El presidente Mario Abdo Benítez dijo que las fronteras seguirán cerradas hasta que los países vecinos controlen el coronavirus. Entiende la situación económica, y agradece a la población por el esfuerzo, pero las medidas son para preservar la salud de la población, dijo.

Martes 8 de junio de 2020. El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, descartó este lunes la pronta reapertura de las fronteras, al menos hasta que los países vecinos controlen la pandemia de coronavirus, dijo, desde el Norte de su país.
“No vamos a poder abrir las fronteras hasta que la propagación del coronavirus esté controlada en nuestros países vecinos y hermanos (por Brasil, Argentina y Bolivia) que están todavía con dificultades porque todo el esfuerzo que se vino haciendo podemos perder si permitimos la apertura de la frontera”, expresó.
Y pidió comprensión y disculpas aunque lo que está haciendo el Gobierno es para salvar vidas de inocentes, dijo, para agradecer también el esfuerzo que realiza en ese sentido el pueblo de su país, “con el sacrificio que está haciendo el pueblo en general y en especial las clases más vulnerables, los comerciantes y gastronómicos que reclaman mayor velocidad en el avance de las fases”.
El Presidente paraguayo también espera poder dar buenas noticias para el fin de semana, cuando prevé anunciar el cambio de fase de la cuarentena obligatoria (pasarían de la Fase Dos a la Fase Tres): “hoy tenemos números y vemos que hay posibilidad de seguir avanzando gracias al buen comportamiento de la ciudadanía”, dijo y agradeció a los medios de comunicación “que trasmiten nuestra preocupación para generar conciencia.
Entiende el reclamo de los habitantes de las fronteras pero la situación con Brasil, donde el coronavirus está descontrolado hace que mantenga el cierre de las fronteras, pese al devastador impacto en la economía y en el turismo de compras. “Sé que están pasando mal, están haciendo movilizaciones para la reapertura de frontera y los entiendo. A lo mejor esto nos obliga a fortalecer los valores auténticos que nunca debimos perder los seres humanos, que es la solidaridad, el amor al prójimo; el trabajo unido porque muchas veces las crisis son oportunidades para unir a nuestro pueblo sobre valores de solidaridad, de trabajo, de concordia”, expresó.
Paraguay contabilizaba 1.145 casos confirmados de coronavirus (10 en las últimas 24 horas), de los cuales 11 personas fallecieron (ninguna en el último día), 531 tenían la infección activa y 603 ya se curaron (28 nuevos), informó esta tarde el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.
Mientras tanto, un hombre de 57 años se convirtió en el primer enfermo de coronavirus en Paraguay en salir de terapia intensiva, donde estuvo dos semanas, y quedó en una sala de aislamiento común del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram).