Desazón en la sala de Vacunación del Madariaga. Las madres se encuentran que hay faltantes de dosis para el refuerzo de los 15 meses contra el meningococo. Especialistas señalan que el 70% de los casos registrados con esa enfermedad afectan a menores de dos años. Faltan también vacunas antigripales y se privilegia a las embarazadas.

Viernes, 17 de mayo de 2019. Diálogo registrado esta mañana en la sal de Vacunación del Madariaga ubicada en el acceso de la avenida López Torres:
Enfermera: No tenemos existencia señora”
Madre con hija en brazos: ¿Qué hago, le toca el refuerzo de los 15 meses?
Enfermera: “Señora, no nos llegaron. Pruebe en el Hospital de Pediatría ayer tenían.
Madre: Pero le toca el refuerzo. Acá tengo el calendario…
Enfermera: No puedo vacunar si no tengo vacunas. Pruebe en el Hospital y si no va a tener que comprarla.
El refuerzo que le correspondía a la niña de 15 meses de edad es la tercera etapa de la vacuna contra el meningococo.
El episodio da la razón a la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) que viene advirtiendo que el ex ministerio de Salud, ahora Secretaría, no está cumpliendo en tiempo y forma con la provisión de vacunas incluidas en el calendario obligatorio, que asegura la cobertura sanitaria de la población.
La entidad no deja de expresar su “profunda preocupación” por la situación que atraviesan varias provincias, que no cuentan con la cantidad de dosis suficientes para satisfacer la demanda, algo que “impacta negativamente en la confianza de la población en el sistema de salud”.
El secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, reconoció que hay faltantes en la meningocócica y la de la varicela, argumentando que hubo problemas con el productor, pero al mismo tiempo responsabilizó a la población por la caída del índice de vacunación afirmando que “la gente relajó sus hábitos”. Admite así, sin proponérselo que no se invierte en las campañas necesarias para hacer conscientes a los padres de la importancia de cumplir conb el calendario de vacunación para prevenir enfermedades severas que pueden causar discapacidades y hasta la muerte de menores. Los padres deben estar convencidos de que la mejor manera de proteger la salud de sus hijos es colocarle todas las vacunas recomendadas.
La madre que hoy se fue frustrada del Madariaga, pareciera tener más conciencia que las autoridades nacionales que incluyen las vacunas en las planillas de gastos para bajar con el propósito de lograr equilibrio fiscal.
En la sala del Madariaga hay también faltante de vacunas antigripales. La enfermera del diálogo, que carga en su cuerpo los lamentos de la gente, informaba hoy que tiene dosis limitadas y que había una orden de privilegiar a las embarazadas.
El diputado Martín Sereno pidió la semana pasada informes sobre los alcances del ajuste realizado por la Nación. Afirma que desde “el 23 de abril al 3 de mayo del corriente año, se aplicaron unas 28.857 dosis de la vacuna antigripal 2019 en Misiones. La población objetivo a inmunizar es de 238.152 misioneros. Mayores de 65 años y personal de salud son los grupos con mayor cobertura para antigripal a la fecha; el Ministerio de Salud Pública de Misiones recibió a la fecha 138.240 vacunas para la campaña 2019, esto es faltante de 100.000 vacunas, lo que se traduce en menos protección en la salud de las personas en Misiones”.
El tema es preocupación generalizada. La Defensoría del Pueblo de la Nación instó a la Secretaría de Salud de la Nación a “tomar las medidas necesarias para cumplimentar el Calendario Nacional de Vacunación debido a reclamos informados por faltantes de vacunas en cinco provincias”.
También pidieron “explicaciones” sobre las razones que “impidieron el cumplimiento del plan de vacunación” para saber “si existe un recorte presupuestario en la partida de vacunas, específicamente, la Triple Bacteriana Acelular, la Antimeningocócica y la Sabin”.
La enfermedad meningocócica, aunque tiene una baja incidencia, de 0,35 cada 100.000 personas, el 70% de los casos registrados aparecen en menores de dos años, y sobre todo en menores de uno.
Entonces las vacunas de los tres, cinco y quince meses apuntan a la edad en la que aparecen los casos.

 

 

 

 

 

foto: ilustrativa de internet