El convenio suscrito entre el Inym y el Inta busca fortalecer el área de producción. Ofrecen trabajo a ingenieros agrónomos de hasta 35 años de edad, con poca experiencia laboral o recién egresados, preferentemente de las carreras de Agronomía de la región, indicaron.

Martes 6 de agosto de 2019. El convenio suscrito entre el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) pretende alcanzar el asesoramiento integral y personal a los productores, con la intención de optimizar el rendimiento en las plantaciones de yerba mate.
La firma de este acuerdo tuvo lugar el viernes 1 de agosto de 2019 entre el presidente del Inym, Alberto Tomás Re; el titular del Inta, Juan Balbín, y el director ejecutivo de la Fundación ArgenINTA, Hugo Aníbal García.
Las instituciones asignarán en forma conjunta recursos humanos y financieros para acercar asesoramiento y capacitación integral a los agricultores y a jóvenes, en la zona productora (Misiones y Corrientes), de forma tal que les permita mejorar el rendimiento y el trabajo en los yerbales, desde el suelo hasta técnicas de cosecha. Además buscan que puedan superar problemas de organización, recursos, acceso a crédito y comercialización del producto, informó un parte de prensa del Inym.
Para estos objetivos, el Inym contratará técnicos (ingenieros agrónomos de hasta 35 años de edad, con poca experiencia laboral o recién egresados, preferentemente de las carreras de Agronomía de la región), quienes en cada una de las 17 agencias del Inta, junto a personal de la institución, tendrán la tarea de formar grupos de productores para iniciar los trabajos.
Una vez consolidado el equipo técnico y los grupos de productores con los que trabajarán, el próximo paso será realizar un diagnóstico físico – productivo y ambiental en los predios con yerba mate (incluido análisis físico químico de los suelos) y a partir de esa información, la definición de la asistencia que se propondrá para mejorar la productividad.
La asistencia y la mejora en cada predio desembarcará con la implementación de programas productivos que tienen y tendrán el Inym e Inta, con visitas periódicas de los técnicos, con parcelas demostrativas y/o ensayos con tecnologías mejoradas junto a los equipos de investigación de las instituciones, la implementación de una red de pluviómetros en coordinación con el grupo de clima de la Estación del Inta de Cerro Azul, una red de monitoreo de plagas y enfermedades, acompañamiento para acceder a financiamiento, entre otras acciones.

Beneficiarios

La iniciativa se denomina Programa de Asistencia Técnica a Pequeños Productores Yerbateros (PATePY) y está destinado a quienes no superen una cosecha de 60 toneladas de hoja verde por año, preferentemente aquellos que se encuentren por debajo de la producción media por hectárea, que tengan como actividad principal de renta la producción primaria de la chacra, que utilicen en gran medida mano de obra familiar, bajos ingresos y preferentemente si están vinculados a alguna cooperativa.
Para acceder a este beneficio, el productor deberá estar inscripto en el Inym y haber comercializado hoja verde en alguno de los dos últimos años calendarios, entre otros requisitos, informaron.