El Presupuesto Provincial tendría mañana dictamen de comisión. Aunque estima erogaciones por 68,4 mil millones de pesos, con todo realismo tomará el contexto de volatilidad de las variables macroeconómicas tal como lo vino sosteniendo el diputado Rodríguez. Por eso se remarcará que no deberá considerarse en función de números fijos sino números estimativos. De todos modos, el diseño elaborado por el Ejecutivo, introduce certezas al sostener el porcentaje de distribución de los recursos privilegiando la Educación y la Salud sin descuidar el Desarrollo de la Economía.

Posadas (lunes, 8 de octubre) El Presupuesto Provincial para 2019 tendría mañana dictamen de comisión. Después del exhaustivo análisis, área por área de Gobierno, como no se hace en otras legislaturas del país, la comisión que preside Marcelo Rodríguez, decidió incrementar las estimaciones elaboradas en el proyecto por el Ejecutivo de 67,2 mil millones a 68,4 mil millones de pesos. La mitad de lo estimado por el ministro Adolfo Safrán que calculó en 3 mil millones el desfasaje entre las previsiones realizadas a fines de septiembre con relación a las de junio cuando se giró el proyecto del Ejecutivo al Legislativo.

Sin embargo, tal como lo sostuvo durante el debate el diputado Rodríguez, el Presupuesto no deberá considerarse en función de números fijos y determinados sino números estimativos de este momento que obligatoriamente deberán ser modificados de acuerdo con las variaciones de la economía en un contexto cambiante como principio de emergencia reconocido y establecido por el Poder Ejecutivo Nacional. El dictamen seguramente hará mención a la crisis económica financiera subyacente en la corrida cambiaria iniciada en abril y que no sólo elevó la cotización del dólar de 20 a 40 pesos, sin que generó incertidumbre en la evolución de los indicadores macroeconómicos, resultado de las medidas que toma el gobierno nacional a los que se suman las condicionalidades impuestas por el FMI que tiene una intervención directa en el Banco Central. Si la Cámara pretende sancionar un Presupuesto realista, la ley deberá forzosamente tomar en cuenta las oscilaciones imprevisibles que en este momento puede estar sujeta la economía Argentina dados los cambios en la cotización de las divisas extranjeras, en los niveles crecientes de inflación y situación de recesión que el país pueda afrontar.

La paradoja de la “previsibilidad”

Como se vino reflejando en este medio, el dictamen del Presupuesto 2019 que seguramente tendrá mañana el voto positivo de todo el arco de representación política en el Parlamento, y la presentación del proyecto elaborado con mucha anticipación por el Ejecutivo misionero, tienen el objetivo que hubo de ser anunciado por Hugo Passalacqua de “defender una premisa fundamental: previsibilidad”.

¿Previsibilidad? ¿Ante la volatilidad de la macro? Parecería una paradoja, pero el contexto, los representantes admiten que las determinaciones del Presupuesto no pueden ser fijas, pero la previsibilidad no está en la precisión de los números, sino en la distribución de los recursos que ingresen para sostener los servicios de Salud y Educación y en la concepción del rol del Estado, que en la crisis viene estando presente en el frente social pero a la vez hasta subsidiando el consumo y la inversión a través de políticas activas. El Gobernador lo marcó con toda claridad en el mensaje “sosteniendo nuestra concepción misionerista, tenemos un estado provincial fuerte, responsable, organizado y con las cuentas equilibradas; y ello es así porque en lo fiscal seguimos el mandato de nuestro espacio político, como lo venimos haciendo desde 2003”.

Estimando recursos

El dictamen que será puesto a consideración mañana en la Comisión de Presupuesto mantiene el mismo porcentaje en distribución de los recursos. Educación tiene previsión por 21 mil millones de pesos y Salud por 10,1 mil millones. Si bien el gasto social tiene destinado el 57% de recursos el diseño del Presupuesto, que es un plan de gobierno, destina también al Desarrollo de la Economía, 10,6 mil millones de pesos.

Como lo señaló el ministro de Hacienda cuando expuso en Diputados, la estimación de los recursos tiene en el ajuste nacional un frente de negociación, pero también uno más grave que es el impacto de la recaudación, tanto nacional como provincial por la recesión. Con todo realismo reveló que cada caída de un punto en el PBI genera una caída de ingresos al Estado misionero del orden de los 510 millones de pesos.

En este contexto, la incertidumbre no está en el destino de los gastos sino en la suerte que correrán los recursos.

En el dictamen que será puesto a consideración mañana, los recursos se estiman, en números redondos en 54,8 mil millones de pesos. Como las erogaciones fueron estimadas en 68,6 mil millones la necesidad de financiamiento, que es la diferencia se estima en 13,8 mil millones de pesos. Los 54,8 mil millones estimados de ingresos totales, 10,3 mil millones serían de jurisdicción provincial y 43,7 mil millones de jurisdicción nacional que recauda por delegación provincial y después transfiere automáticamente entre los que más dimensión tiene es por  coparticipación.

El interrogante para el año próximo está puesto en lo que se llama necesidad de financiamiento, que no son créditos como sugeriría el lenguaje de los contadores, sino que incluye desde el Fondo Especial del Tabaco que también es un giro automático, o debería serlo ya que no pertenece a la Nación sino que es de los tabacaleros, el Fondo de Incentivo Docente, que el año que viene se mantendrá pero nominalmente sin acompañar a la inflación, y fundamentalmente incluye los programas para el Iprodha y Vialidad y los destinados a Salud, que en 2019 serán recortados sin miramientos.

El Poder Legislativo  

Simultáneamente tendrá dictamen el Presupuesto de la Cámara de Representantes de Misiones fue estimado en 825 millones de pesos para 2019. Hay que destacar que representa el 1,2% del gasto público y el 0,1% del PBG. Es el costo de la democracia que hay que contraponer con el costo de la dictadura: endeudamiento que trasfiere poder al sector financiero y condiciona a los gobiernos, destrucción de la industria nacional, herencias como el monopolio en los medios de comunicación y retroceso cultural a la legitimación del odio a las diferencias.

comision de presupuesto 2018 (2)

 

Anuncios