La diputada provincial Giuliana Perini (foto) celebró la incorporación de 500 Promotores de Salud a la planta permanente del Estado. “Es es una mejora importante en la situación laboral de estos trabajadores”, dijo.

Jueves 2 de enero de 2020. La diputada provincial del Partido Agrario y Social, Giuliana Perini, valoró la decisión del Gobierno provincial de incorporar a 500 promotores de Salud Pública como contratados con relación de dependencia al régimen de la carrera sanitaria de Salud Pública y sostuvo que “es una primera conquista”.
La legisladora, a través de un comunicado de prensa de su espacio político, destacó además que desde el Pays acompañaron y aportaron a la lucha de esos trabajadores y trabajadoras.
“Celebramos esta noticia porque es una mejora importante en la situación laboral de estos trabajadores, que durante mucho tiempo estuvieron extremadamente precarizados, prestando sus servicios en condición de becados”, dijo.
Perini recordó que antes de asumir como diputada trabajó como promotora de Salud durante años, por lo que conoce muy bien la realidad del sector. Recordó que como legisladora presentó Proyectos de Comunicación a través de los cuales visibilizó esas problemáticas y reclamó mejoras laborales y salariales.
“El 10 de diciembre el gobernador Oscar Herrera Ahuad anunció esta medida, y después personalmente me dijo que tuvo en cuenta los proyectos que presentamos desde el bloque del Pays sobre la situación de los promotores”, manifestó.

“Un primer paso”

Entiende que se trata de un primer paso en la lucha por la reivindicación de los derechos del sector y advirtió que “aún hay muchas deudas pendientes”. En septiembre, un grupo de Promotores de Salud nucleados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) acampó como reclamo frente al Ministerio de Salud Pública, en Posadas, donde pidieron mejoras salariales y laborales.
La medida de fuerza duró una semana. Los trabajadores denunciaron que sus salarios estaban por debajo de la línea de indigencia y de pobreza y advirtieron situaciones de extrema precarización, hostigamiento e incertidumbre laboral.
La protesta se levantó cuando el exministro de Salud Pública, Walter Villalba, firmó un acta acuerdo con seis puntos, dos de los cuales hacían referencia a la situación de estos trabajadores.