El Intendente denunció la gravedad económica y patrimonial del municipio que dirige desde el 10 de diciembre. Priorizará el pago de sueldos y analizarán cómo afrontar los pagos de las deudas. El Concejo Deliberante autorizó la Emergencia en una sesión especial.

Lunes 23 de diciembre de 2019. A partir de un pedido del intendente de San Vicente, Sergio Fabián Rodríguez, el concejo Deliberante de la ciudad declaró en una sesión extraordinaria la Emergencia Económica y Financiera a causa del “pésimo” estado en que se encuentra la Municipalidad tras la administración del intendente saliente, Waldomiro “Valdir” Dos Santos, indicaron.
El pedido solicitó que la emergencia sea también administrativa pero el Concejo determinó que el Ejecutivo local cuenta con las herramientas legales suficientes para realizar las modificaciones requeridas a partir de las atribuciones que le otorga la Carta Orgánica Municipal.
La Ordenanza sancionada, establece la Declaración del estado de Emergencia Económica y Financiera en la totalidad de las dependencias centralizadas y decentralizadas del Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante de la Municipalidad. Y los faculta a reestructurar, orgánica, funcional y administrativamente, todas las áreas de sus dependencias a partir de la sanción de la Ordenanza.

Desorden e irregularidades

El concejal Roberto “Punchi” Rockenbach -del Partido Agrario y Social, del mismo espacio político que el intendente Rodríguez-, dijo que el patrimonio del Municipio está muy comprometido y que “entre vehículos y maquinarias detectamos problemas de papeles y de adulteraciones. El estado del parque vial es muy preocupante”, cuestionó.
En ese contexto justificó la Emergencia, “atentos al estado en que dejó el Municipio el ex intendente Dos Santos, sin dinero y con deudas, es imposible afrontar los gastos. Somos conscientes de la complicadísima situación que debe afrontar Rodríguez”, dijo.
El propio intendente Rodríguez informó que la Municipalidad está “en rojo y con 20 millones de pesos de deuda. Existe una precariedad total en todas las áreas, por donde se mire. En obras públicas las maquinarias están destruidas, sin mantenimiento, sin gomas y sin combustible. No tenemos posibilidad de otorgar ninguna ayuda social. Cerramos el Centro Integral Comunitario (CIC) hasta fin de año, porque está todo destruido. Donde tocamos vemos desastres. Y lo más preocupante es poder pagar los aguinaldos, porque no tenemos ni un peso en la caja”, expresó el alcalde.
Con la Declaración de Emergencia Económica, el Intendente podrá priorizar el pago de sueldos y relegar los pagos a deudores, además de reorganizar el municipio y analizar los contratos para estudiar cómo afrontarán las deudas.

Información y foto de Prensa del Pays.