Los representantes argentinos en el Parlasur prorrogarán sus mandatos posiblemente hasta 2023. Lo decidió el pleno del organismo en sintonía con los fallos de la Justicia argentina que en octubre pasado obligó al gobierno nacional a restituir las dietas presupuestadas y exigió convocar a elecciones que no se podrán realizar antes del 2021. El Parlasur como voz de los pueblos en la diplomacia argentina, fue silenciada por el gobierno anterior y aunque Alberto Fernández no se pronunció sobre el tema, en el discurso de ayer ante la Asamblea Legislativa definió la necesidad de construir una agenda en común con Brasil y apeló a Perón para señalar que así como nadie puede realizarse en un país que no se realiza, de la misma manera ningún país podrá realizarse en un continente que no se realice.

Miércoles, 11 de diciembre de 2019. El Parlamento del Sur, en reunión plenaria, decidió dar continuidad a los actuales parlamentarios de la Argentina, hasta tanto se produzca la renovación de las bancas en los términos que lo determina la legislación de nuestro país. Es decir que los diputados consagrados en 2015 por los distritos, como Cecilia Britto por Misiones, y por las listas partidarias, como Julia Perié, prorrogarán mandatos hasta tanto se convoque a nuevas elecciones.

Britto perie
Julia Perié y Cecilia Britto

La decisión del Paralsur es un mecanismo de preservación de las representaciones nacionales y se aplica para que en casos excepcionales como el registrado en la Argentina por la negativa del gobierno de Mauricio Macri a convocar a elecciones, como debió hacerlo este año, ningún país del Mercosur se quede fuera del organismo que se introdujo con el propósito de potenciar las representaciones populares en el espacio común que constituyeron los países de la región.
Esta decisión del Paralsur tiene sustento político y jurídico en el fallo de la Cámara Nacional Electoral que el pasado 23 de octubre no sólo le ordenó al Gobierno convocar a elecciones para representantes del Parlasur, sino que también rechazó la suspensión de las dietas de los legisladores de ese cuerpo que había dispuesto la administración de Macri al comienzo de su gestión. En el fallo le dio la razón al parlamentario Alejandro Karlen que había demandado al Estado a través de un amparo. La jueza María Servini había sentenciado que las partidas para sueldos y viáticos debían ser incluidas en el Presupuesto, pero el Ejecutivo apeló y acusó a la magistrada de “exceso de jurisdicción”. Los fallos fueron apoyados por la fiscalía y ambos datan de octubre y noviembre de 2016. Los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía recordaron que ellos mismos ordenaron ese año que los conceptos debían ser solventados de acuerdo al Protocolo Constitutivo del Parlasur, algo que había quedado dilatado de manera indefinida.
La cuestión jurídica se desprende del Reglamento del Parlamento del Mercosur en la sección segunda –Derechos y Obligaciones- que en el punto 1 del artículo 12 prescribe que “los Parlamentarios y Parlamentarias permanecerán en funciones hasta la apertura de la primera sesión del Parlamento del siguiente período parlamentario de las elecciones en las que resulten electos sus reemplazantes”. Al estar ese acuerdo homologado por el Congreso con fuerza de ley, y no habiéndose convocado la elección como destacó la CNE al contrario de lo que indicaba la norma en vigencia, los actuales representantes tendrían legitimidad para continuar. Incluso, porque la ley lo prescribe así, hasta las próximas elecciones generales de 2023, ya que deben acompañar las presidenciales.
En sintonía con el discurso de Alberto F
Es posible, y muy probable, que el presidente Alberto Fernández sostenga la decisión del Parlasur al menos hasta el 2021 cuando se convoquen a las elecciones parlamentarias en la Argentina. Más allá de las cuestiones jurídicas, en el discurso pronunciado ayer ante la Asamblea Legislativa, el flamante Presidente destacó que pretende establecer una “diplomacia comercial dinámica que sea políticamente innovadora. Por eso en materia de relaciones internacionales, pondremos en marcha una integración plural y global”. Adelantó que la Cancillería “estará concentrada en conquistar nuevos mercados, motorizar exportaciones, generar una activa promoción productiva de inversiones extranjeras directas, que contribuyan a modificar procesos tecnológicos y a generar empleo”.
Y ante el proceso de globalización, subrayó primero la necesidad de insertarse en el mundo pero defendiendo los intereses nacionales, y recordó que Perón sostenía la tesis de la integración regional. “Vamos a robustecer el MERCOSUR y la integración regional, en continuidad con el proceso iniciado en 1983 y potenciado desde 2003”, enfatizó para revelar la necesidad de construir con Brasil, una agenda ambiciosa, innovadora y creativa, en lo tecnológico, productivo y estratégico, que esté respaldada por la hermandad histórica de nuestros Pueblos y que va más allá de cualquier diferencia personal de quienes gobiernan la coyuntura”.
Es el esquema en el que los representantes de los pueblos de los países de la Región, adquieren voz propia en organismo como el Parlasur.

 

 

 

fotos: Flickr Parlasur