesidades, expresó.

Oberá (Lunes 9 de julio). Oberá, hoy Capital Nacional del Inmigrante, cumple 90 años desde su fundación. Fue el 9 de Julio de 1928 que un grupo de vecinos colocó la piedra fundacional en la que hoy es la plaza San Martín, en el corazón de la ciudad. Para esta fecha de celebración nacional y obereña en particular, el intendente Carlos Fernández destacó el trabajo mancomunado de la comunidad en pos del crecimiento y del engrandecimiento de la ciudad.
Oberá, antes llamada Yerbal Viejo, se caracteriza por su crisol de razas, aportado por los inmigrantes que llegaron de diferentes puntos del mundo. Ellos fueron los encargados de abrir caminos y organizarse para construir la base de la ciudad. Los distintos idiomas y culturas no fueron una barrera para poder comunicarse y prestarse colaboración unos con otros, ya sea para hacer sus viviendas y levantar espacios comunes. Esa unión es la que hoy el Alcalde municipal rescata como una premisa a mantener vigente entre los habitantes, siempre con la convicción de trabajar para hacerla grande.
Fernández se refirió a los trabajos que se vienen realizando en la ciudad por el 90 aniversario: “cuando asumimos la intendencia en 2015 sabíamos, con todo el equipo de trabajo, que esta fecha iba a ser importante y que debíamos trabajar en conjunto con la comunidad para que entre todos celebremos de la mejor manera y con varios tipo de actividades. Cuando se definió la marca y el slogan que nos identifique con el aniversario, le contamos a todas las instituciones intermedias y educativas de los diferentes niveles, que la marca estaba a disposición y que necesitaríamos del apoyo y colaboración de todos para repasar el camino que nos trajo hasta este tiempo”.
Durante lo que va del año, se organizaron diferentes actividades desde el municipio y de otras instituciones en el marco de los 90 años de la ciudad. Festivales, competencias deportivas, obras de teatro, encuentros de autos, exposiciones, circuitos históricos y charlas debates, entre otras acciones le fueron dando vida a los festejos de los días previos.
El slogan que acompaña a la marca señala “Sabemos de dónde venimos; sabemos a dónde vamos”. Destaca -la frase- la importancia que tiene conocer la historia de Oberá, la importancia de la inmigración y la transformación que se fue logrando con el paso de los años.
La ciudad está cada vez más grande en cuanto a territorio y en cuanto a población; eso hace que se deban atender diferentes necesidades que acompañan ese crecimiento que se da con el paso de los años. En este sentido, el Intendente Fernández destacó algunas obras que están llevando adelante, “gracias al acompañamiento del vecino contribuyente. Con ese acompañamiento, pudimos realizar diferentes acciones como poner el valor el parque vial que tenía algunas máquinas de 30 años o más, que pasaban más tiempo en el taller que trabajando y generaban muchos gastos innecesarios. Logramos sanear las deudas -que si bien eran de gestiones anteriores-, las hicimos frente para que los proveedores nos vuelvan a tener confianza y trabajar juntos por la ciudad”.
Además hizo hincapié en su relación con el Gobierno provincial: “no podemos dejar de lado la gran ayuda que recibimos por parte del gobernador Hugo Passalacqua, un obereño, que tomó la decisión de construir un nuevo polideportivo para Oberá, que avanza a buen ritmo para ofrecer un espacio adecuado de preparación para nuestros deportistas. Eso se traduce en contención y salud para nuestra gurisada. Asimismo están trabajando junto a nuestros ingenieros y arquitectos, en obras de saneamiento del arroyo Mbotaby, que antes con las grandes lluvias nos traían muchos problemas en las casas que están a la vera del mismo. Otra obra es el edificio municipal y el Palacio de Justicia de Oberá, obras que son muy importantes para lograr una mejor organización”.
Fernández destacó además distintas acciones que el propio municipio encara, como gestión: “trabajamos para que nuestra ciudad ocupe verdaderamente el lugar que le corresponde en Misiones. Por eso encaramos un plan de revalorización de espacios públicos, mejorando las plazas pintándolas, cambiando las antiguas luminarias por las LED. Estamos mejorando los caminos y haciendo convenios con los vecinos para realizar cordón cuneta y empedrados en unas 50 cuadras como objetivo para el año. Además presentamos diferentes proyectos en Nación para hacer frente al abastecimiento de agua potable de toda la ciudad con un anillado que cuando esté en funcionamiento resolverá ese inconveniente que lo sufrimos todos los obereños, pueda ser solucionado por los próximos 40 años. Sabemos que nos faltan muchas cosas por hacer, y vamos por el buen camino”, dijo.
El intendente, también, recordó que pueden “avanzar con soluciones a partir de escuchar a los vecinos, desde un municipio de puertas abiertas que ofrece oportunidades a todos los que habitamos esta gran ciudad”.

Anuncios