“No nos une la nostalgia, nos une la esperanza. Hoy nos convoca un sueño como el de Alfonsín, de no bajar los brazos en la lucha por la igualdad y la democracia social”. Estas palabras de Stolbizer, del GEN, resumen el espíritu del acto de Encuentro Progresista de construir una alternativa fuera de grieta con el radicalismo de Alfonsín y el socialismo de Lifschitz, además de referentes sociales como Tumini y de la cultura como Beatriz Sarlo, Alejandro Katz y Facundo Manes. Randazzo envió una representante y Vanguardia de Misiones estuvo presente.

Ciudad Autónoma (viernes, 2 de noviembre. Enviado especial) “Se está logrando lo que ya teníamos en Misiones con Vanguardia Radical”, sostuvo aquí la diputada (MC) María Losada después de participar del acto de Encuentro Progresista que mostró unidos a Ricardo Alfonsín, Margarita Stolbizer y al gobernador socialista de Santa Fe, Miguel Lifschitz.maria losada encuentro progresista nov18
El acto celebrado en el Palacio Alsina fue formalmente convocado para celebrar la consagración de Raúl Alfonsín el 30 de octubre de 1983 en las elecciones que marcaron el rumbo de la recuperación de la democracia en nuestro país. Un verdadero hito histórico que encuadró la profunda significación de lo que se puede considerar el primer acto político de Encuentro Progresista, con los tres referentes de la política a los que se sumaron dirigentes sociales como Tumini. Convocada con la consigna “Los desafíos de la construcción de una agenda progresista para la Argentina”, la cita partidaria comenzó con una apertura de un grupo de jóvenes políticos que resaltaron la figura del ex mandatario y continuó con una charla introductoria de la ensayista Beatriz Sarlo y el sociólogo Alejandro Katz. Tras el debate, se proyectó un video con imágenes del ex presidente radical, y entre aplausos los ex legisladores y el gobernador socialista subieron al escenario del Palacio Alsina, repleto de militantes del PS, el GEN y radicales, algunos con las tradicionales boinas blancas.
También hubo algunos saludos políticos. Al inicio de la actividad, se mostraron mensajes de dirigentes como el neurólogo Facundo Manes, Pablo Micheli, Humberto Tumini y Mario Mazzitelli, entre otros. Del acto participaron también el presidente del partido socialista, Antonio Bonfati, y el legislador porteño Roy Cortina, entre otros.
El nombre del futuro presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sonó varias veces a lo largo del encuentro. “No es un hecho aislado, es un riesgo”, se encargó de advertir la líder del GEN.
Lo mismo hizo Katz cuando admitió que no es fácil armar una agenda progresista. “Veo que es más fácil armar una agenda fascista”, reconoció. E hizo alusión a Bolsonaro, pero también su par estadounidense, Donald Trump. Dicho esto, alentó a que sea el progresismo el que tome las banderas.
Para Sarlo, la agenda progresista debería incluir tres reformas una impositiva; una del Estado, que incluya una carrera en la administración pública y una de los sindicatos. Y le agregó un cuarto punto: consciencia de la cuestión ambiental.

Construir la unidad nacional

“Para salir de la crisis hay que recuperar la esperanza. Hay que construir una coalición que no sea anti sino a favor. El país necesita que todos tiremos juntos para el mismo lado, priorizando el desarrollo sustentable, la producción, el trabajo y la inclusión social. Un espacio nuevo y plural”, expresó Lifschitz.
Es necesario construir una Unidad Nacional contra el poder de los mercados, contra los privilegios, la corrupción y las mafias, y también contra la violencia y el narcotráfico. No se puede dejar al pueblo sin una alternativa progresista a nivel nacional, ni dejarle a la derecha esa responsabilidad y esa tarea”, resaltó el gobernador.
“En el siglo XXI seguimos ensayando las recetas que fracasaron en el siglo XX. Cambiemos fue una exitosa coalición, pero sin proyecto. Hoy tenemos la certeza de que la famosa revolución de la alegría ya no va a llegar, ni tampoco va a ser una realidad el modelo republicano que nos habían propuesto. Y no podemos quedarnos de brazos cruzados, mirando cómo la realidad social se degrada, cómo empeora la situación de los más vulnerables, cómo se va destruyendo las pequeñas y medianas empresas. No podemos seguir fracasando, cada fracaso representa un costo social incalculable”, enfatizó el socialista.
“Si bien durante su discurso el rosarino esquivó las definiciones, dejó en claro el llamado del espacio a formar “una nueva mayoría”, de la que separó de manera explícita al PJ y a Cambiemos. “No es el tiempo de candidaturas ni de lanzamientos, pero sí es el tiempo de construir las bases de un proyecto nacional para una democracia con poder”, dijo el gobernador, que llamó a generar “una representación” en 2019 aunque pidió “no generar coalición anti” y “salir de la grieta”. Junto a Margarita y Ricardo creemos en el rol de un Estado presente, en la calidad institucional. El Estado y las instituciones son las garantías de los derechos para los sectores populares. Apostamos firmemente por la ética pública como condición de la política y de gestión de gobierno, algo que se construye con una conducta ejemplar de quienes gobiernan”, concluyó Lifschitz.

