La Ley nacional de Góndolas tiene media sanción después que Diputados de la Nación aprobó el proyecto este lunes. En Misiones, una normativa similar espera su aplicación a más de dos años que se convirtió en Ley. Ambas normativas -con diferencias- buscan favorecer la competencia e impulsar las producciones de pequeñas y medianas empresas.

Jueves 21 de noviembre de 2019. El proyecto de Ley de góndolas tiene media sanción en la Argentina. Esta propuesta, que a grandes rasgos busca equidad en los supermercado y favorece la competencia de producciones de pequeñas y medianas empresas nacionales, obtuvo este miércoles media sanción por unanimidad en la Cámara de Diputados. Cuando se convierta en Ley, regulará la competencia de marcas en las estanterías de los supermercados y evitará –aseguran- prácticas monopólicas.
En Misiones, la propuesta del entonces diputado Hugo Escalada se convirtió en Ley en 2017, cuando la Legislatura aprobó la norma que establece que las cadenas comerciales deben promocionar y exhibir productos de origen misionero, cubriendo al menos el 20 por ciento del espacio de las góndolas. De todas maneras, esta medida que también pretendía ayudar a controlar la inflación, todavía no entró en vigencia.
Pero en el ámbito nacional, esta Ley se presentó como una iniciativa para promover la competencia y equilibrar la llegada a las góndolas de productos que no sean solamente de grandes empresas (prevé un cupo de hasta el 30% del espacio disponible por empresas en las góndolas compartidas con productos iguales o similares) y también manda que en góndolas, islas de exhibición y exhibidores más próximos a las cajas de cobro, haya por lo menos el 50% de productos de pequeñas y medianas empresas. En Misiones, la ley estableció al menos un 30 por ciento –sean alimentos o no- de producción misionera.
El proyecto que avanzó este miércoles en la Cámara de Diputados de la Nación obliga a los supermercados a ofrecer un mínimo de cinco proveedores de un mismo producto por góndola y como novedad, avanza también sobre las ventas virtuales y no sólo sobre los supermercados físicos tradicionales. También prohíbe el alquiler de espacios preferenciales ya que la considera una práctica de “exclusión anticompetitiva”. Para los productos de menor valor establece que no podrán estar ubicados en sectores de poca visibilidad sino a “una altura equidistante entre el primer y último estante” de la góndola.
Si bien la Ley tiene media sanción, no establece la lista de productos que estarán comprendidas dentro de esta normativa pero se estima que serán los alimentos y productos de mayor demanda.

En Misiones no hay continuidad

En una entrevista reciente con Misiones Plural, la ministra de Agricultura Familiar de esta provincia, Marta Ferreira, estimó que la ley de Góndolas no se cumple en Misiones porque los productores no pueden garantizar ni la cantidad ni la continuidad de los productos, al menos de aquellos alimentos que provienen del sector. De todas maneras la ley dice que el porcentaje será de acuerdo con la capacidad de los productores.
Ahora, con la reciente Ley de Emergencia Alimentaria, donde se prevé que los agricultores familiares sean los proveedores en forma directa y sin intermediarios -entre los comedores y los municipios- la Provincia asegura un círculo de beneficiarios entre el productor y los organismos que sostienen los comedores que servirán de soporte territorial para contrarrestar la falta de alimentación y de nutrición que afecta a sectores considerados vulnerables, como la infancia y la tercera edad, por citar ejemplos.
Con ello, se aleja del espíritu de la ley Provincial de Góndolas la provisión de frutas y verduras a los mercados y supermercados, de parte de los productores misioneros, en los porcentajes de pero pero aún así, podrían incorporar porcentajes mínimos, que no lo hacen. Quedarán los otros rubros de producción misionera que deberían estar en al menos un 20 por ciento de lo que se ofrece en los negocios que venden a través de góndolas.
Uno de los aspectos que el autor del proyecto tuvo en cuenta fue que las cadenas multinacionales o nacionales que operan en Misiones sacan las ganancias hacia afuera del mercado local y por lo tanto, la Ley los obliga a tener en venta los productos misioneros, lo que implicará, como valor extra, la reducción del impacto socioeconómico que genera a la provincia.
Mencionó como ejemplo la incorporación de los muebles para el hogar que desarrollan los pequeños empresarios e incluye al sector metalúrgico, artesanal y otros que llevan adelante tanto las empresas como las pymes, movilizadoras y desarrolladoras de regiones a través de la generación depuestos de trabajo.
La autoridad de aplicación de la Ley de Góndolas es el Ministerio de Acción Cooperativa, Mutual, Comercio e Integración de la Provincia.

Ilustración de portada: fotografía temática tomada de Internet.