El Pays presentó un proyecto de Verificación Técnica Escolar para garantizar el buen estado de los edificios de estudios de Misiones. Admiten desde la Provincia que el Gobierno de la Nación no envía fondos ni recursos para Educación desde 2015. La Provincia sostiene el ciento por ciento de las inversiones escolares, en todos los rubros.

Martes 9 de julio de 2019. En la reunión de La Cámara de Representantes de Misiones analiza la creación por Ley de la Verificación Técnica Escolar (VTE), con el objeto de establecer políticas destinadas a fomentar la implementación de herramientas de seguridad que sean idóneas para protección y resguardo psicofísico de estudiantes y de personal docente y no docente de todos los establecimientos del sistema educativo provincial.
Se trata de una iniciativa del diputado del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, que impulsó la medida preocupado por las condiciones edilicias de varios establecimientos escolares.
La semana pasada, la comisión de Obras, Transportes y Servicios Públicos de la Legislatura misionera (foto principal) aprobó esta iniciativa que ahora espera su debate en el recinto parlamentario.
Sereno indicó que solicitan la Verificación Técnica Escolar “porque tenemos un 25 por ciento de población campesina y rural y al recorrer colonias y chacras nos encontramos con escuelas rancho y otras construidas por los padres, muy precarias y que se caen a pedazos”, dijo, para recordar que también hay lugares donde los docentes suspenden las clases porque las paredes están electrificadas, hay problemas en techos y pisos; falta agua potable y baños adecuados, con tablones que se rompen, enumeró.
Pretenden institucionalizar la verificación de la calidad edilicia de las escuelas para garantizar que estén en buen estado.

“De 700 a 3000 escuelas de Nivel Inicial”

maidana

El presidente del Consejo General de Educación, Mauricio Maidana, destacó ante la comisión parlamentaria que aprobó el proyecto de Sereno, que la caída estrepitosa de los recursos nacionales durante los últimos años “son claves para analizar la situación edilicia de las instituciones educativas”, pero que también el sistema educativo de Misiones “creció muchísimo en los últimos años: pasamos de tener 700 salas de Nivel Inicial en 2002, a 3000 en la actualidad; de cien escuelas secundarias a más de 400; de diez escuelas especiales a tener 70; de 22 escuelas técnicas a casi 70. Esto, en el marco de los recursos educativos de la Nación a la provincia, que nos transfirió todas las escuelas nacionales”, dijo Maidana.
El funcionario de Educación también recordó que Misiones se hace cargo del cien por ciento de las inversiones en las escuelas desde 2015. Antes de esa fecha, la Nación licitaba obras de escuelas y cerca de 400 edificios escolares, recibían una línea de financiamiento directa desde el Gobierno nacional, además del fondo anual que ayudaba a cubrir refacciones de las instituciones. “Esos recursos dejaron de llegar y ahora la provincia debe responder por esta falta de recursos”.
Admitió, además, que tienen muchas necesidades: desde reparaciones menores a sustitución de edificios. Argentina tiene vigente la Ley de Financiamiento Educativo, que establece responsabilidades entre Nación y Provincia para financiar infraestructura, capacitaciones y salarios de docentes.
“Sin embargo, hoy la provincia asiste en solitario al mantenimiento de las escuelas, como con otras asistencias porque desde Nación no llegan los recursos”, reiteró el funcionario.

Flojos de papeles

En el plano de los condicionantes que tienen, Mauricio Maidana destacó también la situación dominial irregular de las escuelas como una de las principales dificultades. “Cerca de la mitad no tienen resuelto ese problema; así, el Estado no puede destinar recursos públicos a la mejora edilicia. Es un tema muy importante de discusión en la Comisión de Presupuesto durante estos años”.
El funcionario entiende que esto exige una partida presupuestaria para ir regularizando la situación de manera paulatina, pero en el marco de esta Ley es importante tener en cuenta que “el Estado no puede avanzar en la situación edilicia si no se tiene resuelto la cuestión dominial”, recordó.