“Cómo se deterioró tanto en tan poco tiempo”, exclamó el economista y profesor universitario Federico Villagra al analizar los efectos de las medidas económicas. Con indicadores como el precio de la milanesa, que en un año subió el 80% ilustra la caída del consumo de la clase media que en el ballotage votó por Macri. Lejos del oscurantismo de los economistas del establishment analiza la economía desde la realidad cotidiana. Publicó ayer “Los cuadernos de la gente”, un título sugestivo que alude a cortinas de humo y desoculta lo que está oculto en los medios hegemónicos, la caída de la clase media y del aumento de la indigencia.

Posadas (Viernes, 21 de septiembre) El economista y docente universitario Federico Villagra viene difundiendo indicadores económicos que bajan a la realidad de la gente. Lejos del idioma oscuro de los economistas del establishment, que manejan una jerga inentendible para reservarse un lugar de brujos de la tribu, habla de lo que le interesa al vecino común.

Hace unos días publicó una nota en el sitio misionesparatodos que tituló: “la milanesa como indicador de la economía”.

Fue un disparador para ser invitado al programa Plural que se emite los martes por Canal 4 de Posadas, precisamente para analizar la forma en que las medidas económicas del gobierno nacional afectan a la clase media que, casualmente fue la que dio vuelta el ballotage a favor de Mauricio Macri.

Federico Villagra en Plural (2)

¿Por qué la milanesa como indicador económico cuando todos hablan de Lebac o de indicadores macroeconómicos? Se le preguntó.

Destacó que su visión de la economía no es quedarse analizando planillas sino verificar cómo las medidas económicas afectan a nivel cotidiano al ciudadano de a pie. “La economía tiene que ver con la gente”, subrayó, con los que van todos los días al super y se encuentran con variaciones de precios. “explicarles por qué sucede eso”, insistió para subrayar que en la última década fueron muy bruscas las subidas de precios y la gente de a pie no encuentra  explicaciones lógicas.

En ese sentido reveló que desarrolla un trabajo de registro de  los precios de lo que uno consume. “Y tomé el caso de la milanesa, como pudo haber sido otro artículo como leche, pañales o vestimenta, cualquiera del consumo habitual de la clase media”.

La milanesa que es un producto de consumo trasversal a todas las clases sociales y es bien de la mesa de los argentinos, aumento alrededor de 80% informó para subrayar que impacta de diferente manera en clases sociales. Observó que la clase alta es inmune al aumento porque tiene capital físico y financiero, y se da el lujo de no cambiar sus gustos. La clase media cambia, no deja de consumir, no se derrumba su consumo porque puede cambiar a productos de segundas marcas. La clase baja en cambio resulta ser la más afectada y directamente deja de consumir y cae bajo línea de pobreza.

Es decir que el consumo de milanesa es un indicador social ya que la clase alta mantiene su consumo habitual, sus gustos, la clase media resigna calidad y la clase baja queda fuera del consumo.

En el programa, sin la rigurosidad de los economistas, se utilizaron otros productos como reflejo de la pérdida de capacidad de consumo de la clase media. Esa clase a la que hizo referencia González Fraga, hoy presidente del Banco Nación y del Banco Central en el gobierno de Menem, según recordó Villagra. Había dicho, desnudando el objetivo manifestó del gobierno de reducir salarios la famosa frase: “venimos de 12 años en que le hiciste creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior“.

La producción del programa tenía elaborado otros cuadros que comparaba la evolución de precios de productos propios de la clase media entre febrero 2016 y agosto de este año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El cuadro de referencia es la evolución de la inflación, estimada en 119% en el período y la evolución del salario del sector privado promedio que sólo compensó el 77,7% de esa inflación.

1 placa salarios

“Hay varias conclusiones –dijo Villagra- primero que mucha gente va a quedar bajo línea de pobreza, el 119% de aumento de la inflación hace que la canasta básica sea más cara y se  vuelva cada vez más inaccesible ya que el salario aumenta por debajo.  Ya hay que resignar consumo y no se podrá acceder a todos sus componentes como trasporte o alimentos”

Concluyó que habrá una caída del  consumo. “No entiendo –reflexionó-  como, si se proyecta un  42% de inflación este año y al mismo tiempo se estima una disminución del gasto público, no entiendo cómo va hacer el sector público para sostener el crecimiento económico. Sin consumo, o con un consumo que  caiga, la actividad económica no funciona, las empresas no tienen rentabilidad, se genera menos poder adquisitivo y el Estado pierde recursos”.  Consideró que en este círculo vicioso muchos pobres van a caer en la indigencia. “La situación es extremadamente grave”, subrayó. E insistió que “no le encuentro lógica a las políticas del gobierno nacional, cómo piensa crecer, va no piensa crecer sino caer 0,5, y habla de una inflación del 23% y un dólar a 40. Si tomamos la historia, no es por alarmar a la gente, hay que decir que la situación es de  extrema complejidad. No es solo recesión ya estamos hablando de una depresión económica por el aumento del desempleo, la quiebra de empresas, la inflación alta, sumada a la situación de estanflación. Es difícil la salida”.

Cuando se le preguntó si la situación económica es deliberadamente crítica por el objetivo de Macri de reducir salarios, abrir la economía y dolarizarla o es producto de errores de la conducción económica se limitó a señalar datos objetivos. “Perdimos cuatro año en salario, en los sistemas de educación y  salud. Un ministerio de trasporte es más importante que un ministerio de Salud, es incomprensible pero refleja la situación que es muy difícil de entender, No los comprendo, en el sentido del rumbo que van. Un error tras otro. Es como si entraras a la cancha a perder. Y eso lo estamos pagando la gente, el consumo cayó, en el centro de Posadas, un sábado después de un día de cobro, hay cuatro o cinco lugares abiertos demuestra cómo se deterioró tanto en tan poco tiempo. Todos los indicadores se agravaron. El ratio de la deuda es hoy el 87%, la inflación se proyecta alrededor del 48%, la rentabilidad de las empresas no existe”.

Federico Villagra en Plural (1)

Finalmente reveló su decepción ya que no se entiende lo que están haciendo. “Sturzenegger escribió siete libros, Lucas Llach 4 libros, Prat Gay era un prestigioso economista del JP Morgan, son tipos que saben de economía por eso mi sorpresa, en la teoría los admiraba por su actividad en la academia, y después hicieron todo lo contrario. Estamos acorralados, en un laberinto de difícil corrección en el mediano plazo, las empresas están quebrando, y si el sector público redistribuye lo del sector privado, si cae la actividad el 0,5%, esto es terminal”.

Ayer, después de su participación en Plural, el licenciado Villagra volvió a insistir con la difusión de datos económicos desde la realidad cotidiana de la gente, especialmente de la clase media. Publicó: “Los cuadernos de la gente”, un título sugestivo que alude a cortinas de humo y desoculta lo que está oculto en los medios hegemónico, la caída de la clase media.

Anuncios