El presidente de Apicofom, Gillermo Fachinello, manifestó el estado de situación por el que transita el sector maderero y puntualizó las necesidades planteadas al gobierno nacional. Mejora de tasas para el financiamiento, aplicación del mínimo no imponible a todo el sector y eliminación de las retenciones a las exportaciones.

Eldorado (lunes, 25 de febrero). El presidente de la Asociación de Productores Industriales y comerciantes Forestales de Misiones y el Norte de Corrientes (Apicofom) Guillermo Fachinello planteó un panorama complicado para el sector maderero. Pidió que el gobierno nacional elimine las retenciones a las exportaciones y que todo el sector este incluido en el mínimo no imponible, de 17.500 pesos, anunciado por el presidente Mauricio Macri días pasados.
El empresario se manifiesta sobre la reactivación del sector mediante la construcción de las 850 viviendas de madera que acordó el gobierno nacional con el de la provincia de Misiones. Además de la licitación del banco Nación para la construcción de casas de madera en las provincias de Buenos Aires; Chaco y Santiago del Estero
Fachinello mantuvo una entrevista con Alejandro Spivak para misionesplural.net y Radio Spika104.5 de Eldorado. Aquí el reportaje:

¿Cómo califica la situación por la que está atravesando el sector maderero en general y en particular en Misiones?
Estamos con un panorama complicado, prácticamente en crisis, en Misiones nos estamos juntando con funcionarios del gobierno provincial, tenemos previstas reuniones con los ministros del Agro y de Hacienda para ésta semana. En tanto que, por separado venimos dialogando con el gremio para paliar la crítica situación que estamos pasando. Apicofom acordó con el gobierno nacional la construcción de viviendas de madera en las provincias de Buenos Aires; Chaco y Santiago del Estero. Esto es un granito de arena dentro de la crisis que estamos viviendo, pero sirve.

¿Al estar lejos de los grandes puertos la situación se complica aún más?
Sí. Desde el sector solicitamos al gobierno nacional que analice los costos de logística. Logramos el mínimo no imponible para algunos sectores, falta solucionar lo que al terciado se refiere, desde el gobierno nacional nos dijeron que en los próximos días se iba a incorporar. Pero habrá que esperar que cumplan.

¿Qué planteo le hicieron al gobierno nacional en las mesas forestales respecto a las retenciones en las exportaciones?
Un dólar entre 38 y 40 pesos seduce para exportar. El problema son las retenciones. Desde el sector maderero le solicitamos al gobierno nacional que nos elimine los tres pesos por dólar de retención a las exportaciones y tasas acordes para competir porque ambas cosas ocasionan que se limiten y nos hace perder mercados exportables. Otro tema que encarece es la burocracia en los puertos.

¿Hacia qué países se está exportando madera misionera?
Desde Apicofom abrimos mercados en España, Italia y Centroamérica. Se enviaron muestras y algunos socios ya están exportando, pero con números muy ajustados.

Usted mencionó la palabra crisis. ¿Empresarios madereros están cerrando puertas o despidiendo personal?
Hay empresas en crisis preventiva. Desde Apicofom estamos tratando que no cierren empresas ni que se despida personal.

¿Cuál es el rubro más complicado?
Creo que el más complicado son los aserraderos más chicos. Los aserraderos que no tienen la posibilidad de exportar. A lo que se le suma la caída drástica del poder adquisitivo, el mercado interno está planchado y sin muchas expectativas que el sector repunte en los próximos meses. Los terciados están un poco más competitivos ante la medida del gobierno nacional de bajar los índices de importación.

El anuncio Mauricio Macri de elevar el mínimo no imponible a 17.500 pesos alivió un poco al sector maderero.
En principio sí. Nos sorprendió que no todo el sector sea alcanzado con esta medida. Espero que sea solo un problema burocrático.

En el caso específico de Misiones. Cómo vio la firma del convenio entre el gobierno nacional y el provincial para la construcción de más de 800 viviendas de madera…
Es un proyecto que venimos trabajando con Apicofom desde hace varios años. En breve se entregarán 540 viviendas de madera en Posadas con el aporte del 50 por ciento de parte de la nación y el otro 50 por ciento por parte de la Provincia. Además, nos estamos presentando en licitaciones del Banco de la Nación Argentina para la construcción de viviendas de madera en otras provincias.

¿Tiene cifras de cuánto bajó la producción y por ende la demanda interanual?
Sinceramente no. Pero le puedo decir que la consulta de los socios de Apicofom respecto a la situación es diaria y cada vez se los observa más preocupación por parte de los empresarios.

¿Cómo influye el aumento de los servicios? Principalmente el energético.
Primero quiero destacar el apoyo del gobierno de la provincia de Misiones; a través del gobernador Hugo Passalacqua quien instrumentó que el aumento del 25 por ciento que determinó el gobierno nacional se divida en seis cuotas del 4,16 por ciento mensual. Esta medida alivia al sector mucho, máxime que los madereros somos electro dependiente.

¿Cómo analiza la puesta en funcionamiento de los bitrenes?
En principio en la zona de Misiones y Corrientes iban a convertirse en un complemento con la habilitación de los puertos. Creemos que en los próximos meses se habilitará o el de Posadas (Misiones) o el de Ituzaingó (Corrientes). Hay corredores en el norte de la provincia de Misiones que para el transporte de rollos están habilitados. Existen inversiones importantes que se deben hacer en la compra de bitrenes por eso en este momento sólo son factibles para grandes empresas.

Usted tiene una Pyme. Con tasas que superan el 60 por ciento anual. Si tuviera efectivo en su bolsillo ¿Invierte ese dinero en la empresa o en el sector financiero?
Somos empresarios madereros. Tanto los socios de Apicofom como de Amayadap hicieron inversiones muy importantes. En mi caso particular nos unimos entre ocho y estamos por inaugurar una industria maderera con una inversión de unos 10 millones de dólares que pensamos inaugurar en junio próximo. Las Pymes no pensamos en otra cosa que en invertir a pesar de la difícil situación que estamos atravesando.

De mantener un diálogo a solas con el presidente Macri ¿Qué le plantearía?
Cada cuatro meses nos reunimos en la mesa forestal y le decimos muchas cosas, alguna de las cuales se cumplen, aunque no en el tiempo en que deseamos. En este momento le solicitaría la eliminación de las retenciones a las exportaciones; que alivie los costos laborales y que agilice la burocracia de los puertos.

 

 

 

 

AS – Misiones Plural