La nostalgia y los sueños

Por su parte, Stolbizer, al hablar sobre la presencia de los tres políticos en el encuentro afirmó: “No nos une la nostalgia, nos une la esperanza. Hoy nos convoca un sueño como el de Alfonsín, de no bajar los brazos en la lucha por la igualdad y la democracia”.
“Si pudimos dar aquella batalla con la dictadura, podremos dar cualquier batalla que se nos ponga adelante. Hay que salir de la Argentina de los personalismos, necesitamos una democracia con organizaciones políticas. Hay que tener bien en claro que no crecen los países aplastando salarios, ni ajustando el presupuesto en educación, ciencia e innovación tecnológica. Y mucho menos crecen los países que le niegan a sus habitantes el derecho y el proyecto de un futuro digno”, remarcó la ex legisladora nacional.
Asimismo, Stolbizer señaló que “hay que construir la unidad en base a las diversidades, con la obligación de pensar en un nuevo sueño y este es nuestro tiempo: el tiempo de la construcción de una Argentina con Igualdad, honrando lo que Alfonsín nos enseñó, garantizando los derechos, sin la dominación de unos sobre otros”.
Stolbizer, sin dar nombres, le tiró un “palito” a la diputada Elisa Carrió cuando aseguró que desde su espacio rechazan que la pobreza se resuelve con propinas de los ricos a los pobres. Hace unos meses, Carrió había pedido a la clase media que dé propinas y changas. También apuntó contra el secretario de Ambiente, Sergio Bergman, cuando recordó que la última vez que se lo vio en escena fue en un aeropuerto de Chile, comprando televisores que eran “más grande que él”. Asimismo pidió llamar a las “cosas por su nombre”, al aludir al actual secretario de Trabajo, Jorge Triaca. Consideró que no fue un “error” haber insultado a su empleada doméstica, ni haberla tenido en negro, como dijo en aquel momento el jefe de Gabinete Marcos Peña

Las deudas son de los políticos

Por su parte, Ricardo Alfonsín, destacó que “hacer políticas desde concepciones progresistas siempre fue difícil, organizar la sociedad desde la defensa de valores fundamentales que tienen que ver con el reconocimiento de la dignidad de las personas”.
“A los argentinos nos costó sangre, sudor y lágrimas terminar con la dictadura, por eso festejamos. Pero también es momento de reflexionar sobre las deudas pendientes. Pero teniendo en claro que la democracia no gobierna y no tiene deudas. Porque las deudas son de los políticos, de los gobiernos, cuyas decisiones influyen directamente en la sociedad”, aseguró el ex legislador nacional.
En la misma línea, Alfonsín resaltó que “en Argentina tenemos deudas en materia de justicia social, de igualdad, o en el hecho de que millones de compatriotas no pueden tener derechos que son fundamentales para poder vivir con dignidad”.
Por último, afirmó que “en estos 35 años el país no ha podido salir del subdesarrollo, por eso, se hace necesario poner en marcha en la Argentina una segunda transición, ya no de la dictadura a la democracia, esta vez tiene que ser del subdesarrollo al desarrollo”.

Losada y la experiencia de Vanguardia

María Losada que estuvo presente en el acto y, desde antes, en la cocina de su realización, destacó el llamado de los tres oradores a construir un gran acuerdo entre los partidos políticos y evitar la desideologización de la sociedad para considerar que debe ampliarse a los sectores sociales. Destacó que en ese sentido la experiencia de Vanguardia en Misiones constituye un antecedente de la estrategia al plantear el frente con Trabajo y Progreso que tiene la impronta del empresario Wipplinger y el UNA con la presencia protagónica de los sindicatos. Reflexionó al respecto que fue quizá un planteo antes de tiempo cuando todavía en el imaginario se polarizaban las expectativas entre la Alianza Cambiemos y la resistencia del kirchnerismo. Pero insistió en que un acuerdo nacional debe incluir en la mesa al Capital y al Trabajo.
“Es cierto que encuentro Progresista es una convocatoria que apela a la racionalidad del votante” respondió a una pregunta referida al contexto contaminado por el duranbarbismo de promover el odio para después apelar a los sentimientos más primarios en la campaña electoral. “Es cierto –reiteró- que hay una propuesta para salir de la trampa de la grieta, pero también –y lo remarcó, hay una interpelación desde las emociones”. En tal sentido nos hizo ver que la inmensa mayoría de los participantes del acto eran jóvenes abriéndose a la participación que contrastaba con la dirigencia de las primeras filas claramente de la franja etaria superior a los 50. Losada vio en los jóvenes una reacción al peligro que encierra la consagración de Bolsonaro en Brasil. “Hay que incorporar la agenda de los jóvenes –subrayó Losada- y la cuestión ambiental y educativa son fundamentales”, para recordar la gestión parlamentaria de Vanguardia en la provincia. Recordó los proyectos presentados, por ejemplo para prohibir los agrotóxicos y proteger los bosques nativos. Denunció en este contexto que la deuda que está contrayendo el gobierno de la Alianza Cambiemos con el sector financiero está calzada con la garantía de los recursos naturales.
Después de explayarse en analizar los efectos sociales regresivos de las políticas neoliberales del gobierno nacional, reveló que la presentación del espacio Encuentro Progresista como alternativa electoral está decidido pero todavía se encuentra en la fase de reunir masa crítica para afirmarse en el escenario con el perfil constructivo que se pretende.

maria encuentro progresista noviembre 2018 6

maría encuentro progresista noviembre 18

Anuncios